Hoy miércoles 13 no fue un buen día para Mauricio Macri: se pinchó el globo del funesto acuerdo de libre comercio entre la UE y AL, y la gente salió a la calle a oponerse a la votación "exprés" de la reforma previsional en el Congreso.

______________________




La reforma previsional que quiere el gobierno de Macri ilumina con inigualable nitidez el carácter groseramente clasista de su gobierno. La mal llamada “reforma”, en realidad una cruel “contrarreforma”, es una nueva modalidad de acumulación originaria, o acumulación por desposesión, como la denomina David Harvey, mediante la cual se produce una gigantesca transferencia de ingresos desde la población de la tercera edad hacia el gobierno y los capitales concentrados que aquél representa. Se les quita a los jubilados una cifra que gira en torno a los 100.000 millones de pesos para bancar el déficit fiscal y las astronómicas deudas contraídas por el gobierno de Macri en su fallido intento de otorgar sustentabilidad a un programa que claramente carece de ella. Habría que retroceder a la época de oro de la dominación oligárquica, en las décadas finales del siglo diecinueve, para hallar una situación comparable en donde de modo tan descarado el gobierno expoliaba al pobre y a los sectores más vulnerables e indefensos de la sociedad para enriquecer de manera fabulosa a los dueños de la tierra, en aquella época. Hoy son múltiples los sectores capitalistas –tanto nacionales como los que prestan dinero al gobierno de Macri desde afuera- que se benefician de este gigantesco atraco que, ciertamente, no quedará impune. Las formaciones políticas que constituyen Cambiemos, en su soberbia, su  inescrupulosidad para violar el Estado de Derecho y su autoritarismo represivo, creen que la historia terminó el 22 de Octubre, el día en que el macrismo ganó las elecciones legislativas. Craso error.




No se dan cuenta que la historia recién comienza y que en menos de dos años, en el 2019, un pueblo empobrecido, con jubilados condenados a una perversa eutanasia social por la política gubernamental; vejado, privado de sus derechos más elementales, sometido a un apagón mediático e informativo sin precedentes en democracia, con dirigentes presos sin condena, luchadores sociales fusilados por la espalda (Rafael Nahuel) u otros desaparecidos y muertos en circunstancias aún no aclaradas (Santiago Maldonado). Un pueblo, en suma, que contempla azorado como la protesta social legítima y pacífica se reprime con saña para que los sectores más vulnerables e indefensos de la Argentina sean por ley obligados a pagar los costos del ajuste y que muy probablemente decida vengarse de sus victimarios en las próximas elecciones. Seguir apostando a la desmemoria del pueblo argentino podría llegar a ser fatal para el gobierno y sus aliados. Tal vez ciertos cambios moleculares en el imaginario popular no sean perceptibles para la mirada autocomplaciente del entorno presidencial y de sus medios de comunicación adictos, pero un examen profundo de aquél demostraría que el vértigo regresivo de las políticas oficiales ha hecho nacer una sorda pero intensa animosidad en contra del oficialismo que, sin duda alguna, se cobrará sus víctimas entre los candidatos de Cambiemos el año próximo. Quien conozca la historia de la Argentina comprenderá que políticas como las que quiere imponer el gobierno de Macri -¡y de la forma en que pretende hacerlo!- siempre tropezaron con una formidable reacción popular. Y esta vez no será diferente; será aún más potente.   


(Imágenes sobre la forma en que un gobierno republicano y democrático trata a quienes salen a manifestarse pacíficamente en contra de sus iniciativas)
La OMC, una de las dos mayores organizaciones criminales que existen a nivel mundial. La otra es la OTAN.


(Por Atilio A. Boron) En esta nota nos ocuparemos de la primera, dado que en estos días se está celebrando en Buenos Aires la reunión Cumbre de esa organización. La OMC es la sucesora del Acuerdo General de Comercio y Aranceles Aduaneros pactado a la salida de la Segunda Guerra Mundial. Creada el 1ª de Enero de 1995 durante los años del apogeo del infausto Consenso de Washington (hoy repudiado por el gobierno estadounidense) tiene por misión, al igual que el acuerdo que le precedió, sentar las bases comerciales, financieras y jurídicas (el derecho de propiedad, sobre todo intelectual para preservar las marcas y las patentes de los gigantescos oligopolios que dominan la economía mundial) en el marco del neoliberalismo global;  organizar la aplicación de todo tipo de sanciones y represalias sobre los países que violan sus reglas y regulaciones; y perpetuar la actual división internacional del trabajo por la cual los países ricos lo son cada vez más mientras que los pobres se distancian cada vez más de los primeros.

Por supuesto, las reglas de la OMC jamás fueron sometidas a discusión democrática alguna y es la expresión más refinada del orden mundial que desea el imperialismo y sus grandes transnacionales. Podría decirse que la OMC es el ministerio de hacienda del imperio. Se trata de una agrupación con tintes mafiosos, que se encarga de organizar el chantaje y la extorsión ejercidas por el imperialismo y sus principales aliados y empresas sobre los países más débiles. Por ejemplo, sólo algunos gobiernos tienen acceso a la sistemática recopilación de datos sobre comercio y aranceles que maneja la OMC. Las organizaciones sociales, representantes de la enorme mayoría de la población mundial no tiene acceso alguno a sus deliberaciones --¿o conspiraciones?-  e inclusive, como se ha demostrado escandalosamente en la Cumbre de Buenos Aires, tampoco se permite la participación efectiva de organizaciones interesadas en promover un orden internacional más justo. Por otra parte, es evidente que nada funciona en el seno de la OMC si no existe un acuerdo entre Estados Unidos y la Unión Europea. El problema actual es que el gobierno de Donald Trump se ha parcialmente apartado de la OMC porque, a su juicio, la expansión del neoliberalismo global ha terminado por debilitar a la economía norteamericana, no así a sus grandes transnacionales y la Casa Blanca está retomando las nunca del todo abandonadas banderas del proteccionismo. Y la Unión Europea, lo sabemos, es “librecambista” en los rubros que le conviene y en el campo de la retórica, pero furibundamente proteccionista en los demás, sobre todo en agricultura.


La estructura mafiosa de la OMC se revela, entre muchas otras cosas, en una cláusula que exige a los nuevos miembros su adhesión completa de la totalidad de los acuerdos pre-existentes, los cuales no pueden ser sometidos a revisión. Quien entra acepta todos, y si no se queda afuera y sufre las consecuencias de la marginación del comercio mundial. Pero esto no es lo más grave. Hay otras dos reglas que deben aceptar todos los miembros de esta mafia de cuello blanco, que apadrina paraísos fiscales, el control monopólico de los mercados y la preeminencia de las grandes potencias. Uno, el compromiso de garantizar la “liberalización progresiva” de los diversos sectores de la economía  y la irreversibilidad de las reformas neoliberales. El papel ideológico-político se torna absolutamente evidente a partir de este compromiso de estabilizar el holocausto social, económico y ambiental producido por las políticas neoliberales. Dos, gracias a las presiones del gobierno de George W. Bush en la época de gloria del Consenso de Washington la OMC comenzó a incluir en su jurisdicción el “comercio de servicios” y no, como antes, tan sólo el de bienes manufacturados, minerales y productos agropecuarios. Así, pasaron progresivamente a ser regulados por esta organización lo intercambios de “servicios” tales como las comunicaciones, las finanzas, el transporte, el turismo pero también la salud y la educación, adquiriendo de este modo el rango universal de mercancías y sepultando la noción de que se trataba de derechos de exigencia  imperativa no susceptibles de ser regulados por las leyes del mercado.


Esto quiere decir que a menos que los pueblos salgan a defender con fuerza e inteligencia sus derechos en pocos años más absolutamente toda la vida económica y social del planeta estará regida por las leyes del mercado. Y en materia educativa, por ejemplo, será ilegal sostener a la educación pública porque sería considerada por la OMC como una práctica discriminatoria que impide la libre competencia en el mercado educativo mundial. Así como se sanciona a un país que subsidia a un producto de exportación se haría lo mismo con quien subsidie su educación o su salud, con las desastrosas consecuencias que son de esperarse. Por eso la OMC se ha ganado en buena ley esta caracterización como una organización mafiosa y criminal, que ha sembrado pobreza  y explotación económica a lo ancho y a lo largo del  planeta, como lo muestran las láminas que acompañan esta presentación. Por eso también es necesario diseñar una estrategia mundial para neutralizar el proyecto planetario de la OMC. Luchas nacionales o locales aisladas, por abnegadas y heroicas que sean, no controlarán a esta mafia criminal. Se requiere la organización de todos los pueblos del mundo en una “anti-OMC”, o una nueva internacional de los pueblos, que coordine las luchas en los diferentes países para defenderse de la catástrofe que nos amenaza si los planes de la OMC llegaran finalmente a prevalecer. Por algo hablaba Chávez de la necesidad de fundar un Quinta Internacional.



8.12.2017

¡Hola! Comparto dos notas que me parecen instructivas para entender la tragedia en curso en Yemen, a manos de una ccoalición reaccionaria dirigida por Arabia Saudita y acompañada por las principales "potencias democráticas" de Occidente.

____________________


"¿Qué pasa en Yemen? El sangriento petróleo lo explica todo"

Se cumple un año de la ofensiva militar liderada por Arabia Saudí que ha devastado Yemen
Demasiados intereses ensombrecen el alto el fuego que la ONU ha anunciado para el 10 de abril
¿Por qué el mundo calla sobre la guerra de Yemen? Por el petróleo saudí

28/03/2016 - 

En la modalidad en auge de guerras por delegación en Oriente Medio, la de Yemen, que ya ha cumplido un año, resulta especialmente sucia. Es la guerra sobre la que a todo el mundo le conviene callar. El número de muertos, heridos y desplazados no alcanza cifras tan escandalosas como las de Siria o Irak para que se hagan eco los grandes medios de comunicación globales, y a remolque actúen los organismos internacionales. Los recursos energéticos o geoestratégicos de Yemen tampoco despiertan codicias tan abiertas como las norteamericanas o las rusas en Afganistán, o las de todos en Libia. Y su emplazamiento condena al país a ser el patio trasero del amigo saudí, para alivio de una Europa incapaz de gestionar las múltiples crisis que se le agolpan. Yemen, laArabia felix latina, es hoy uno de los lugares más lúgubres del planeta, cuatro años después de que un consenso sin precedentes de grupos políticos y sociedad civil forzara a Ali Abdalá Saleh, el dictador más longevo del mundo árabe tras Gaddafi, a abandonar el poder.
Pero Saleh se marchó delegando poderes en Abd Rabbuh Mansur Hadi, su vicepresidente, un militar sureño hábil en interpretar el aire de los tiempos. El traspaso fue negociado con el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), en un calculado intento de sus vecinos de poner coto a una revolución que podía “infiltrarse” por sus fronteras. Que ello implicara azuzar los enfrentamientos tribales, regionales y sectarios que históricamente han asolado el país y que la revolución yemení había conseguido aparcar, poco importaba. Más bien al contrario: la sectarización es el arma más efectiva que, de momento, han encontrado los Estados del Golfo en su particular batalla por el control de Oriente Medio y contra Irán.
El fracaso de la transición yemení emprendida en 2012 es el fracaso de un proyecto nacional que hubiera dotado al país de una independencia incompatible con los planes de sus poderosos vecinos. La ofensiva de los huzíes, un grupo tribal de observancia zaidí, históricamente relegado del poder, contra el Gobierno del presidente Hadi, el protegido del CCG, aceleró la descomposición del Estado en formación y propició la simplificación sectaria del enfrentamiento. Era algo que en un principio estaba lejos de la realidad, pero, al ser el zaidismo una hipotética rama del islam chií, la conexión iraní era un argumento fácil de esgrimir para aquellos interesados en reproducir la manida narrativa del enfrentamiento sunníes/chiíes. Una vez que esta lógica echó a rodar, la intervención saudí era cuestión de tiempo.

El amigo saudí se lanza a la guerra abierta
Con la subida al trono del rey Salmán en enero de 2015 y la concentración de poder en su hijo y ministro de Defensa, el príncipe Mohammed, la nueva política saudí de intervención militar abierta en los conflictos de la zona se inauguró en Yemen. Hace ahora un año se formalizó una coalición internacional liderada por Arabia Saudí, que comenzó una campaña de ataques aéreos, bloqueo naval y apoyo a las tropas leales al presidente Hadi que continúa a día de hoy y que ha ido recuperando territorio conquistado por los rebeldes huzíes, aunque en modo alguno la coalición pueda cantar victoria. Más bien al contrario: la prolongación de la guerra evidencia el fracaso de la estrategia saudí, que creía poder manejar los intereses de las partes en conflicto. En este contexto, ya nadie recuerda, como ha lamentado Jamal Benomar, el enviado especial de Naciones Unidas para Yemen, que el primer ataque saudí se produjo en vísperas de la firma de un acuerdo multilateral para que varios grupos políticos y tribales compartieran el poder durante un periodo transitorio.
El bombardeo sistemático de infraestructuras civiles y poblaciones por parte de las fuerzas armadas saudíes es tan cotidiano que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha llegado a decir que determinadas operaciones “podrían constituir un crimen de guerra”. Cuando ya se ha cumplido un año del inicio de la campaña, 14 millones de yemeníes viven por debajo del umbral de la pobreza; 3 millones de menores sufren malnutrición; y 20 millones de personas, el 80% de la población, no tienen acceso a agua potable. Los trabajadores de Naciones Unidas y las agencias humanitarias vienen denunciándolo.

No es el islam, es el maldito petróleo
La actual obsesión saudí con Yemen poco tiene que ver con el islam, sea sunní o chií. La obsesión saudí tiene que ver, evidentemente, con el petróleo. Yemen apenas lo tiene, pero su ubicación geográfica le confiere un valor estratégico primordial en la reordenación del tráfico mundial de crudo tras el levantamiento de las sanciones a Irán. Hace años que Arabia Saudí proyecta un nuevo oleoducto que, desde sus grandes yacimientos en el este del país y atravesando la región yemení de Hadramaut, desemboque directamente en Adén, esquivando así el actual paso de los cargueros por el estrecho de Ormuz, tutelado por Irán. El expresidente Saleh fue remiso a otorgar a los saudíes licencia abierta para ello, y lo utilizó como baza política siempre dúctil en sus negociaciones con los países del Golfo. El futuro del proyecto parece ahora expedito. El presidente Hadi le debe a Riad su supervivencia. En cuanto a las tribus del este yemení, cuya colaboración es imprescindible, los saudíes se han garantizado su beneplácito: controlada por al-Qaeda, la región se ha visto libre de los bombardeos de la aviación saudí.
Pero a corto plazo hay otro “logro” de la guerra en Yemen que va a determinar el futuro inmediato del comercio del petróleo. No es un secreto, pues la diplomacia saudí no es tan sutil. Los líderes europeos lo conocen bien, y por ello intentan acallar a los diplomáticos más críticos, como los alemanes, holandeses o suecos; o colaboran de forma subrepticia, como Cameron, que ha hecho que Reino Unido facilite la logística de las operaciones aéreas saudíes. Como explicó en su día Yves Lacoste, la geografía es un arma para la guerra. Y la del mar Rojo, del estrecho de Bab al-Mandeb al Canal de Suez, es un ejemplo de manual. Si culmina su campaña en Yemen, Arabia Saudí controlará el tráfico de la principal ruta de acceso del petróleo a Europa: en el sur, habrá sido precisa una intervención militar; en el norte, habrá bastado la intervención financiera, que sostiene al régimen del general Sisi. De momento no se sabe cuánto le costará a Europa este golpe de fuerza saudí. Los yemeníes ya están pagando el precio.

Sin embargo al mundo le conviene callar sobre Yemen: a Europa por cortedad de miras (“bastante tenemos con lo que tenemos”); a EEUU para compensar a Arabia Saudí por sus acuerdos con Irán; a Rusia para tener carta blanca en Siria; y a la Liga Árabe para que nadie se aperciba de su intrascendencia. El silencio se está tragando a Yemen.

____________________________
"5 claves para entender qué está pasando en Yemen, el país en guerra civil donde se enfrentan Arabia Saudita e Irán, las dos potencias de Medio Oriente"


Es uno de los países más pobres de Oriente Medio y allí han surgido alianzas que cambian de un segundo a otro, luchas tribales por el poder, grupos yihadistas que expanden su influencia y potencias regionales que libran una guerra subsidiaria y devastadora.

En el terreno, las fuerzas que se enfrentan en Yemen desde marzo de 2015 son las del presidente reconocido internacionalmente, Abd Rabbu Mansour Hadi, y los combatientes y aliados del movimiento rebelde de los hutíes.
Detrás está una coalición internacional dirigida por Arabia Saudita combatiendo a los rebeldes hutíes que considera están siendo apoyados con armas de Irán.
Este fin de semana, con la oferta del expresidente Ali Abdullah Saleh -quien era aliado de los hutíes y uno de los artífices del conflicto- para abrir un diálogo con la coalición saudita, surgieron nuevas esperanzas de encontrar una forma de poner fin a a la guerra.
Pero las esperanzas duraron poco. Este lunes murió Saleh en una feroz batalla con los que eran sus aliados, los hutíes, quienes lo acusaron de traidor.

En BBC Mundo te explicamos qué está pasando en Yemen y cómo se desató el devastador conflicto en el que han muerto más de 8.600 personas.
AFP via BBC

1. ¿Cómo comenzó la guerra?
El conflicto tiene sus orígenes en un levantamiento que siguió a la Primavera Árabe, en 2011, que forzó al entonces presidente Ali Abdullah Saleh, a entregar el poder al vicepresidente, Abd Rabbu Mansour Hadi.
La transición política, que se suponía iba a llevar estabilidad al país, fracasó y provocó una complicada lucha de poder entre los simpatizantes de Saleh, el movimiento rebelde de los hutíes, y las fuerzas de Hadi.
Saleh, que había gobernado Yemen durante más de 30 años, se unió a los hutíes para expulsar a Hadi de la capital, Saná.
Desde 2014, Saleh y los hutíes controlaban la capital. Pero a principios de diciembre esta alianza colapsó y culminó en la muerte de Saleh.

2. ¿Cuánto poder tienen los hutíes?
El movimiento hutí, que representa a la minoría musulmana zaidí chiita de Yemen, había combatido una serie de rebeliones contra el gobierno de Saleh durante los 2000.
Pero gran parte de estos enfrentamientos quedaron confinados a la empobrecida provincia de Saada en el norte del país.
Cuando los hutíes se unieron a las fuerzas leales a Saleh lograron tomar el control de la capital, Saná, en septiembre de 2014, y desde allí continuaron avanzando hacia la segunda ciudad más grande del país, Adén.
En 2015 Arabia Saudita, alarmada por el avance de los hutíes, un grupo que considera está apoyado militarmente por Irán, la potencia regional chiita y su feroz enemigo, lanzó una campaña militar aérea para restaurar al gobierno de Hadi.
La coalición saudita acusa a Irán de que, al aliarse con los hutíes, está tratando de expandir su influencia en los países árabes, incluido Yemen, que comparte una larga frontera con Arabia Saudita.


3. ¿Quién forma parte de la coalición dirigida por Arabia Saudita?
La coalición, cuyo objetivo es derrotar a los hutíes en Yemen, se formó principalmente por Estados árabes sunitas, incluidos Qatar, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Egipto y Jordania. También están Marruecos, Sudán y Senegal.
Algunos de estos Estados sólo participaron en incursiones aéreas, pero otros también enviaron tropas a Yemen para combatir en el terreno.
La coalición de Arabia Saudita recibió apoyo logístico y de inteligencia de Estados Unidos, Reino Unido y Francia.
El gobierno de Estados Unidos llevó a cabo también incursiones aéreas regulares contra posiciones de al Qaeda y del autodenominado Estado Islámico en Yemen.
A principios de este año, el gobierno estadounidense admitió que había desplegado un número pequeño de fuerzas especiales en Yemen.
También se informó que otras potencias occidentales, incluidas Reino Unido y Francia, habían abastecido con armas e inteligencia a la coalición de Arabia Saudita.
Irán, por su parte, ha negado que esté armando a los rebeldes hutíes. Pero en 2016, el Ejército estadounidense informó que había interceptado, por tercera vez en dos meses, armamentos de Irán dirigidos a Yemen.
También ha habido informes de que Irán ha enviado a asesores militares a Yemen para apoyar a los rebeldes hutíes.




4. ¿Qué ha ocurrido desde entonces?
En enero de 2015, los hutíes reforzaron su control en Saná, rodearon el palacio presidencial y otros puntos clave de la ciudad y colocaron a Hadi bajo arresto domiciliario.
Un mes después, el presidente escapó a la ciudad de Adén y los hutíes y las fuerzas de Saleh continuaron sus intentos de tomar el control de todo el país. Hadi huyó del país en 2015.
Con la intervención militar de Arabia Saudita comenzaron dos años y medio de devastadores enfrentamientos en los que ambas partes continuaron afianzándose.
Mientras tanto, Naciones Unidas ha tratado de encabezar los esfuerzos internacionales para negociar la paz. Pero todos los intentos han fracasado.
En meses recientes, las fuerzas leales a Hadi, junto con combatientes tribales y separatistas sunitas del sur del país, lograron detener el avance de los rebeldes hutíes en Adén.

En agosto las tropas de la coalición de Arabia Saudita tomaron control de Adén expulsado a los hutíes y sus aliados de gran parte del sur del país.
Hadi estableció su gobierno de forma temporal en Adén, aunque la mayoría de los miembros de su gabinete continúan en el exilio.
Mientras tanto los militantes yihadistas de al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA) y sus rivales del autodenominado Estado Islámico se han aprovechado del caos en el país, han tomado control de territorio en el sur y han continuado sus ataques letales principalmente contra el gobierno de Hadi en Adén.
Los hutíes, por su parte, continuaron controlando la capital, Saná, y la ciudad sureña de Taiz desde donde lanzan proyectiles y misiles a través de la frontera de Arabia Saudita.

5. ¿Cómo surgió la división entre Saleh y los hutíes?


Durante meses habían surgido informes de divisiones en la delicada alianza entre los hutíes y los simpatizantes de Saleh.
A principios de diciembre estallaron enfrentamientos en Saná entre los que habían sido aliados con ambos bandos responsabilizando al otro de iniciar el conflicto.
El 2 de diciembre, Saleh apareció en televisión para anunciar a la coalición saudita que estaba dispuesto para "pasar a una nueva página" en las relaciones entre ambos e iniciar un diálogo.
La oferta fue recibida positivamente por los sauditas, pero no por los rebeldes hutíes, quienes acusaron a Saleh de traición y prometieron seguir su lucha contra la coalición dirigida por Arabia Saudita.
"Esto no sorprende, considerando que Saleh ha sido históricamente un político extremadamente pragmático que no ha tenido problemas en cambiar de una alianza a otra en segundos dependiendo de los intereses de por medio", explica Edgard Jallad, periodista del Servicio Árabe de la BBC.
"Desde un principio la alianza de Saleh y los hutíes fue muy frágil, considerando que éstos combatieron contra Saleh y que Saleh fue en el pasado amigo de los sauditas", agrega.
Con la muerte de Saleh, augura el periodista, es probable que se intensifiquen las tensiones en la región y se reduzcan las posibilidades de encontrar una solución para la devastadora guerra.
Los mayores perdedores en este conflicto han sido los civiles. Los bombardeos aéreos letales y continuos han causado más de 8.600 muertos, una hambruna inminente, brotes de enfermedades mortales y una de las crisis humanitarias más graves de años recientes.


El candidato a presidente Salvador Nasralla y el ex presidente Juan Manuel Zelaya

(Atilio A. Boron) La interminable epidemia de “golpes blandos” propiciada por la Casa Blanca se ha ensañado una vez más con Honduras. Fue allí, en el año 2009, donde por vez primera se aplicó esta metodología una vez que fracasara el golpe militar tradicional ensayado un año antes en Bolivia. A partir de ese momento los gobiernos indeseables de la región serían barridos por un letal tridente conformado por la oligarquía mediática, el poder judicial y los legisladores, cuyo “poder de fuego” combinado supera el de cualquier ejército de la región. José Manuel “Mel” Zelaya fue su primera víctima, a quien seguirían en el 2012 Fernando Lugo en Paraguay y en 2016 Dilma Rousseff en Brasil. Bajo ataque se encuentran los gobiernos de Bolivia, Venezuela y, va de suyo, Cuba, mientras que en Ecuador el viejo recurso del soborno y la traición unidos a la técnica del “golpe blando” parecen haber detenido el rumbo de la Revolución Ciudadana de Rafael Correa. El objetivo estratégico de Washington con sus “golpes blancos” es regresar América Latina a la condición neocolonial imperante en la noche del 31 de diciembre de 1958, un día antes del triunfo de la Revolución Cubana.

         En el caso hondureño el golpe funciona preventivamente, a través de un escandaloso fraude electoral que sólo ha suscitado la crítica de algunos pocos observadores enviados por la Unión Europea. En cambio, la misión de la OEA, presidida por un demócrata de credenciales tan impecables como el boliviano Jorge “Tuto” Quiroga, ha consentido todas y cada una de las violaciones de la legislación electoral y las normas constitucionales del gobierno de Juan Orlando Hernández, heredero del golpe del 2009. Claro que Quiroga no las tiene todas consigo porque el Tribunal Constitucional de Honduras ha declarado que la re-elección es un derecho constitucional que no puede ser conculcado por ninguna norma de rango inferior lo que, aplicado al caso de Bolivia, consagra la legitimidad de la aspiración del presidente Evo Morales de presentarse a una nueva contienda presidencial.

         Pero regresando al meollo de nuestra argumentación, el fraude perpetrado en Honduras remeda al que inaugurara en 1988 el PRI mexicano para birlar a Cuauhtémoc Cárdenas de la victoria que estaba claramente obteniendo en las urnas. En medio del recuento de votos se produjo un apagón que afectó a gran parte de la Ciudad de México y cuando finalmente el fluido eléctrico regresó se verificó un verdadero milagro, equivalente moderno al de la multiplicación de los panes y los peces de nuestro señor Jesucristo. En este caso los que se multiplicaron en medio del apagón fueron los votos de Salinas de Gortari, el candidato priísta, mientras que Cárdenas era relegado a un triste segundo lugar. En Honduras acaba de ocurrir exactamente lo mismo, lo que prueba que a la Santa Madre Iglesia le asiste la razón cuando afirma que los milagros existen y se producen casi a diario. Salvador Nasralla, el candidato del frente opositor llevaba cinco puntos porcentuales de ventaja al escrutarse algo más de la mitad de los sufragios y las tendencias eran muy claras. En ese momento el Presidente del Tribunal Superior Electoral declara que no se puede anunciar ningún resultado porque falta escrutar el resto de las actas, pese a que el candidato del tercer partido, Luis Zelaya, reconoce el triunfo de  Nasralla. El TSE retoma el conteo selectivo de las actas en distritos en donde se presume que el candidato oficialista tiene alguna ventaja al paso que, simultáneamente, aparecen recurrentes desperfectos en el centro de cómputos del TSE y los consabidos apagones. Una vez subsanados los guarismos van ofreciendo una pequeña ventaja al presidente Juan Orlando Hernández, aunque las sospechas aumentan porque el Ministerio Público allanó una oficina del partido gobernante sorprendiendo a sus ocupantes en la preparación de actas comiciales falsas. Lo interesante del caso es que este fraude es tan rudimentario que dio pie a otro milagro sin precedentes en la historia política mundial: después de los desperfectos y los apagones subían los votos de Hernández en la candidatura presidencial, pero no así los de los alcaldes y diputados del oficialismo que se mantenían en sus registros anteriores. Todo esto, repetimos, ante el cómplice mutismo de la misión de la OEA encabezada por Quiroga,  cuyo adn político reaccionario hacía que mirase con buenos ojos esta burla a la voluntad popular. No es de sorprenderse entonces que las bases sociales de los partidos de la oposición hayan ganado las calles exigiendo el respeto a la voluntad de la ciudadanía. Y que el gobierno fascista de Hernández, el mismo que ha prohijado junto a la “Embajada” el baño de sangre que se produjo en Honduras desde el golpe de 2009 y que el caso de Berta Cáceres es apenas el más conocido, haya declarado toque de queda entre las 6 de la tarde y las 6 de la mañana y estado de sitio. Ya suman unos diez los muertos por las protestas en Honduras pero el gobierno continúa su marcha impertérrito, con la abierta complicidad del “Canalla Mayor” de las Américas, Luis Almagro y sus enviados y el tácito aval de la “Embajada” que jamás consentiría que un opositor llegara al palacio presidencial.

Protestas de la oposición ante el robo perpetrado por el TSE

Es que Honduras es una pieza de gran valor estratégico en el diseño geopolítico de Washington. Limita con dos países como El Salvador y Nicaragua que tienen gobiernos considerados como “enemigos” de los intereses norteamericanos y la base aérea Soto Cano, ubicada en Palmerola, tiene una de las tres mejores pistas de aviación de toda Centroamérica y, además, es escala obligada para el desplazamiento del Comando Sur hacia Sudamérica. Además, la base Soto Cano es la que alberga a la Fuerza de Tarea Conjunta “Bravo” compuesta por unos quinientos militares de EEUU dispuestos a entrar en combate en cuestión de horas. Hay que recordar que el ejército hondureño fue refundado por el embajador estadounidense John Negroponte y que, en los hechos, es un comando especial de las fuerzas armadas de Estados Unidos más que un ejército nacional hondureño. Todo esto es lo que está en juego en la elección presidencial de Honduras. Por ello Washington alentó el golpe contra “Mel” Zelaya y, en la actualidad, convalida la maniobra fraudulenta del presidente Hernández. La oposición jamás reconocerá la legalidad y la legitimidad de este proceso electoral, viciado desde sus raíces. La última aberración fue hace instantes comunicada por el TSE: procederá a contar los votos de las actas faltantes sin la presencia de los representantes de los partidos opositores. Es decir, el gobierno contará los votos y proclamará su fraudulenta victoria al margen de cualquier instancia de control independiente. Ante la monstruosidad de esta farsa electoral la oposición deberá exigir el llamado a nuevas elecciones pero bajo supervisión internacional porque está visto que el TSE es un apéndice del gobierno y que ni siquiera garantiza el correcto recuento de los votos, para ni hablar del entero proceso electoral. Y los gobiernos democráticos de Nuestra América deberán encolumnarse sin hesitar detrás de los reclamos de las fuerzas de la oposición para impedir la consumación de un “golpe blando preventivo” como el que está actualmente en curso hundiendo aún más a Honduras en una tremenda crisis nacional general. Por último, habrá que notificar al “Canalla Mayor” de las Américas que algunas anomalías están ocurriendo en el proceso electoral hondureño, sacándolo de su bien pagada obsesión por monitorear y desprestigiar al gobierno de Maduro y las elecciones venezolanas.






FIDEL
Mañana, 25 de Noviembre,se cumplirá un año de la desaparición física de Fidel. A continuación, una nota alusiva a esa fecha tan especial.
Galería de fotos de Fidel recopilada por Beety Moller, de la Asociación Cuba-Suecia

(Por Atilio A. Boron) Hace un año usted se nos iba. Los medios de todo el mundo dijeron, con ligeras variantes, algo así como “la muerte se llevó a Fidel”. Pero, con todo respeto, Comandante, usted sabe que no fue así porque usted eligió el día de su muerte. Perdone mi atrevimiento pero ella no vino a buscarlo; fue usted, Fidel, quien la citó para ese día, el 25 de noviembre, ni uno antes, ni uno después. Cuando cumplió 90 años, le dijo a Evo Morales y Nicolás Maduro que “hasta aquí llego, ahora les toca a ustedes seguir camino”. Pero usted también siguió su camino, aferrándose a la vida unos meses más hasta el momento preciso en que había citado a la muerte para que lo viniera a buscar. Ni un día antes, ni un día después.
¿Qué me lleva a pensar así? El hecho de que en cada una de las cosas que hizo desde su juventud siempre transmitió un significado revolucionario. La simbología de la Revolución lo acompañó toda su vida. Usted fue un maestro consumado en el arte de aludir a la Revolución y su necesidad en cada momento de su vida, pronunciando vibrantes discursos, escribiendo miles de notas y artículos, o simplemente con sus gestos. Sobrevivió milagrosamente al asalto al Moncada y ahí, de “pura casualidad”, usted aparece ante sus jueces ¡justito debajo de un cuadro de Martí, el autor intelectual del Moncada! ¿Quién podría creer que eso fue un hecho casual? Es cierto: la muerte fue a buscarlo infinidad de veces, pero nunca lo encontró: burló a los esbirros de Batista que lo buscaban en México y sobrevivió a más de seiscientos atentados planeados por la CIA. Usted todavía no la había llamado y ella, respetuosa, esperó que usted lo hiciera.


Un hombre como usted, Comandante, que hacía de la precisión y la exactitud un culto no podía haber dejado librado al azar su paso a la inmortalidad. Revolucionario integral y enemigo jurado del culto a la personalidad (exigió que, a su muerte, no hubiese una sola plaza, calle, edificio público en Cuba que llevara su nombre) quería que la recordación de su muerte no fuese sólo un homenaje a su persona. Por eso le ordenó que lo viniera a buscar justo el mismo día en que, sesenta años antes, hacía deslizar río abajo –sin encender los motores– el Granma, para iniciar con su travesía la segunda y definitiva fase de su lucha contra la tiranía de Batista. Quería de esa manera que la fecha de su deceso se asociase a un hito inolvidable en la historia de la Revolución cubana. Que al recordarlo a usted las siguientes generaciones recordasen también que la razón de su vida fue hacer la Revolución, y que el Granma simboliza como pocos su legado revolucionario.
Conociéndolo como lo conocí sé que usted, con su enorme sensibilidad histórica, jamás dejaría que un gesto como este –el recuerdo de la epopeya del Granma– quedase librado al azar. Porque usted nunca dejó nada librado al azar. Siempre planificó todo muy concienzudamente. Usted me dijo en más de una ocasión “Dios no existe, pero está en los detalles”. Y en línea con esta actitud el “detalle” de la coincidencia de su muerte con la partida del Granma no podía pasar inadvertido a una mente tan lúcida como la suya, a su mirada de águila que veía más lejos y más hondo. Además, su sentido del tiempo era afinadísimo y su pasión por la puntualidad extraordinaria. Usted actuó toda su vida con la meticulosidad de un relojero suizo. ¿Cómo iba a dejar que la fecha de su muerte ocurriese en cualquier día y sepultase en el olvido la partida del Granma y el inicio de la Revolución en Cuba? Usted quiso que cada año, al homenajear a su figura, se recordase también el heroico comienzo de la Revolución en aquel 25 de noviembre de 1956 junto a Raúl, el Che, Camilo, Ramiro, Almeida y tantos otros.


Usted la citó y la muerte, que siempre respeta a los grandes de verdad, vino a recogerlo puntualmente. No se atrevió a desafiar su mandato. Y sus médicos tampoco, a los cuales estoy seguro les advirtió que ni se les ocurriera aplicarle medicina alguna que estropeara su plan, que su muerte ocurriera antes o después de lo que usted había dispuesto. Nadie debía interponerse a su voluntad de hacer de su propia muerte, como lo había hecho a lo largo de toda su vida, su último gran acto revolucionario. Usted lo planificó con la minuciosidad de siempre, con esa “pasión por los detalles” y la puntualidad con que hizo cada una de sus intervenciones revolucionarias. Por eso hoy, a un año de su partida, lo recordamos como ese Prometeo continental que aborda el Granma para arrebatarle la llama sagrada a los dioses del imperio que predicaban la pasividad y la sumisión para que, con ella, los pueblos de Nuestra América encendieran el fuego de la Revolución y abrieran una nueva etapa en la historia universal. ¡Hasta la victoria siempre, Comandante!

CENSURA DE PRENSA EN ARGENTINA (Y EN GRAN PARTE DE AMÉRICA LATINA) Y CÓMO SORTEARLA
Me llega el mensaje que pego a continuación en donde el Centro Cultural Berner, del cual NO hay la menor noticia en Google ni en otras fuentes, asegura haber armado un listado de sitios nacionales e internacionales para derrotar el cerco mediático. Buena iniciativa, sin duda. Pero en tiempos tan tenebrosos como los actuales me tranquilizaría saber quienes son los del Centro Cultural Berner, porque hay algunas notables ausencias en su listado. Si alguien pudiera informarme le estaría muy agradecido. TRATÉ DE REPARAR ESTA FALENCIA INCLUYENDO OTROS SITIOS AL FINAL DE LA LISTA BERNER. Agradeceré a los amigos que ayuden a COMPLETAR ESTA LISTA Y CONSTRUIR UNA que sea lo más exhaustiva posible.




____________________
ANTE LA CENSURA ARMAMOS UN LISTADO DE SITIOS NACIONALES E INTERNACIONALES PARA MANTENERSE INFORMADO Y DERROTAR EL CERCO MEDIATICO. HACERLO CIRCULAR ES INDISPENSABLE, SEGURAMENTE QUEDARON AFUERA MEDIOS, LA IDEA ES QUE ESTA LISTA CREZCA.
*NODAL* (Internacional)
http://www.nodal.am
*Negra del Sur* (Revista)
http://www.negradelsur.com
*La Señal Medios* (Noticias)
http://www.xn--lasealmedios-dhb.com.ar
*Hamartia* (Revista)
http://hamartia.com.ar
*Garganta Poderosa* (Revista)
http://www.lapoderosa.org.ar
*El Orden Mundial* (Internacionales)
https://elordenmundial.com
*Eppa* (Noticias economía)
http://eppa.com.ar
*Diario Contexto* (Noticias)
http://www.diariocontexto.com.ar
*Annur TV* (Internacionales)
http://www.annurtv.com
*Anfibia* (Revista)
http://www.revistaanfibia.com
*Tiempo Argentino* (Noticias)
https://www.tiempoar.com.ar
*Revista Crisis* (Revista)
http://www.revistacrisis.com.ar
*Revista Ajo* (Revista)
http://www.revistaajo.com.ar
*Revista Veintitrés* (Revista)
https://www.veintitres.com.ar
*Redeco* (Noticias)
http://www.redeco.com.ar
*VoltaireNet* (Internacionales)
http://www.voltairenet.org/es
*RNMA* (Noticias)
http://www.rnma.org.ar
*Página 12* (Noticias)
https://www.pagina12.com.ar
*Realpolitik* (Noticias)
http://realpolitik.com.ar
*Razón y Revolución* (Noticias)
http://razonyrevolucion.org
*Question Digital* (Internacional)
http://questiondigital.com
*El periódico de la vaca* (Revista)
http://www.lavaca.org/mu/
*Panamá Revista* (Revista)
http://panamarevista.com
*OtherNews* (Internacionales)
http://www.other-news.info/noticias/
*Nueva Sociedad* (revista)
http://nuso.org
*Nuestras Voces* (noticias)
http://www.nuestrasvoces.com.ar
*Nexos* (Revista)
https://www.nexos.com.mx
*Marcelo Falak* (Blog)
https://marcelofalak.wordpress.com
*Letra P* (Noticias)
http://www.letrap.com.ar
*Katehon* (Internacionales)
http://katehon.com/es
*Investigación* (Internacionales)
https://www.investigaction.net/es/
*Anred* (Noticias)
http://anred.org/spip.php…&
*Infobaires* (Noticias)
http://www.infobaires24.com.ar
*La Izquierda Diario* (Noticias)
http://www.laizquierdadiario.com
*Voces Globales* (Internacionales)
https://es.globalvoices.org
*Revista Sudestada* (Revista)
http://www.revistasudestada.com.ar
*Voces en el Fénix* ( Revista)
http://www.vocesenelfenix.com
*Lemonde* (Revista)
http://www.eldiplo.org
*El Disenso* (noticias)
http://www.eldisenso.com
*El Ortiba* (Noticias)
http://elortiba.org
*Telesur* (internacional)
https://www.telesurtv.net
*Rebelión* (Internacionales)
http://www.rebelion.org
*Horizontes del Sur* (Revista)
http://horizontesdelsur.com.ar
*El Estadista* (Revista)
http://elestadista.com.ar
*En Orsai* (Noticias)
http://www.enorsai.com.ar
*AM750* (Radio)
http://750.am
*Del Plata* (Radio)
http://www.amdelplata.com
*Futurock* (Radio)
http://futurock.fm
*Radio Rebelde* (Radio)
http://radiorebelde.com.ar
*Radio Cooperativa* (Radio)
https://radiocooperativa.com.ar
*FM La Patriada* (Radio)
http://www.fmlapatriada.com.ar
*Radio Gráfica* (Radio)
http://www.radiografica.org.ar
*FM La Tribu* (Radio)
http://fmlatribu.com
*Radio Megafon* (Radio)
http://www.megafonunla.com
*Bastión Digital* (Noticias)
http://ar.bastiondigital.com
*RT* (Internacionales)
https://actualidad.rt.com
*La Tecla N*(Revista)
http://www.lateclaene.com/sumario


HASTA AQUÍ, LA LISTA ARMADA POR EL CENTRO CULTURAL BERNER
PROPONGO AGREGAR LOS SIGUIENTES SITIOS,

*Pulso de los Pueblos*
*Agencia Paco Urondo. Periodismo militante*
http://www.agenciapacourondo.com.ar/
*América Latina en Movimiento*
https://www.alainet.org/
*Cronicón. El Observatorio Latinoamericano*
http://cronicon.net/wp/
*Cubadetabe.Contra el terrorismo mediático*
http://www.cubadebate.cu/


*Kaos en la red*
http://kaosenlared.net/
top