AGRADEZCO A PABLO BONAVENA haber llamado la atención sobre la disponibilidad, en formato digital y de libre y gratuita descarga, del gran libro del dirigente histórico del PC uruguayo, Rodney Arismendi.

"Lenin, la revolución y América Latina" es un texto notable de un profundo conocedor de la región y de sus procesos revolucionarios. A la luz del casi medio siglo transcurrido desde la edición original de su obra hay algunas expresiones que pueden desconcertar al lector de nuestros días, lo mismo que su inconmovible fé en el "marxismo-leninismo" tan en boga en los círculos más cercanos a la Unión Soviética en los años setentas. Pero más allá de estas observaciones se trata de un libro que ningún revolucionario latinoamericano puede ignorar, sea para acordar como para polemizar. Álvaro García Linera dice, repetidamente y con mucha razón, que al pensamiento emancipatorio latinoamericano le hace falta "más leninismo." Arismendi lo ofrece en el libro de marras. Además, la edición digital incluye algunas nuevas aportaciones que sin duda enriquecen el texto original. De modo que, ¡bienvenido Rodney al debate contemporáneo y gracias por tu inalterada adhesión al proyec

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola! Perdón pero no lo entendí, en donde estaría el libro disponible para la descarga?

Anónimo dijo...

Arismendi podrá decir todo lo que quiera sobre la necesidad de más leninismo en América latina. Pero lo cierto es que los países latinoamericanos no eligen libremente al marxismo-leninismo, y no sé, entonces, cómo van a acceder al gobierno.

En cuanto al vicepresidente de Bolivia, el conocido teórico marxista García Linera, es la cabeza pensante del gobierno plurinacional. Evo aporta su carisma y sus dudosos fetiches indigenistas ya que ni siquiera hablaba el aymará cuando asumió su primer mandato. Sin embargo, la economía de Bolivia continúa creciendo y ello no se debe, precisamente, a la doctrina económica marxista-leninista.

Tampoco en el socialismo del Frente Amplio uruguayo, país de Arismendi, donde gobernó el ex guerrillero Mujica, ni en el PT de Lula o de la ex guerrillera Dilma están presentes el leninismo económico.

Entonces, Borón, ¿para qué "más leninismo"? ¿Para que todos estos países de América del Sur se pasen al modelo cubano?

Rodrigo dijo...

Estimado Atilio, sabrias decirme donde puedo adquirir dicha edición del libro???

FOLLADORDEPROSTIS dijo...

Si toda latinoamerica tuviera "mas leninismo" todos los países estarían en el caos económico de Venezuela,xq los intelectuales de izquierda no viajan a los ex países de la URSS y Europa oriental donde durante décadas tuvieron "mas leninismo" y les preguntan a sus habitantes si quieren que el "leninismo" vuelva??? si los intelectuales de izquierda quieren "mas leninismo" pues que migren a Corea Del Norte!!! mientras Raul en Cuba intenta abandonar el leninismo con sus reformas económicas los intelectuales de izquierda piden "mas leninismo"!!!

Ruben dijo...

Interesante material.

Álvaro Casal Luchelli dijo...

Lenin fue el jefe de la primera revolución socialista en la historia de la humanidad y, más importante que eso, fue el jefe durante los primeros siete años, de la construcción de la primera sociedad socialista.Esto significa que fue un hombre extraordinario y que su legado teórico y práctico tiene una importancia capital para cualquier proceso revolucionario que se de en el planeta. Lenin y los bolcheviques eran sólo una pequeña gota el el inmenso mar del pueblo ruso y tuvieron que hacer esfuerzos sobrehumanos para sacar al pueblo ruso de la esclavitud, la ignorancia, la terrible explotación y hacerlo en medio de la guerra que le declaró la gran burguesía internacional. Y, lo hicieron y el proceso histórico de construcción del socialismo continúa. Entonces, a cuarenta y seis años de la primera edición del libro de Rodney Arismendi, la edición en formato digital del mismo es un hecho muy importante para la revolución socialista en Nuestra América. Siempre y cuando se lo estudie críticamente.
Muchos saludos
Álvaro Casal Luchelli

Anónimo dijo...

Sobre el leninismo, mi posición se halla claramente expresada en el artículo de hoy en "La Nación", en el que el periodista y analista político venezolano Moisés Naím --no chavista, no todos lo son-- llama "necrofilia ideológica" al apego a las ideas muertas y fracasadas. Para ejemplo, un párrafo del artículo: "Hace años llamé a este fenómeno necrofilia ideológica: 'La necrofilia es la atracción sexual por cadáveres. La necrofilia ideológica es el amor ciego por ideas muertas. Resulta que esta patología es más común en su vertiente política que en la sexual. Encienda su televisor esta noche y le apuesto que verá a algún político apasionadamente enamorado de ideas que ya han sido probadas y han fracasado. O defendiendo creencias cuya falsedad ha quedado demostrada con evidencias incontrovertibles'".

El leninismo, sobre todo el económico, fracasó estrepitosamente por todo lo ancho en Rusia y Europa Oriental a principios de los 90. En Cuba, consecuentemente, poco después, al persistir los Castro tercamente en el error, sólo para no perder el poder. Los resultados de haber abandonado el leninismo están a la vista en Polonia, Hungría y, sobre todo, en la ex RDA.

Los resultados económicos de haberlo mantenido en Cuba, contra viento y marea, también están a la vista. Su prueba más elocuente, aunque no la única, es la terca persistencia de los cubanos en emigrar más que nunca antes al pérfido capitalismo norteamericano. Para conocer otras pruebas hay que haber vivido en la Cuba profunda, desde 1990 hasta hoy.

Sólo no ve el que no quiere ver, el que pretende tapar el sol con las manos o aquel cuyas ataduras ideológicas son más fuertes que la realidad más evidente.

Anónimo dijo...

el sr Casal afirma q "Lenin y los bolcheviques ... esfuerzos sobrehumanos para sacar al pueblo ruso de la esclavitud, la ignorancia, la terrible explotación" y así lo sumieron en otra esclavitud, una ignorancia disfrazada de cientificismo y en la explotación stajanovista.
Los leninistas prefieren cortarse las manos antes q comprender las críticas d erosa Luxemburgo: Lenin, inevitablemente, resultaría Stalin.
PD: sería interesante reactualizar el debate Arismendi vs Fidel en la Olas

Leonardo Beltrán dijo...

Creo que se habla de lininismo sin haber leido a Lenin ni leido de su historia. Sé que este afán de opinar sobre lo que poco se conoce es práctica habitual de los sectores sociales atrasados y causa, entre otros, del retroceso de la URSS.
Esos juicios tremendos, pero que no se respaldan con evidencias reales, son costumbre de la Burguesía respecto de cualquiera que se le oponga y son imitados por el lumpen, la corruptela y la fanfarronería proletaria.
Acabar con la propiedad privada de los medios de producción es un asunto crucial, revolucionario, pero complejo. Requiere del conocimiento científico tecnológico más avanzado en las cabezas de los proletarios y de una preocupación especial y dirigida del Estado y la Sociedad Civil para avanzar en las ciencias y la tecnología, para asignar abundantes recursos para su desarrollo, estímulo y realización. Esta es la principal componente del poder al que aspiramos como clase.
Lenin fue un honbre inteligente y dedicado a estos afanes, consiguiendo unir los esfuerzos de bolcheviques y rusos para acabar con el sistema feudal y dar paso a una democracia burguesa, que debía exrtinguirse en la lucha por la más profuncda democracia y socialismo, con la participación en las estructuras de poder de transición, de las organizaciones obreras y los comunistas.

top