24.2.2015

CASO NISMAN: comparto un brillante artículo por una destacada penalista argentina que da por tierra con la charlatanería y la irresponsabilidad con que se ha manejado el caso, en donde cualquiera que tenía acceso a un medio de comunicación se creía con derecho a decir cualquier cosa. Lo de Lucía Larrandart instala la discusión en otro nivel. ¡Enhorabuena!



Página/12, Martes, 24 de febrero de 2015 


"Yo no soy Nisman"
http://www.pagina12.com.ar/commons/imgs/go-gris.gif Por Lucila Larrandart *

Lamenté profundamente la muerte de Alberto Nisman, a quien conocía por haberse desempeñado un tiempo como fiscal en el Tribunal Oral Federal que yo integraba y a quien apreciaba.
No obstante, tal hecho no me lleva a ocultar los graves defectos que contenía el escrito que presentara, titulado “denuncia”, desde la falta de descripción de conductas de los denunciados, pasando por la reiteración de conceptos y la falta de fundamentación y de pruebas, hasta la circunstancia que ninguna de las repetidas descripciones podía ser encuadrada en delito alguno de las leyes penales.
Pienso que lo que pudo haber determinado su presentación fue la posible trascendencia que tal hecho podía tener públicamente y que ello motivó que no examinara debidamente su contenido, desde el punto de vista jurídico y constitucional, ya que de haberlo hecho se hubiera percatado de los evidentes defectos que presentaba.
Si uno lee las 298 fojas que ocupa la “denuncia”, concluye en que parece acusar a la Presidenta y a su ministro de haber mantenido relaciones con otro país y, en ese marco, haber firmado un memorándum, afirmando reiteradamente que el “ilícito” lo constituyó el haberse propuesto el levantamiento de las órdenes internacionales de detención a través de Interpol, circunstancia que no sólo no se acreditaba en la presentación, sino que fue desmentida categóricamente por quien dirige dicha entidad, es decir que se trataba de una falsa imputación.
Asimismo, por ejemplo, cuando se refiere al diputado Andrés Larroque, la acusación pareciera consistir en ser una persona de confianza de la Presidenta y mantener entrevistas con ella. No se acompaña tampoco en este caso prueba alguna acerca de una conducta que constituyera sospecha de delito.
Los mismos hechos que Nisman describe y que considera constituyeron un “encubrimiento” pueden ser perfectamente interpretados de modo totalmente contrario, es decir, que ese mejoramiento en las relaciones se hacía con el fin de impulsar la investigación en la Justicia argentina y que se permitiera a los investigados prestar declaración indagatoria.
Tampoco resulta explicable que presente en el mes de ferias un escrito que no encuadra en los asuntos que habilitan la actuación de los tribunales en ese período y que tal circunstancia no resulte conocida por un fiscal de la Nación. Como tampoco que lo presente ante un juzgado que instruía otro hecho totalmente distinto y lejano en el tiempo respecto del ahora denunciado y que no sepa que debiera ir a sorteo.
Tampoco se percató de que un fiscal, cuando formula una denuncia –y con la gravedad institucional que ésta representaba– previamente debe haber investigado algo y recabado alguna prueba, más allá de recortes periodísticos y notas de revistas que expresan la opinión de quien las suscribe. Es decir, tales notas sólo pueden llevar a una previa investigación luego de la cual surja alguna prueba que sostenga una imputación fiscal.
Asimismo, de haber examinado jurídicamente su escrito, habría reparado en que no hay descripción alguna de hechos que se encuadren en ninguno de los tipos penales.
Es decir, tal indefinición de hechos y pruebas, las suposiciones sin sustento alguno –y que además no constituyen delito alguno–, la no fundamentación de una denuncia constituyen una violación del principio de legalidad y del derecho de defensa que enmarcan cualquier actuación ante la Justicia penal.
Evidentemente, se está utilizando a la Justicia con fines políticos. Eso puede ser utilizado por dirigentes políticos –el ejemplo más palpable es el de la diputada Elisa Carrió–, pero cuando un miembro de la Procuración General de la Nación hace un denuncia, otro es el eje que predomina y otro el valor que debe tener.
De otro modo –como desgraciadamente está sucediendo con frecuencia–, podría titularse “denuncia” cualquier presentación que se hiciera ante la Justicia con el solo fin de que ésta fuera difundida por los medios de comunicación y dañar la imagen pública de cualquier persona o de cualquier funcionario. Corresponde a la Justicia, precisamente, el poner límite a su utilización con fines políticos.
Es por ello y a fin de no lesionar las mencionadas garantías constitucionales que la denuncia debiera ser rechazada sin más trámite.

* Directora del Departamento de Derecho Penal. Facultad de Derecho, UBA.

6 comentarios:

AntiBoronsaurios dijo...

Bien por el Boronsaurio ajusticiando a un muerto. Su nivel de miseria humana crece todos los días, para cuando una nota titulada "Yo no soy el pibe venezolano al que le volaron la capocha"...

FOLLADORDEPROSTIS dijo...

Es facil criticar a los muertos,si la denuncia de Nisman era puro cuento entonces xq lo mataron??? que raro que muriera antes de presentarse en el congreso denunciando a Cristina,no?? y como es posible que mas de 20 años no se haya metido preso a los responsables de el atentado en la AMIA?? quien lo hizo? terroristas islamicos ?? increíblemente muchos intelectuales de izquierda juran que fue 1 auto atentado del Mossad para culpar a Iran!F

Anónimo dijo...

Interesante descripción como defensa de parte. Ahora, a dicho análisis le surgen preguntas que faltan. Con tanta experiencia, ¿no sabía que estaba mal o que iba a ser rechazado? El hecho de que un fiscal este muerto (sin mencionar el ataque a la separación de poderes y con esto a toda la democracia) ¿no deja dudas al menos de si esa denuncia es real o fue cambiada? El hecho de que el denunciante no este para defenderse, ¿no debería despertar sospechas?

juan dijo...

Me sorprenden los pobres análisis que o bien realizan vericuetos argumentativos para plantear que la denuncia de Nisman sí o sí tiene que tener algo de creíble, o bien directamente acusan al gobierno de asesino.

La denuncia de Nisman es irrisoria. Los supuestos intentos de encubrimiento que plantea (levantamiento de las alertas rojas de Interpol a cambio de comercio de granos) han sido desmentidos, tanto por Interpol como por los datos del comercio de granos con Irán. Lo único que "prueba" la denuncia, para colmo a través de escuchas sin valor judicial, es algo que no es delito: que Luis D'Elia y Fernando Esteche tenían comunicaciones con un líder comunitario iraní (¿alguien no lo sabía?).

Por lo demás, ¿alguien puede creer que el gobierno es tan estúpido que lo va a mandar matar, sin darse cuenta del enorme costo político que ya está pagando? ¿No es acaso más probable pensar que la interna de los servicios de inteligencia tiene algo que ver con todo esto?

Por último, todas las elucubraciones de la derecha parten de la base de que IRÁN REALIZÓ EL ATENTADO. Eso se da por descontado. Por eso el editorialista de Clarín se da el lujo de inventar un "comando venezolano-iraní" (ojo, "con entrenamiento cubano"...) detrás de la muerte de Nisman. Ahora bien, ¿de dónde parte esa base? De la información brindada, en los años '90, por la CIA y el Mossad. No se trata de plantear que el Mossad llevó adelante el atentado, sino que el Mossad, sin intención de encontrar los verdaderos colpables (¡se descartó la "pista local" para investigar un atentado enorme perpetrado en este país, no en el extranjero!), y también la CIA, aprovecharon tamaño atentado para privilegiar sus intereses GEOPOLÍTICOS acusando a Irán. Este ha sido el planteo histórico de la izquierda argentina, que comparte con organizaciones como APEMIA: habría que haber investigado la pista local (o la pista siria), por supuesto antes de la destrucción ya efectuada de las pruebas, a través de una comisión independiente de todos los poderes del Estado (dado que legisladores y jueces han demostrado sobradamente su voluntad de encubrir a los responsables).

Saludos.

小 Gg dijo...

ralph lauren,ralph lauren uk,ralph lauren outlet,ralph lauren outlet online,polo ralph lauren outlet,ralph lauren polo
cheap ugg boots
louboutin uk
rolex watches,swiss watch,replica watches,rolex watches for sale,replica watches uk,rolex watches replica,rolex watches for sales
oakley outlet online
michael kors outlet store
oakley outlet
cheap oakley sunglasses
cheap oakley sunglasses
true religion sale
cheap oakley sunglasses
ray ban sunglasses,ray ban sunglasses outlet,ray ban,rayban,ray bans,ray ban outlet,ray-ban,raybans,ray ban wayfarer,ray-ban sunglasses,raybans.com,rayban sunglasses,cheap ray ban
michael kors outlet store
michael kors outlet online
michael kors factory store,michael kors outlet online sale,michael kors,kors outlet,michael kors outlet,michael kors handbags,michael kors outlet online,michael kors handbags clearance,michael kors purses,michaelkors.com,michael kors bags,michael kors shoes,michaelkors,cheap michael kors
nba jerseys wholesale
air jordan shoes
ugg boots
ugg outlet
cheap ugg boots
ugg boots clearance
qqq1026

Xiaozhengm 520 dijo...

2015-11-30 xiaozhengm
sac longchamp
michael kors uk
coach outlet
pandora jewelry
michael kors outlet online
ugg australia
kate spade outlet
louis vuitton handbags
coach outlet
adidas trainers
cheap uggs boots
michael kors handbags
ugg boots
fake oakley sunglasses
christian louboutin outlet
nike roshe runs
michael kors outlet
caoch outlet
coach factory outlet
jordan 4 toro
cheap jordan shoes
louboutin
polo outlet
louis vuitton
michael kors outlet
michael kors outlet
north face outlet
cheap oakley sunglasses
nike air max uk
basketball shoes
louis vuitton outlet
running shoes
michael kors outlet
barbour uk
coach outlet store online
coach factory outlet
louis vuitton outlet
coach factory outlet
gucci outlet
coach canada outlet

top