Aída Avella

(Por Atilio A. Boron *)  El pasado fin de semana las agencias de noticias informaron sobre el atentado sufrido el Domingo 23 de Febrero por Aída Avella, la candidata presidencial de la Unión Patriótica para las próximas elecciones que tendrán lugar en Colombia el 25 de Mayo. Avella iba acompañada por el candidato a senador por esa fuerza política, Carlos Lozano, mientras se desplazaba en una caravana por el Departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela. Súbitamente su vehículo fue atacado por dos sicarios desde una motocicleta de alta cilindrada que dispararon con armas de grueso calibre tanto al automóvil blindado en que se encontraban Avella y Lozano como a los de su escolta. Afortunadamente no hubo que lamentar víctimas fatales; si los matones hubieran logrado su objetivo Avella habría sido la tercera candidata presidencial de la Unión Patriótica en ser ultimada y una más, probablemente con Lozano, en engrosar la lista de unos 5.000 militantes de la UP asesinados por la derecha colombiana, en el gobierno y fuera de él.
       La UP surgió como resultado de una negociación entre las FARC y el gobierno del presidente Belisario Betancur a comienzos de los años ochenta, producto de la cual se acordó, en 1984, admitir la incorporación al juego  institucional de Colombia de una fuerza partidaria que posibilitara la progresiva incorporación de la guerrilla a la legalidad política del país. Así se conformó la UP, que presentó candidatos a todos los cargos en juego. Pero esta iniciativa abrió las puertas del infierno y tanto los paramilitares como los narcos y las propias fuerzas de seguridad del estado colombiano aprovecharon la salida a la superficie de los cuadros y la militancia de la izquierda –fuesen o no guerrilleros- para perpetrar un genocidio político sin precedentes exterminando a quienes habían confiado en lo pactado con Betancur y creyeron que el estado de derecho y la voluntad de poner fin al conflicto armado se habían finalmente implantado en Colombia. A consecuencia de este baño de sangre fueron asesinados los dos candidatos presidenciales sucesivamente presentados por la UP en 1986 - Jaime Pardo Leal y Bernardo Jaramillo Ossa- a los que se sumaron 8 congresistas, 13 diputados, 70 concejales, 11 alcaldes, además de los miles de militantes de base desaparecidos o ultimados por esta sangrienta operación. Esta trágica historia no es demasiado conocida pero constituye el trasfondo de las difíciles negociaciones entabladas en La Habana entre el gobierno colombiano y las FARC cuyos integrantes y simpatizantes se preguntan, a la luz de las crueles enseñanzas de la verdad histórica, si la cosa ahora podrá ser diferente.
     Pero el objetivo de estas líneas no es reseñar este espeluznante capítulo de la historia colombiana sino subrayar la infame manipulación de la prensa de derecha -en la Argentina como en el resto del mundo- que silenció el atentado sufrido por Avella mientras desplegaba titulares a ocho columnas con sus mentiras y sus fotos trucadas sobre los incidentes y las muertes desencadenadas por la tentativa golpista en Venezuela. Invito a los lectores tan sólo a pensar cómo hubiera reaccionado la prensa “libre e independiente” que nos manipula y desinforma si un atentado contra Henrique Capriles hubiese ocurrido en Venezuela. La gritería de la SIP, la CNN, la NTN24  y todas las cadenas de radio y televisión, además de la prensa escrita, habría sido atronadora. Y los Vargas Llosa, Montaner, Krauze y compañía nos habrían abrumado con sus filípicas condenatorias de la “tiranía chavista” y el criminal hostigamiento practicado sobre sus opositores. Pero nada de esto sucedió porque Colombia está blindada mediática y políticamente por el imperio y sus compinches regionales. La noticia, en los contados casos en que se la expuso, fue relegada a un breve suelto en las páginas interiores de algunos diarios o a  un fugaz flash en radio o televisión. Claro que Colombia es una pieza vital para el ajedrez imperial en la región: por algo su Ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón elaboró un minucioso documento de 55 páginas dirigido a sus contrapartes del Pentágono y la Casa Blanca, incluyendo al director de la CIA, John Brennan, con los cuales se reunirá este viernes. Escrito en perfecto inglés para facilitar el trabajo de sus anfitriones, fue por error dado a conocer a la prensa por algún funcionario del ministerio. Su conocimiento permitió comprobar entre otras cosas que Bogotá ratifica su total sumisión a los imperativos estratégicos de Estados Unidos y la necesidad de reforzar la cooperación entre ambos países, habida cuenta de los graves “retos potenciales” que para la región representan gobiernos como los de Nicaragua, Venezuela, Rusia e Irán. Por eso un atentado como el sufrido por Avella no es noticia, mientras que las tropelías de los opositores  venezolanos aparecen como la noble cruzada unos patriotas deseosos de poner fin a una abyecta tiranía. Con tal de lograr este supremo objetivo se arroja por la borda cualquier límite o escrúpulo moral. Por eso el inverosímil Premio Nobel de la Paz que ocupa la Casa Blanca se permite exigirle al presidente Maduro que ponga en libertad a los sediciosos: es decir, no a manifestantes que protestan pacíficamente sino a quienes por medio de la violencia conspiran para derribar a un gobierno legítimo surgido de las urnas  (¡y que si hicieran lo mismo en Estados Unidos pasarían el resto de sus vidas en una cárcel de máxima seguridad!) mientras  mantiene injustamente en prisión a los luchadores antiterroristas cubanos y a los presos de Guantánamo, enjaulados como si fueran animales feroces y privados del más elemental derecho a la defensa y a un juicio justo. De todo esto la prensa “libre e independiente” no ha dicho ni dirá una sola  palabra.
* Director del PLED, Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini


26.2.2014

Sin memoria, sin recuerdo no hay lucha emancipatoria posible. Es crucial comparar la respuesta de Maduro ante las protestas y los desmanes de la oposición con lo que hicieron, en circunstancias similares, los presidentes supuestamente "democráticos" de la Cuarta República, ninguno de los cuales fue acusado de dictador o violador de los derechos humanos por el establishment y los medios hegemónicos. Comparto, por esto mismo, este escrito que aporta datos contundentes que no pueden ser olvidados.

____________ 


MENOS MAL QUE MADURO, ES MADURO.
ADAPTACIÓN DEL ESCRITO DE: JOSÉ MIEREZ POR
GUSTAVO LÓPEZ Y CÉSAR PRIETO OBERTO


A los que no les gusta este gobierno igualmente los queremos... han dado muestras de que piden libertad para expresarse pero no les gusta escuchar a los que piensan distinto a ustedes.
Si a la tolerancia..... No al fascismo
MADURO es MADURO
Para los que dicen que este gobierno es un "rrrrreeeeegimen" totalitario..
Para los que dicen que aquí no hay democracia y vivimos en "dictadura"... 
Para los que dicen que aquí no hay libertad de expresión..
Para los que dicen que aquí se violan todos los derechos humanos...
Para los que dicen que este es un gobierno que no le importa el pueblo... 
Para todos ustedes...
MENOS MAL QUE MADURO, ES MADURO
PORQUE...

...si MADURO fuese Rómulo Betancourt...:



...Hubiese suspendido las Garantías Constitucionales por lo menos durante 3 años...
...Hubiese perseguido a periodistas y censurado a la Prensa, como se hizo al diario Tribuna Popular y el Semanario Izquierda...
... Hubiese aplicado la orden "Disparen primero y averigüen después"... 
...Hubiese allanado liceos y universidades y botado a más de 900 maestros sin razón alguna...
...Hubiese detenido, sin fórmulas de juicio, a las personas incursas en delitos contra las instituciones...
... Hubiese allanado las sedes e inhabilitado a partidos políticos de oposición, como se hizo con el PCV y el MIR...
...Hubiese mandado a detener a líderes políticos, como se hizo con Pompeyo Márquez y Teodoro Petkoff...
...Hubiese utilizado la Fuerza Aérea y el Ejército para bombardear y rodear a los golpistas de Altamira dejando un saldo de unos 400 muertos y 700 heridos, como en el "Porteñazo"...
...Hubiese detenido a Directores de Prensa por delito de difamación e injuria, como se hizo con Miguel Ángel Capriles...
...Hubiese torturado, perseguido, encarcelado y asesinado a centenares de venezolanos por orden suya...
... Hubiese dicho: "adeco es adeco hasta que se muere"... 

...si MADURO fuese Raúl Leoni...

...Hubiese detenido y asesinado a periodistas que se le opongan, como se hizo con el periodista Fabricio Ojeda...
... Hubiese allanado la UCV y encarcelado a estudiantes... 
…Hubiese suspendido las Garantías Constitucionales y desatado la persecución, tortura y encarcelamiento de centenares de venezolanos...

...Hubiese implantado la desaparición de detenidos con aparatos represivos, como se hizo con la  Digepol, la Sifa y los Teatros de Operaciones, convertidos en centros de tortura y muerte...
...Hubiese allanado las instalaciones de la prensa escrita y detenido a sus directores, como se hizo con el Diario Ultimas Noticias del editor Miguel Ángel Capriles...
...Hubiese producido más de 300 heridos en disturbios en el país, por un paro de trabajadores y declarado el en el Zulia un estado de sitio...
... Hubiesen asesinado a 16 indígenas en el Arauca sin que se sepa porque... 

...si MADURO fuese Rafael Caldera…

...Hubiese allanado y cerrado universidades, como la UCV, durante un año, y militarizado todas las universidades del país...
...Hubiese allanado residencias estudiantiles y asesinado a estudiantes que protestaban por la militarización...
...Hubiese perseguido, torturado, asesinado y desaparecido a centenares de estudiantes, obreros y campesinos...
...Hubiese sido dictado en un tribunal militar una orden de auto de detención a algún editor de prensa, como se hizo, nuevamente, al editor Miguel Ángel Capriles, despojándolo de su inmunidad parlamentaria y teniéndose que asilar en la embajada de Nicaragua...
...Hubiese creado el Corpomercadeo Agrícola para "supuestamente" ayudar a los campesinos...
...Hubiese ganado las elecciones con el 29 % de los votos...
...Hubiese prometido 100.000 casitas por año...
…Hubiese encarcelado a los astrólogos que predicen su muerte, como se hizo con el astrólogo José Bernardo Gómez...

...si MADURO fuese Carlos Andrés Pérez...



...Hubiese perseguido, torturado y asesinado periodistas, como se hizo con Doris Francia, Maria Verónica Tessari y Mariela Arévalo...
...Hubiese allanado emisoras de radios y periódicos del país...
…Hubiese aplicado un "Paquete Económico" totalmente neoliberal...
...Hubiese sacado el ejército un 27 y 28 de Febrero para masacrar al pueblo en sus manifestaciones y producir más de 3000 muertos y miles de heridos y desaparecidos...
...Hubiese suspendido las Garantías Constitucionales y aplicado el toque de queda...
...Hubiese reprimido todas las manifestaciones estudiantiles con bombas lacrimógenas, perdigones y balas y allanado las universidades con la Guardia Nacional, produciendo varios estudiantes muertos y muchos detenidos...
...Hubiese asesinado a más de 100 presos en el retén, por medio de la Guardia Nacional...
...Hubiese recibido ingresos extraordinarios debido a la gran bonanza petrolera de unos 200 mil millones de bolívares y gastado más de 300 mil millones de bolívares, no se sabe en qué, dejando una enorme deuda externa y un déficit presupuestario...
...Hubiese pedido un préstamo al Banco Mundial de 450 millones de dólares, para consolidar los barrios del país, pero quien sabe de qué país...
...hubiese recibido denuncias del Contralor del Estado, sobre irregularidades en 21 instituciones públicas, por compra de fragatas misilísticas y dos submarinos, teniendo este que renunciar a su cargo y pedir protección policial por amenazas...
...hubiese un informe de la CIA, donde lo involucrase en haber recibido "dinero sucio"...
...hubiese privatizado empresas de servicio público importantes, como se hizo con CANTV o VIASA...
...hubiese ocurrido un "error de cálculo" en el presupuesto, ocasionando pérdidas de 6 mil millones de bolívares en las Industrias Básicas del País...
...hubiese sofocado el golpe de estado sangrientamente y encarcelado a los militares involucrados, sometiéndolos a un juicio marcial... 
...hubiese sido enjuiciado por malversación de 250 millones de Bs. de la partida secreta del M.R.I. y suspendido del cargo de Presidente de la Republica...

...si MADURO fuese Luis Herrera Campins... 

...hubiese sido dictado un auto de detención a aLgún militar, por delito de insubordinación y por revelar asuntos militares, como se hizo con el T/C Luís Alfonso Godoy...
...hubiesen sido asesinadas 24 personas entre guerrilleros y militares en Cantaura, de manera extraña...
...hubiese crecido la deuda pública en 150 mil millones de bolívares por el desorden crónico de la administración pública...
...hubiesen sido intervenidos, por irregularidades, el BTV, el BND y el Banfocove (si existieran), afectando a cientos de miles de ahorristas...
...hubiese producido un "Viernes Negro" con un rígido control de cambio, produciendo el cierre de fábricas, empresas y negocios... 
...hubiese irregularidades en Aeropostal por la compra de aviones por parte del Ministerio de Transporte y Comunicaciones, y su ministro se llamaría Vinicio Carrera...
...hubiese creado un RECADI para manejar divisas, pero con irregularidades por 180 millones de dólares, que nadie sabe que se hicieron, y hubiese culpado de eso a un "chinito"...

...si MADURO fuese Jaime Luisinchi...

...hubiesen realizado una masacre en Yumare y otra en El Amparo, asesinando a 23 venezolanos...
...hubiese allanado emisora de radios y detenido a periodistas…
...hubiese dicho a los periodistas: "A mí no me jodes tú"...
... hubiese tenido una secretaria privada, tal vez de nombre Blanca Ibáñez, que hiciera lo que le diera la gana y gobernara el país a su antojo...
…hubiese comprado 60 Jeeps con fondos de la Partida Secreta del M.R.I., para el servicio de su partido y de la campaña electoral... 
...hubiese dicho: "La banca me engaño"...
...hubiese devaluado el dólar de un solo golpe en un 100 %, pasándolo de 7,50 Bs. a 14,50 Bs....
...hubiese sido dictado un auto de detención a su secretaria privada, por peculado doloso y por uso
 ilícito de título falso de bachiller...
...hubiese sido cuestionado por Amnistía Internacional, por violaciones de los DERECHOS HUMANOS Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN...

...si MADURO fuese Pedro Carmona...


...Se hubiese autoproclamado REY y disuelto la constitución y todos los poderes...
...Se reservaría el derecho de remover de su cargo a cualquier gobernante electo.... 
... Hubiese formado un gobierno de "transición y unidad nacional" electo por los empresarios, dueño de medios y oligarcas de Venezuela...
... hubiese asediado alguna embajada buscando a todos los adecos, copeyanos, PJ, Un VIEJO Tiempo y compañía ... (como el FACISMO del12-04-2002 en la embajada de Cuba)
...Sus partidarios en la embajada de EEUU Hubiesen proclamado... "Manuel Rosales y su combo, los que están allá adentro, se van a tener que comer las alfombras porque no les va a entrar agua, tampoco les va entrar comida, le vamos a cortar la luz después de que vean este mensaje"..... (FACISMO de 12-04-02 Embajada de Cuba)
...Hubiese mandado a meter presos a diputados, gobernadores, alcaldes etc. etc... (FACISMO)
...hubiese mandado a pasar a Tom y Jerry en TV mientras que millones de personas manifestaban en la calle en el PEOR SILENCIO INFORMATIVO DE LA HISTORIA (Autocensura del 13-04-02)....
...Hubiese sido tan breve en el poder que ya no nos acordaríamos de él.... (Menos mal que solo duro pocas horas)

...si MADURO fuese uno de ellos...

...tendríamos la "democracia" de los últimos 40 años de la cuarta república.
Para ustedes, los que dicen que quieren una verdadera democracia, menos mal que MADURO, es MADURO y por eso seguirá habiendo democracia en Venezuela, y no habrá opositores desaparecido, ni tirados al mar, como en Argentina y Chile; tampoco se va a pasar a la oposición por la motosierra como hacen los paramilitares de Uribe Vélez en Colombia, etc. etc. y tampoco habrá Guantánamos…

…SI MADURO y CHAVEZ hubiesen gobernado estos últimos 15 años como los últimos 15 de Luis Herrera, Jaime Lusinchi, CAP II y Caldera II..

…La devaluación acumulada del bolívar hubiese soprepasado los 13.000%, en lugar de los 1.468 de estos últimos 15 años…
…Hubiésemos tenido inflación del 81% y 103% como en 1989 y 1996…
…Pdvsa estaría privatizada en manos de las transnacionales del imperio…
…Hubiésemos pactado con el FMI y el litro de gasolina costara 10Bs y un litro de aceite 200 Bs…
…Nos habríamos salido de la OPEP y tendríamos una producción de 6 millones de barriles diarios y
el precio del barril estaría en 20$ por saturación del mercado de oferta…
…Habrían quebrado unos 20 bancos como en 1994-95…
…Las tasas de interés de los préstamos bancarios para los empresarios del campo y la ciudad rondarían el 50% en lugar del 13% de ahora…
…El salario mínimo estaría reducido a la mínima expresión por órdenes del paquete neoliberal del FMI…
…Seguiría la incorporación de pensionados a un ritmo de sólo 500 por año, en lugar de los 150.000 que se han incorporado anualmente en los últimos 15 años…
…El analfabetismo seguiría siendo una mácula en la sociedad venezolana…
…Los viejitos de la tercera edad no tendrían sus pensiones homologadas al salario mínimo…
…El desempleo estaría en un 20-25%...
…Seríamos el último país de América Latina en la distribución del ingreso o Indicador de Gini…
…Los sueldos de los profesores universitarios hubiesen seguido el ritmo hambreador que traían…
…El pago de las prestaciones sociales de los jubilados universitarios tendrían un atraso promedio de 25 años.
…Tendríamos el ignominioso cupo universitario con una matrícula que no sobrepasaría los 800.000 estudiantes en lugar de los 2.600.000 de hoy…
…Todo el servicio de salud estaría privatizado…
…Todo el servicio educativo estaría privatizado…
…Todas las líneas aéreas estarían privatizadas…
…El servicio de Metro, en todas las ciudades estaría privatizado…
…El deporte seguiría medrando y mendigando para recibir mendrugos del presupuesto…
…Los ministerios de la economía y las empresas del Estado estarían en manos de los zamuros de Fedecámaras…

César E. Prieto Oberto
Economista
20.2.2014

¡Cuanta razón tenía el Ché cuando dijo que "al imperialismo no se le puede creer ni un tantito así, ¡nada!" Su inmoralidad, y la de sus compinches de la derecha venezolana, no tiene límites. Para apropiarse de lo ajeno (lo recordaba José Martí) son capaces de robar, matar, violar y, por supuesto, mentir. Mentir con las imágenes, en un mundo dominado por imágenes audiovisuales. Recomiendo visitar el sitio de Alba Ciudad para ver una serie de fotografías trucadas para atribuirle al gobierno venezolano atrocidades cometidas en otros países. No pierdan un minuto y vayan a: 

http://albaciudad.org/wp/index.php/2014/02/la-primavera-photoshop-medios-y-tuiteros-opositores-utilizan-decenas-de-imagenes-de-represion-policial-en-otros-paises-para-alegar-que-ocurren-en-venezuela/

Y para muestra basta un botón: 


  • Arriba a la izquierda: Tuitera opositora Daniela Frías divulga una foto de una supuesta estudiante venezolana a punto de llorar, tratando de abrazar a un policía. ”Tú y yo somos venezolanos, mi pana”, dice el texto del tuit.
  • Derecha:  La imagen en realidad corresponde a hechos ocurridos en Bulgaria en el año 2013.
19.2.2014

Hola: va una nota sobre la coyuntura actual de Venezuela.

Leopoldo López Mendoza, líder del "ala dura" (vulgo: fascistas) de la derecha venezolana

(Por Atilio A. Boron)  La escalada desestabilizadora que actualmente sufre la Venezuela bolivariana tiene un objetivo no negociable: el derrocamiento del gobierno de Nicolás Maduro. No hay un ápice de interpretación de quien esto escribe en esta afirmación. Fue expresada en reiteradas ocasiones no sólo por los manifestantes de la derecha en las calles sino por sus principales líderes e instigadores locales: Leopoldo López (ex alcalde del municipio de Chacao, en Caracas, y jefe del partido Voluntad Popular)  y María Corina Machado, diputada por Súmate a la Asamblea Nacional de Venezuela.  En más de una ocasión se refirieron a las intenciones que perseguían con sus protestas utilizando una expresión a la que regularmente apela el  Departamento de Estado: “cambio de régimen”, forma amable y eufemística que reemplaza a la desprestigiada “golpe de estado”. Lo que se busca es precisamente eso: un “golpe de estado” que ponga punto final a la experiencia chavista. La invasión a Libia, y el derrocamiento y linchamiento de Muammar El Gadafi son un ejemplo de “cambio de régimen”; hace medio siglo que Estados Unidos está proponiendo  sin éxito algo similar para Cuba. Ahora lo están intentando, con todas sus fuerzas, en Venezuela.
     Esta feroz campaña en contra del gobierno bolivariano –en realidad, un proceso de fascistización de larga data- tiene raíces internas y externas, íntimamente imbricadas y solidarias en un objetivo común: acabar con la pesadilla instaurada por el Comandante Hugo Chávez desde que asumiera la presidencia en 1999. Para Estados Unidos la autodeterminación venezolana afirmada sobre las mayores reservas comprobadas de petróleo del mundo, la derrota del ALCA  y los avances de los procesos de integración y unidad en América Latina y el Caribe –la UNASUR, el Mercosur ampliado, la CELAC, Petrocaribe, entre otros- impulsados como nunca antes jamás por el   líder bolivariano son desafíos intolerables e inadmisibles, merecedores de un ejemplar escarmiento. Para la oposición interna el chavismo significó el fin de las prebendas y negociados que obtenía por su colaboración con el gobierno de Estados Unidos y las empresas norteamericanas en el saqueo y el pillaje de la renta petrolera, y que encontró en los líderes y organizaciones políticas de la Cuarta República sus socios menores e imprescindibles operadores locales. Tanto Washington como sus peones estaban seguros de que el chavismo no sobreviviría a la desaparición física de su fundador. Pero con las presidenciales del 14 de Abril del 2013 sus esperanzas se esfumaron: Nicolás Maduro prevaleció sobre Henrique Capriles por un porcentaje muy pequeño, pero suficiente e indiscutible, de votos. La respuesta de estos oligarcas travestidos en señeras figuras de la república fue primero desconocer el veredicto de las urnas y luego desatar violentas protestas que cobraron la vida de más de una decena de jóvenes bolivarianos, dejando heridos a unos cien, amén de la destrucción de numerosos edificios y propiedades públicas. Cabe consignar que al día de hoy, diez meses después de las elecciones presidenciales, Washington no ha reconocido formalmente el triunfo de Nicolás Maduro. En cambio, el inverosímil Premio Nobel de la Paz demoró horas en reconocer como triunfador de los comicios presidenciales hondureños del 24 de Noviembre pasado -viciados hasta lo indecible y fraudulentos como muy pocos- al candidato de “la embajada”, Juan O. Hernández. El imperialismo no se equivoca al elegir a sus enemigos: los Castro, Chávez, ahora Maduro, Correa, Morales; y contrariamente a lo que algunos ingenuamente postulan, no existe una derecha que sea “oposición leal” a un gobierno genuinamente de izquierda. Menos aun cuando se trata de una derecha manejada por telecomando desde la Casa Blanca. Si se comporta con lealtad es porque ese gobierno ya fue colonizado por el capital. Pese a la violencia de los militantes de la Mesa de Unidad Democrática que sostenía la candidatura de Capriles el gobierno logró restablecer el orden en las calles. Contribuyeron a ello la clara y enérgica respuesta gubernamental y, además,  la certeza que tenía la dirigencia del MUD que las próximas elecciones municipales del 8 de Diciembre -que la derecha caracterizó como un plebiscito- les permitirían derrotar al chavismo para luego exigir la inmediata renuncia de Maduro o, en el peor de los casos, convocar a un referendo revocatorio anticipado sin tener que esperar hasta mediados del 2016 tal como lo establece la Constitución. Pero la jugarreta les salió mal, porque fueron ampliamente derrotados por casi un millón de votos y nueve puntos porcentuales de diferencia.
     Atónitos ante lo inesperado del resultado, que por primera vez le ofrecía al gobierno bolivariano la posibilidad de gestionar durante dos años los asuntos públicos y administrar la economía sin tener que involucrarse en virulentas y distractoras campañas electorales, los antichavistas peregrinaron a Washington para redefinir su estrategia en función de las necesidades geopolíticas del imperio y recibir órdenes, dineros y ayudas de todo tipo para sostener su proyecto desestabilizador. Derrotados en las urnas ahora la prioridad inmediata era, como lo exigiera Richard Nixon para el Chile de Salvador Allende en 1970, “hacer chirriar la economía”. De ahí los sabotajes, las campañas de desabastecimientos programados y el desenfreno de la especulación cambiaria (según recomienda en su manual de operaciones el experto de la CIA Eugene Sharp); los ataques en la prensa en donde las mentiras y el terrorismo mediático no conocen límite o escrúpulo moral alguno y, luego, como remate, “calentar la calle” buscando crear una situación similar a la de la ciudad de Bengasi en Libia, capaz de desbaratar  por completo la economía y desatar una gravísima crisis de gobernabilidad que tornase inevitable la intervención de alguna potencia amiga, que ya sabemos quién es, para que acudiese en auxilio de los venezolanos para restaurar el orden quebrantado.
      Una tras otra todas estas iniciativas terminaron en el fracaso, pero no por ello la derecha abandonará sus propósitos sediciosos. Leopoldo López se acaba de entregar a la justicia y es de esperar que esta le haga caer, a él y a su compinche, María Corina Machado, todo el peso de la ley. Llevan varias muertes sobre sus mochilas y lo peor que le podría pasar a Venezuela sería que el gobierno o la justicia no advirtieran lo que se oculta dentro del huevo de la serpiente. En situaciones como éstas, y ante enemigos como éstos, cualquier intento de “reconciliación nacional” o de “línea blanda” es la segura ruta hacia la propia destrucción. Los fascistas y el imperialismo sólo entienden el lenguaje de la fuerza. López y Machado deberán recibir un castigo ejemplar, siempre dentro del marco de la legalidad vigente, y no deberían descartarse violentas manifestaciones para exigir su inmediata liberación. Tampoco habría que desechar la hipótesis de que, en su desesperación, la derecha pudiese apelar a cualquier recurso, por aberrante que sea.  Pero el procesamiento y castigo de los instigadores de tanto derramamiento de sangre no será suficiente para aventar el riesgo de un brutal derrocamiento del gobierno bolivariano; la única garantía estriba en la activa movilización y organización de las masas chavistas para sostener a “su revolución”, con sus muchos aciertos y también sus errores. Eso es lo único que permitirá aventar el peligro de un asalto fascista al poder que pondría sangriento fin a la gesta bolivariana, desencadenando una oleada reaccionaria que reverberaría por todo el continente. De ahí que lo que esté en juego en estas horas no es sólo el futuro de Venezuela sino el de toda Nuestra América.


18.2.2014

 ¡No te desentiendas ni te calles! Movilizate para detener el plan fascista para derrocar al gobierno venezolano. ¡Todos somos Venezuela porque la derecha y el imperialismo vienen por todo!
Enviá tu adhesión a:

http://humanidadenred.org.ve/innumerables-adhesiones-se-suman-en-apoyo-al-comunicado-contra-la-agresion-fascista-en-venezuela/

Graffiti escrito en las paredes de la Agencia Venezolana de Noticias en el que se lee "¡Viva el Cáncer!", y que tiene al lado la firma del grupo de extrema derecha Juventud Activa Venezuela Unida (JAVU).

Innumerables adhesiones se suman en apoyo al Comunicado “Contra la agresión fascista en Venezuela”

Enviado por en 18/02/2014 –   
logo_cuadrado 
Diversos intelectuales, artistas, movimientos sociales, colectivos, y diferentes individualidades en toda América Latina y el mundo han firmado el comunicado que emitiese la Red en Defensa de la Humanidad el pasado 13 de febrero luego de los lamentables actos violentos que dejaron un saldo de 3 personas fallecidas en manifestacones opositoras frente a una de las sedes del Ministerio Público ubicada en Parque Carabobo en la capital venezolana.

Con profundos sentimientos de rechazo a la violencia que el fascismo imperial ha desatado en las últimas semanas sobre Venezuela y con grandes sentimientos de solidaridad con el proceso revolucionario que dejara encaminado el Comandante Supremo Hugo Chávez, en manos del presidente constitucional Nicolás Maduro, miles de voces en todo el continente nuestroamericano también han enviado muestras de solidaridad y rechazo a cualquier injerencia del impero yanqui. A continuación las firmas de quienes apoyaron el llamado de la Red en Defensa de la Humanidad:

FIRMAS DE ADHESIÓN  
Alfonso Sastre. Dramaturgo, Ensayista. País Vasco
Pablo González Casanova, Sociólogo. Profesor UNAM, México
Atilio Boron. Premio Libertador al Pensamiento Crítico, 2012.
Carlos Fernández Liria. Premio Libertador al Pensamiento Crítico 2010.
Gianni Vattimo, Filósofo y Eurodiputado, Italia.
Leonardo Boff, Teólogo de la Liberación, Brasil
Frei Betto, Teólogo de laLiberación, Brasil.
Roberto Fernández Retamar, Cuba
Jorge Fons, realizador cinematogáfico, México
Orlando Senna, realizador cinematogáfico, Brasil.
Elma Beatriz Rosado, Fundación Filiberto Ojeda Ríos, San Juan, Puerto Rico
Victor Flores Olea. Profesor UNAM, ensayista, autor de libros en política internacional.
Adalberto Santana, director del CIALC (Centro de Investigaciones de América Latina y Caribe) de la UNAM.
Aldo Díaz Lacayo, Nicaragua
Ana Esther Ceceña, México
Ángel Guerra Cabrera, Periodista, Cuba
Arturo Corcuera. Premio de Poesía Casa de las Américas. Perú.
Aurelio Alonso, Premio Nacional de Ciencias Sociales, Cuba
Belén Gopegui, España
Beto Almeida, Brasil
Camille Chalmers. Directeur Exécutif de la PAPDA, Haití
Chiara Varese. Cineasta. Perú.
Carlos Fazio, México
Carmen Bohórquez, Premio Nacional de Cultura, Venezuela
Daniel Viglietti, Cantautor, Uruguay
Danny Ribera, Puerto Rico
Darío Salinas Figueredo, México
Diego de la Texeira, Documentalista
Eva Golinger, Periodista, Venezuela
Fernando Buen Abad, México
Fernando Rendón, Poeta. Festival Mundial de Poesía de Medellín
François Houtart, Bélgica
Gabriel Impaglione. Revista de Poesía Isla Negra. Sardegna, Italia.
Gennaro Carotenuto, Italia
Gilberto López y Rivas, México
Gloria La Riva, Estados Unidos
Héctor Béjar Rivera. Premio Casa de las Américas. Perú.
Héctor de la Cueva, coord. del Centro de Investigación en Asuntos Laborales (Cilas) de México, miembro del Grupo Paz con Democracia.
Héctor Díaz-Polanco, México
Hernando Calvo Ospina, Colombia/Francia
Hildebrando Pérez Grande. Premio de Poesía Casa de las Américas. Perú.
Horacio Cerutti, Filósofo, Profesor UNAM. México
Hugo Moldiz, Bolivia
Irene León, Ecuador
Iroel Sánchez Espinosa, Cuba
James Cockcroft, EE UU
Javier Couso Permuy, España
John Saxe-Fernández, México
José Antonio Lorente, Médico Genetista, España
José Luis Ayala. Poeta, narrador, periodista. Perú.
José Pertierra, Abogado, Estados Unidos
Juan Carlos Monedero. Profesor Universidad Complutense, Madrid (España)
Juan Cristóbal. Premio Nacional de Poesía. Perú.
Juan Paz y Miño, Historiador, Ecuador
Katiuska Blanco, Cuba
Katu Arkonada, País Vasco
Luciano Vasapollo, Italia
Luis Britto García, Escritor, Premio Nacional de Cultura, Venezuela
Luisa A Vicioso Sánchez, República Dominicana
Luis Hernández Navarro, Periodista de La Jornada, México
Manuel Cabieses Donoso, Revista Punto Final, Chile
María Augusta Calle. Parlamentaria Ecuatoriana y parlamentaria del PARLATINO
Marilia Guimaraes, Brasil
Marta Harnecker, Chile
Michael Lebowitz, Canadá
Miguel Urbano, Portugal
Mónica Bruckman, Perú
Nils Castro, Panamá
Norberto Codina, Cuba
Omar González, Cuba
Pablo Guadarrama, Filósofo, Cuba.
Raúl Fornet-Betancourt, Filósofo, Alemania
Raúl Zibechi, Argentina
Reynaldo Naranjo. Premio Nacional de Poesía. Perú.
Rita Martufi, Italia
Rosina Valcárcel. Premio de poesía “José María Arguedas”. Perú.
Theotonio Dos Santos, Brasil
Thierno Diop, Senegal
Tito Ameijeiras, Documentalista
Wim Dierckxsens, San José, Costa Rica
Winston Orrillo, Premio Nacional de Periodismo, Perú
********************
MÁS FIRMAS
Aitana Alberti, Cuba.
Alaín Elías. Escritor. Perú.
Alberto Arroyo Picard
Alejandro Alvarez Bejar, Academico-UNAM, Mexico
Alejandro Dausá, Bolivia
Alejandro Moreano
Alex Pausides, Cuba
Alicia Castellanos Guerrero, Profesora de Antropología de la UAM, México.
Anahit Aharonian
Andrea Salvatierra, Bolivia
Andrés Barreda, Facultad de Economía de la UNAM,
Andrés Sal-lari, Bolivia
Arantxa Tirado
Aria Teresa Herrera Molina, Venzuela
Ariel Direse, Argentina
Arturo Escobar
Atilio Bonilla, Perú
Berardo Gonzalo Dri, Roma – Italia.
Bruno Portuguez. Pintor. Perú.
Caique Botakay, Brasil
Carlos Aznárez, Argentina
Carlos Ernesto Motto
Carlos María Alsina, Argentina
Carlos Raúl Aranda. Ex detenido político dictadura cívico militar Resistencia, Chaco,  Argentina
Carlos Prigollini, México
Carlos Walter Porto-Gonçalves
Carlos Zorzoli, militante DDHH, México
Carmen Almao, Venezuela
Carmen Guardia, Bolivia
Carolina Tetelboim, UAM, México.
Catalina Eibenschutz, México
Claudia Gómez Haro, Directora Académico Centro Cultural Casa Lamm
Claudia Sandoval, México
Cecilia Conde, Brasil
Chiara Varese, Perú
Claudio Katz. Argentina
Constantino Bértolo, España
Cristina Barros, México
Cristina Steffen, México
Damián Camacho, México
Dario Azzellini, profesor asistente, Universidad Johannes Kepler Linz, Austria
Darío Salinas Figueredo, UIA, México.
Deysi Cheyne, El Salvador
Diana Avila. Socióloga. Perú.
Dolores Miconi, Argentina
Donald Myerston, Venezuela
Eduardo Arroyo. Sociólogo. Perú.
Elder Andrade de Paula, Brasil
Elida Eichenberger, Argentina
Elina Ofelia Aguiar. Argentina
Emilio Taddei, Argentina
Enoque Feitosa, Director de Postgrado de la Universidad de Pernambuco, Brasil
Enrique Cortés Reyna, México
Enrique González Ruiz.
Enrique Ortega Salinas, escritor y analista político, Uruguay.
Ernesto Carmona Ulloa
Estela Maidac, Argentina
Etna Velarde. PIntora. Perú.
Fanny Palacios Izquierdo. Pintora. Perú.
Federico García. Cineasta. Perú.
Fernando Asián, España
Fernando Cortés B., México
Fernando Sánchez Cuadros, Economista peruano del Centro de Estudios Monetarios de América Latina y el Caribe
Fidel Ibáñez Rozas, España
Francisco Adrianzén. Cineasta. Perú.
Francisco Lacayo, Nicaragua
Frida Modak, México
Galo Palacio, Colombia
G. Arturo Limón D. México
George Leddy, académico, Los Ángeles, California.
Giovanna Mulas, escritora, Italia
Gilberto Ríos Murguía, Honduras
Gonzalo Gonsalvez, Bolivia
Gonzalo Fernandez Ortiz de Zarate, Argentina
Gonzalo Perera, Uruguay
Gustavo Espinoza. Periodista. Perú.
Hugo Deschutter, Resistencia – Chaco – Argentina -
Humberto Ríos, Argentina
Ines Izaguirre. Profesora UBA, Miembro Directivo APDH, Inst. de Invest. “Gino Germani”
Ingrid Loreto Zabala, Bolivia
Jacques de Novion, Professor Adjunto,  Universidad de Brasília
Jesús Ramírez Cuevas, director del diario Regeneración, órgano oficial de Morena
Jorge Lora Cam, México
José Antinoe Fiallo Billini, Profesor Universitario, Republica Dominicana.
José Arnaldodo Gómez. Corrientes, Argentina
José Daniel Fierro. Miembro del consejo editor del periódico Rebelion.org
José Luis Ayala, Perú
José Luis Brés Palacio, docente y periodista, Argentina
José Raúl Eduardo Simón, Resistencia, Chaco, Argentina.
José Luis Tagliaferro
José Peguero, México
Josefina Morales, México
Juan Antonio Hormigón Blánquez, España
Juan Cristóbal, Perú
Julio Dagnino. Periodista. Perú.
Julio Muñóz Rubio, México
Julieta Petriella, Realizadora audiovisual, Argentina
Karen Lee Wald, E.U
Lidia Cordoba, Venezuela
Ligia Machado, Colombia
Lilia Ghanem, Líbano
Liliana Forchetti, Argentina
Lois Pérez Leira. escritor y documentalista. Galicia. España.
Lorena Freitas, Universidad de Pernambuco, Brasil
Luis Suárez Salazar, UNEAC, Cuba
Mabel Grimberg, Prof Titular UBA.  Investigadora Principal de CONICET. Argentina
Magdalena León, Ecuador
Marco Velázquez, México
Margarita Favela, México
Margarita Schmitz García, España
María Angélica Kees, Resistencia, Provincia del Chaco, Argentina
María Guadalupe Ochoa Avila, México
María Luisa Mendonça
María del Rayo Ramírez Fierro, Coordinadora Académica UNAM, México
Maricarmen Montes, México
Marielle Palau
Martha Bardaro, Resistencia – Chaco – Argentina
Manolo Monereo, España
Manuel Robles. Periodista. Perú.
Manuel I. Santos, Ciudad de Pinamar, Provincia de Buenos Aires, Argentina
Manuel Bertoldi, Argentina, Secretaria Operativa Articulación Continental Movimientos Sociales hacia el ALBA,
María Alejandra Mumbach, Corrientes, Argentina
María del Rosario Camors, Resistencia, Chaco, Argentina
María Elena Saludas (ATTAC / CADTM-AYNA). Argentina
Maria Nela Prada Tejada, Bolivia
Melissa Arria, Venezuela
Mercedes Olivera  Bustamante,  Investigadora del CEMECA- UNICACH y del Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas.
Miguel Socolovsky. Investigador del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM, México
Milagros Rivera, Puerto Rico
Milton Pinheiro – Universidade do Estado da Bahia (UNEB), Brasil
Mônica Martins. Universidade Estadual do Ceará. Brasil
Nayar López Castellanos, México
Oscar Silva, Bolivia
Oscar Ugarteche, Investigador titular, Instituto de Investigaciones Económicas, UNAM
Pablo Mansilla, México
Pablo Navarrete, Reino Unido
Patricia Mónica Aguirre, Resistencia, Chaco, Argentina.
Paulino Núñez M.Reque, Caracas, Venezuela
Peter Rosset, Centro de Estudios para el Cambio en el Campo Mexicano (CECCAM)
Piero Arria, Venezuela
Pierre Mouterde, Canadá
Pilar Roca. Cineasta. Perú.
Rafael Puente, Bolivia
Rafael Quintero López
Rainer Schlittgen
Ramón Pedregal Casanova, España
Rashid SHERIF, Psiquiatra. Túnez
Raúl Roa Kourí. México
Rebeca Peralta Mariñelarena, México
Renato Fialho Jr.,Brasil
Reynaldo Naranjo, Perú
Ricarda Schlittgen
Ricardo Bajo, Bolivia
Ricardo Flecha.Trovador. Paraguay
Ricardo Alejandro Vassel, Ex Preso Político, Corrientes, Argentina
Ricardo Martínez Martínez, Periodista, Perú
Ricardo Molina Meza, Dpto. de Filosofía, Universidad de El Salvador.
Robert Austin, Ph.D, Honorary Research Fellow, University of Queensland,  Australia
Roberto Follari, Argentina
Roberto Leher, UFRJ, Brasil
Rolando Ramos, Canadá
Rosa Vicente, España
Rosalía Schneider
Rosina Valcárcel, Perú
Salvador López Arnal, colaborador de Rebelión
Santiago Alba Rico, España
Saudhi Batalla, México
Selva Eidelstein, Chile
Sergio Arria, Venezuela
Sergio Bacchi, Brasil
Sergio Badilla Castillo. Poeta y académico. Chile.
Silvia Arana, traductora y escritora en Rebelión
Silvia Tamez González, México
Simona Yagenova
Sirio López Velasco. Brasil
Techi Cusmanich .Gestora Cultural. Paraguay.
Urania Atenea Ungo, Panamá
Valeria Silva Qinaya, Bolivia
Vicente Otta. Sociólogo. Perú.
Víctor Ríos. Historiador. España y Venezuela
Víctor Vacaflores, Bolivia
Viviana Ramírez, BA (Hons), Dip. Ed. Senior Teacher of Spanish, Australia
Walter Martínez, México
Ximena de la Barra, arquitecto, Chile
Yamandú Acosta, Uruguay
Yolanda Nuñez,  Cuba
Yolanda Wood, Casa de las Américas, La Habana, Cuba
*******************
COLECTIVOS
OSPAAAL – Organización de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y
América Latina  CUBA
REDH-Bolivia
REDH-Brasil
REDH-Cuba
REDH- El Salvador
REDH-Italia
REDH-Nicaragua
REDH-Perú
REDH-Venezuela
REDH-Senegal
Plataforma Bolivariana Francisco de Miranda de Cádiz (España),
Mujeres para el Diálogo: Leonor Aída Concha, Rosa Barranco, Lourdes del Villar, Elizabeth Alejandre, Angeles González, Bertha Vallejo, Graciela Tapia. México
Movimiento de Solidaridad Nuestra América, Maricarmen Montes, Cristina Steffen, Walter Martínez, Carlos Prigollini, Enrique Cortés, Claudia Sandoval…
Sicsal:. Patricia Santiago, Carmen Mendoza, Norberto Pérez, Alfonso Anaya, Leticia Gutiérrez, Gabriela Hernández, Leticia Rentería…

17.2.2014

¡Hola! Comparto nota sobre los Diálogos de Paz entre las FARC y el gobierno colombiano que publicara el día de ayer el diario Página/12. 



EL MUNDO › OPINION

Primer balance de los Diálogos de Paz

 Por Atilio A. Boron *
Desde La Habana
Prontos a cumplir los dos años, los Diálogos de Paz que se llevan a cabo en La Habana entre las FARC y el gobierno colombiano arrojan algunos logros de importancia. El primero: la ruptura de la larga invisibilización del conflicto armado en Colombia, negado por una engañosa retórica oficial que satanizaba a los insurgentes como “narcoguerrilleros” o “narcoterroristas” y que concebía a la guerrilla más antigua del planeta como si fuera una actividad meramente delictiva, ocultando sus raíces estructurales y su naturaleza y objetivos sociopolíticos. No es un dato menor que quien propalaba estas mentiras, Uribe y sus corifeos, son gentes que según la DEA y el FBI tienen probadas vinculaciones con el narcotráfico. Con un total de 80 parlamentarios condenados o procesados por sus vinculaciones con los narcos, la derecha colombiana ostenta el Record Guinness en el campeonato mundial de la narcopolítica. Los Diálogos no sólo contribuyeron a acabar con esas calumnias, sino que la cobertura mediática de las conversaciones hizo posible que el pueblo colombiano pudiera escuchar los planteamientos de las FARC y romper el cerco informativo que las mantenía en el aislamiento y que los medios –abrumadoramente controlados por la derecha– denunciaban como siniestras organizaciones criminales. Ya no más: en las periódicas apariciones luego de cada ciclo de conversaciones con los representantes del presidente Santos, los negociadores de la guerrilla aparecen ante la opinión pública colombiana como gentes razonables y siempre portadores de concretas iniciativas patrióticas.

Lo segundo, es que los representantes de las FARC desbarataron las acusaciones sobre el supuesto vínculo entre la guerrilla y el narcotráfico, haciendo pública una iniciativa que su entonces líder, el comandante Manuel Marulanda Vélez, presentara públicamente el año 2000 para acabar con el cultivo de coca en Colombia. El plan proponía la sustitución de la coca por otros cultivos de corte tradicional. Pero la materialización de este proyecto requiere de la activa participación de un gobierno que lo haga suyo, cosa que Bogotá no hizo. Su política, a propuesta de Washington, ha sido quemar las plantaciones de coca sin ofrecer nada a cambio para los campesinos. El resultado: la diseminación de ese cultivo por casi todo el país. En las consideraciones de Marulanda el costo de esta reconversión agraria, que erradicaría de verdad la coca, debía ser financiado conjuntamente por organismos internacionales de crédito, un programa especial de la ONU y, por supuesto, el gobierno colombiano. Esta iniciativa, que refuta inapelablemente la conjunción de intereses entre los narcos y las FARC, porque efectivamente acaba con el cultivo de la coca, había circulado profusamente en Colombia. Sin embargo, encontró oídos sordos en los despachos oficiales.
Tercero y último: los representantes de las FARC también promovieron diversas iniciativas para mejorar la pobre calidad de la democracia colombiana. Una de ellas serviría para remover las argucias leguleyas que impiden a uno de los personajes más populares de Colombia, la ex senadora Piedad Córdoba, desempeñar cualquier puesto público por un período de dieciocho años. La causa de este disparate: los incansables esfuerzos de Piedad por poner fin al conflicto armado.
Otra iniciativa política: las FARC proponen la constitución de una suerte de comisión histórica de la memoria y la verdad que debería ser integrada por intachables personalidades internacionales y colombianas. La comisión tendría por misión establecer las responsabilidades que le caben a los diversos actores por el prolongado baño de sangre a que ha sido sometido ese país en el último medio siglo, y que todavía continúa. Como muy bien lo aprendimos en la Argentina, la paz no puede construirse sobre el olvido y la impunidad del terrorismo de Estado. Quienes mataron a mansalva a jóvenes reclutados supuestamente por el ejército para luego ser asesinados y presentados como guerrilleros abatidos en combate –los “falsos positivos”– no pueden continuar disfrutando los beneficios de la libertad. Lo mismo vale para quienes dispusieron de fosas comunes para hacer desaparecer a cientos de personas aniquiladas por las fuerzas oficiales y por la jauría que, en los años ’80, asesinó a unos cinco mil militantes de la Unión Patriótica (incluyendo dos candidatos a presidentes de la República e innumerable cantidad de candidatos a las alcaldías y el Congreso) cuando la guerrilla dejó sus armas e ingresó a la competencia política “democrática” a la que había sido invitada por el gobierno de entonces. Sabemos, por experiencia, que la impunidad es un tema tabú para los criminales de ayer y de hoy, y sus protectores en las alturas del Estado. Pero ningún gobierno puede encarar seriamente un Diálogo de Paz condenando este tema al olvido.
Conclusión: la apertura de las conversaciones habaneras colocó al gobierno de Santos a la defensiva. El solo hecho de concederles la palabra a las FARC y permitir que sus voces resuenen claramente en Colombia destruyó, en pocas semanas, los estereotipos que la habían criminalizado y abrió considerablemente la agenda política. Falta aún mucho camino por recorrer, pero los diálogos de La Habana deberían contar con la solidaridad de los pueblos y los gobiernos democráticos de Nuestra América para poner fin a más de medio siglo de luchas fratricidas en la entrañable tierra colombiana.
* Director del PLED. Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini.
9 Febrero 2014.

Comparto esta nota de Thierry Meyssan, de la Red Voltaire, donde comprueba como una ley del Congreso de EEUU -¡sesionando en secreto, viva la ejemplar democracia de Estados Unidos!- ha votado financiamiento y armamento para dos organizaciones de la red de Al Qaeda operando para derrocar al gobierno de Siria. Recuérdese que la Casa Blanca destrozó a Irak y Afganistán aduciendo que ambos eran santuarios terroristas desde donde Al Qaeda había perpetrado los atentados del 11-S. Parece que los dirigentes norteamericanos están un poco desmemoriados porque ahora vuelven a financiar a un grupo terrorista. Se impone una vez más la hipocresía y el doble discurso, es decir, la mentira como instrumento de política exterior. Lea esta nota, que no tiene desperdicio.



«ANTE NUESTRA MIRADA»
Estados Unidos, primer financista mundial del terrorismo
por Thierry Meyssan *
Desde la guerra de Afganistán contra los soviéticos, numerosos autores han mencionado el papel de Estados Unidos en el financiamiento del terrorismo internacional. Pero hasta ahora se trataba de acciones secretas cuya existencia Washington nunca reconocía mientras estaban teniendo lugar. En el caso de Siria se ha dado un paso decisivo: el Congreso estadounidense ha votado financiamiento y armamento para dos organizaciones que representan a al-Qaeda. Lo que hasta ahora fue un secreto a voces se ha convertido en la política oficial del «país de la libertad»: el terrorismo.
RED VOLTAIRE | DAMASCO | 3 DE FEBRERO DE 2014 



En violación de las resoluciones 1267 y 1373 del Consejo de Seguridad de la ONU, el Congreso de Estados Unidos ha votado financiamiento y armamento para el Frente al-Nusra y el Emirato Islámico en Irak y el Levante, dos organizaciones vinculadas a al-Qaeda y clasificadas como «terroristas» por la propia ONU. Esa decisión del Congreso estadounidense estará vigente hasta el 30 de septiembre de 2014.
Muchas sorpresas marcaron la primera semana de la conferencia de paz Ginebra 2. Desgraciadamente, la censura impuesta a los grandes medios de difusión no permitió que el público occidental fuese informado sobre esos acontecimientos.
En eso reside la principal paradoja de la guerra contra Siria: se divulgan imágenes que ofrecen un panorama contrario a la realidad. Según los medios de prensa internacionales, en este conflicto un grupo de Estados, reunidos alrededor de Washington y de Riad, que supuestamente defienden la democracia y encabezan la lucha mundial contra el terrorismo, se enfrentan a Siria y a sus aliados rusos, presentados a su vez como dictaduras que manipulan el terrorismo.
Si bien todo el mundo está perfectamente consciente de que Arabia Saudita no es una democracia sino una monarquía absolutista, la tiranía de una familia y una secta sobre todo un pueblo, Estados Unidos tiene la reputación de ser una democracia y hasta se le considera como «el país de la libertad».
Sin embargo, la información más importante de toda la semana fue censurada en el conjunto de los países miembros de la OTAN: el Congreso de Estados Unidos se reunió en secreto para votar financiamiento y armamento destinados a los «rebeldes en Siria» hasta el 30 de septiembre de 2014.
Sí, querido lector, ¡usted ha leído bien! En Estados Unidos, el Congreso realiza reuniones secretas que la prensa ni siquiera tiene derecho a mencionar. Es por esa razón que la información, originalmente transmitida por la agencia británica Reuters [1], ha sido cuidadosamente ignorada por toda la prensa escrita y audiovisual, tanto en Estados Unidos como en la mayoría de los medios de difusión de Europa occidental, al igual que en los llamados países del Golfo. Esa verdad sólo tienen derecho a conocerla los habitantes del «resto del mundo».
La libertad de expresión y el derecho de los ciudadanos a la información son –al menos eso se supone– condiciones sine qua non de la democracia. Y resulta que son más respetadas en Siria y en Rusia que en Occidente.
Como nadie ha leído la ley que adoptó el Congreso estadounidense, ni siquiera se sabe exactamente lo que en ella se estipula. Lo que sí ya se hace evidente es que los mencionados «rebeldes» ya no están tratando de derrocar el Estado sirio –han tenido que renunciar a ello– y que su nuevo objetivo es «desangrarlo». Por eso es que no se comportan como soldados sino como terroristas.
De nuevo ha leído bien, estimado lector. Estados Unidos, el país que supuestamente fue víctima de al-Qaeda el 11 de septiembre de 2001 y que desde entonces encabeza la «guerra global contra el terrorismo», financia ahora el principal vivero del terrorismo internacional, donde actúan dos organizaciones oficialmente subordinadas al-Qaeda: el Frente al-Nusra y el Emirato Islámico en Irak y el Levante. Y ya no se trata de una oscura maniobra de los servicios de inteligencia sino de una ley, plenamente asumida y legalizada, aunque haya sido adoptada a puertas cerradas para no entrar en contradicción con la propaganda oficial.
Por otro lado, ¿cómo podría la prensa –la prensa que afirma desde hace 13 años que al-Qaeda es el autor de los atentados del 11 de septiembre, la prensa que nunca ha mencionado el hecho que aquel 11 de septiembre el presidente George W. Bush fue destituido por los militares–, cómo explicaría esa prensa a su público esta decisión del Congreso? En Estados Unidos hasta el procedimiento mismo de «Continuidad del Gobierno» (CoG) está protegido por la censura. Así que el público del mundo occidental nunca supo que el 11 de septiembre de 2001 se produjo en Estados Unidos una transferencia del poder de manos de los civiles a manos de los militares a las 10 de la mañana y hasta bien entrada la noche, ni que durante todo aquel día Estados Unidos estuvo gobernado por una autoridad secreta, en violación de las leyes y de la Constitución de ese país.
En tiempos de la guerra fría, la CIA financiaba al escritor George Orwell, cuando este autor concebía la dictadura del futuro. Washington creía que despertaría así las conciencias ante el peligro soviético. La realidad es que la URSS nunca llegó a parecerse a la pesadilla que describió Orwell en su novela 1984, mientras que Estados Unidos se ha convertido en su encarnación misma.
Así que el discurso anual de Barack Obama sobre el Estado de la Unión se transformó en un ejercicio excepcional de la mentira. Ante los 538 miembros del Congreso que lo aplaudían de pie, el presidente declaró: «Hay algo que no cambiará: nuestra determinación de que los terroristas no lancen otros ataques contra nuestro país.» Y también dijo: «En Siria, apoyaremos a los grupos de oposición que rechazan los planes de las redes terroristas.»
Sin embargo, cuando la delegación siria que participa en Ginebra 2 propuso a la delegación que supuestamente debería representar a la «oposición» una moción basada única y exclusivamente en las resoluciones 1267 y 1373 del Consejo de Seguridad de la ONU condenando el terrorismo, los «opositores» rechazaron ese documento, sin que Washington protestase en lo absoluto. Pero es normal que no hubiese tal protesta dado que es Estados Unidos quien estimula el terrorismo… y que la delegación de la «oposición» recibe órdenes directamente del embajador estadounidense Robert S. Ford, incluso presente en Ginebra.
Robert S. Ford, trabajó como asistente de John Negroponte en Irak. A principios de los años 1980, John Negroponte dirigió la guerra estadounidense contra la revolución sandinista en Nicaragua contratando para ello miles de mercenarios que, junto a algunos colaboradores locales, fueron rápidamente identificados por la población nicaragüense como «los Contras». La Corte Internacional de Justicia, o sea el tribunal interno de las Naciones Unidas, condenó a Washington por aquella injerencia, cuyo verdadero carácter se trataba de esconder. Más tarde, en los años 2000, Negroponte y Ford aplicaron el mismo escenario en Irak. En aquel momento, el objetivo era acabar con la resistencia nacionalista iraquí utilizando contra ella a los hombres de al-Qaeda.
Esta vez, en enero de 2014, mientras que los sirios y la delegación de la «oposición» discutían en Ginebra, en Washington el presidente Obama proseguía su ejercicio de hipocresía diciéndole al Congreso –cuyos miembros lo aplaudían mecánicamente– que «luchamos contra el terrorismo no sólo a través de las actividades de inteligencia y las operaciones militares sino también cuando permanecemos fieles a los ideales de nuestra Constitución y dando el ejemplo al mundo (…) y seguiremos trabajando con la comunidad internacional para dar nacimiento al futuro que merece el pueblo sirio, un futuro sin dictadura, sin terror ni miedo».
La guerra de la OTAN y del Consejo de Cooperación del Golfo contra Siria ya ha dejado un saldo de 130 000 muertos –según las cifras del MI6 divulgadas por el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH)–, muertos cuyos verdugos son los mismos que atribuyen la responsabilidad de sus muertes al pueblo que se atreve a oponerles resistencia y a su presidente, Bachar al-Assad.
*    El autor: Thierry Meyssan es un Intelectual francés, presidente-fundador de la Red Voltaire y de la conferencia Axis for Peace. Sus análisis sobre política exterior se publican en la prensa árabe, latinoamericana y rusa. Última obra publicada en español: La gran impostura II. Manipulación y desinformación en los medios de comunicación (Monte Ávila Editores, 2008).

 [1] «Congress secretly approves U.S. weapons flow to ’moderate’ Syrian rebels», por Mark Hosenball, Reuters, 27 de enero de 2014.
top