Gobierno boliviano rinde homenaje a la Juventud Comunista


“Ser comunista tiene tres componentes:
 es un compromiso dramático con la historia pasada, es un compromiso de lucha con lo que sucede hoy, y es un compromiso de esperanza, con el porvenir”

El presidente en ejercicio Álvaro García Linera llamó el sábado a “reivindicar el comunismo” como “la esperanza planetaria” de la humanidad, en la celebración de los 60 años de la Juventud Comunista de Bolivia.
Álvaro García Linera. Foto: Matthew Straubmuller via photopin cc
Álvaro García Linera. Foto: Matthew Straubmuller via photopin cc
La Juventud Comunista de Bolivia fue fundada el 27 de junio de 1953, y su historia está teñida de sangre y de gloria, pues cientos de militantes de esa organización fueron asesinados, torturados y desterrados en su lucha por una patria en la que prime la justicia social.
García Linera, a nombre del Gobierno, agradeció el acompañamiento militante del Partido Comunista de Bolivia (PCB) al proceso de cambio, junto a las organizaciones sociales y el Movimiento Al Socialismo (MAS).
“Quiero saludar el acompañamiento de la Juventud Comunista, su participación militante junto al presidente Evo (Morales), junto a nuestras organizaciones sociales, junto a los movimientos sociales. Esa es la lucha real que se desenvuelve ante nuestros ojos”, dijo el Mandatario.
García Linera manifestó su admiración por la organización política y pidió continuar con su expansión, por ser una de las fuerzas precursoras del proceso de cambio.
“Jóvenes comunistas, mi admiración por los comunistas. Antiguos comunistas: sigan organizándose, expándase más, los queremos ver en más lugares. La Bolivia, indígena, popular, vecinal, obrera los necesita a ustedes como una de sus fuerzas precursoras del proceso de cambio”, sostuvo en el acto de aniversario.
“Como buenos comunistas y buenos marxistas están allí donde está la lucha, donde se está luchando por el interés común, de manera crítica y de manera comprometida, y les pedimos que sigamos potenciando la lucha desde donde estemos”, señaló García Linera.
“Ser comunista hoy es diferente a ser comunista en los años 60 o los del siglo 20 es muy distinto. Ha pasado un siglo, ser comunista hoy, decirlo abiertamente tiene una carga histórica”, mencionó.
“Ser comunista tiene tres componentes: es un compromiso dramático con la historia pasada, es un compromiso de lucha con lo que sucede hoy, y es un compromiso de esperanza, con el porvenir”, finalizó García Linera.
Recomendó a los miembros de ese movimiento formarse y divulgar sus principios en las fábricas y colegios, entre otros.
Si bien, dijo, esa organización no es un partido de masas, es uno de cuadros que más adelante puede tener otros alcances.
Consideró que una temática que debe incorporar el comunismo en su lucha es “la comunidad y el movimiento indígena”, que fue muy poco trabajada.
Finalmente indicó que en el caso de Bolivia, los comunistas heredan una historia de “lucha muy grande”, pues la historia de Bolivia está marcada por la lucha de comunistas.
top