Franco habla de Chávez: entre la muerte y el odio


(Por Atilio A. Boron)  Mala suerte la del Paraguay. Un país de gente tan noble sometida a la insaciable voracidad de propios y ajenos. Salvajemente castigado por sus vecinos en la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870) y saqueado hasta lo indecible por su clase dominante desde entonces, tiene para colmo la desgracia de contar con un personaje como Federico Franco como usurpador de la primera magistratura del país. Este personaje –mezquino e insignificante- instalado en la presidencia por una criminal conspiración utilizada como pretexto para desalojar a Fernando Lugo, declaró días atrás durante su visita a España que "es un milagro que el señor Chávez desapareciera de la faz de la tierra porque le hizo mucho daño a mi país". En su incontenible vómito verbal dijo también que Chávez dio “protección” a miembros del Ejército Paraguayo del Pueblo (EPP) y en ese sentido responsabilizó al mandatario fallecido "del secuestro y la muerte" causada por el grupo guerrillero. Fiel a su condición de simple mandadero del imperio y de la mafia de narcos y contrabandistas que se apoderó de su país, Franco invitó a los empresarios españoles a invertir en el Paraguay, garantizándoles que si así lo hacían sus ganancias serían tan fenomenales que tendrían que “llevarse el dinero en carretilla”. Habrá sido por eso que Mariano Rajoy, Presidente del Gobierno de España y un hombre que por lo visto no tiene demasiadas preocupaciones, consideró que era del todo apropiado subir la foto de su reunión con Franco en su cuenta de Twitter.
      Pero la bajeza moral del usurpador quedó retratada en toda su miserabilidad cuando manifestó, al terminar sus declaraciones, que “ni me arrepiento ni me avergüenzo de haber obtenido la presidencia en esas condiciones.” ¡Claro que no! El arrepentimiento y la vergüenza son atributos de quienes poseen un cierto espesor moral que Franco no tiene como tampoco lo tienen sus mandantes: la “embajada”, a la cual solicitó una vez tomada por asalto la Presidencia el reforzamiento de las tropas norteamericanas acantonadas en las bases de Mariscal Estigarribia y Pedro Juan Caballero. Franco, presidente ilegítimo e ilegal si los hay, es no sólo hijo putativo de la “embajada” sino también de  Cargill, Monsanto, la minera de aluminio Río Tinto, la oligarquía local y los latifundistas "brasiguayos".  La oscura trama en torno al misterioso Ejército Paraguayo del Pueblo –una de las artimañas más elementales utilizadas por la CIA para desestabilizar gobiernos que no son del agrado del imperio: inventar un pseudo grupo guerrillero y acusar de complicidad con él a algún enemigo a quien se quiera perjudicar- ha quedado al descubierto en los meses recientes. A raíz de ello el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas exigió, el pasado 29 de Marzo,  que la Justicia paraguaya realice una “investigación inmediata, independiente e imparcial de la muerte de 17 personas con ocasión del allanamiento de Curuguaty, el 15 de junio de 2012, así como todos los hechos vinculados que han sido denunciados por las víctimas.” Prominente entre lo que la Comisión denomina como “hechos vinculados” fue la posterior “destitución express” del Presidente Fernando Lugo, para la cual los sangrientos sucesos de Curuguaty aportaron el necesario pretexto. El Comité también manifestó su preocupación  “por las alegaciones de importantes irregularidades del Ministerio Público, la judicatura y las fuerzas de seguridad en el caso”, así como la “falta de imparcialidad e independencia en los procesos de investigación”. 
    Por esto y muchas cosas más Franco descenderá a la historia sentado a la diestra de su homónimo español, el sanguinario “caudillo de España por la gracia de Dios” y uno de los que, como todos los fascistas españoles, gritaban "viva la muerte." Representante genuino de la derecha más primitiva y corrupta de Sudamérica, Franco es la expresión política de una banda a la cual le queda grande el nombre de oligarquía. La palabra “cleptocracia” transmite con más rigor la naturaleza de ese impresentable conjunto de rufianes que construyeron sus grandes fortunas desangrando al país bajo la protección del dictador Alfredo Stroessner. Este organizó el saqueo de las tierras fiscales, el contrabando en gran escala y el tráfico de droga y de personas, con la abierta complicidad de sucesivos gobiernos de Estados Unidos, Israel y Taiwán, sumiendo a la población en el atraso, la ignorancia y la extrema pobreza. Mentiroso sin escrúpulo alguno, Franco acusa a Chávez de haberle hecho daño al Paraguay: debe ser porque incorporó a este país al programa de abastecimiento preferencial de petróleo bajo muy favorables condiciones de precio y largos plazos de pago, por debajo de los que rigen en el mercado petrolero mundial. Para Franco la generosidad de Chávez causó un daño enorme a los paraguayos. Es más: el líder bolivariano persistió en su “maldad” y por solidaridad con el pueblo paraguayo mantuvo esta política aún después del golpe de estado, para cancelarla definitivamente una vez que los continuos insultos, calumnias y falsas denuncias de este bufón de opereta hicieron insostenible su mantenimiento. Este desecho moral es quien celebró como un venturoso milagro la desaparición física de Chávez. ¡Pobre Franco! Mientras su ineluctable destino será pudrirse en su tumba, olvidado y despreciado por su propio pueblo, Chávez tiene su lugar en la galería de los grandes patriotas de América Latina y el Caribe y en el corazón de los oprimidos de todo el mundo.

7 comentarios:

Mariano Arrigoni dijo...

Genial y rotundo.
Gracias.
Abrazo.

Anónimo dijo...

Quizá estoy leyendo poco a Atilio, pero debo reconocer que no suele ser tan descalificatorio en sus artículos, como sí lo son varios de sus comentaristas/acólitos incondicionales. Me quejo bastante, aquí, de eso, pero no suelo hacerlo, por ese mismo motivo, de un académico de la talla de Atilio.

Con Franco parece que hubo una excepción o Atilio tuvo un mal día. Lo tenemos todos.

Antes que nada, digo, para abrir el paraguas de lo primero que van a responderme: no soy paraguayo, no soy simpatizante del partido colorado, no soy neoliberal ni me paga la CIA. Es igual, no me van a creer. Es más, honestamente, siempre simpaticé con ese Obispo de los pobres devenido presidente, y sigo simpatizando.

En mi modesta opinión, ese artículo, como tantos otros, aunque no todos son tan descalificatorios, no advierto un pensamiento crítico, digamos, "equilibrado".

Franco quizá sea todo lo que dice Atilio, o quizá sea más. Entre otras cosas, porque asumió el poder luego de un muy desprolijo juicio político sin cumplirse los requisitos del debido proceso, aunque la izquierda no le suele prestar demasiada atención a esos remilgos burgueses, siempre que el personaje en cuestión sea de izquierda, o sea, un "good guy". Porque los de derecha son, ya sabemos, todos "bad guys". Es cierto que el procedimiento por el que se echó a Lugo del poder adoleció de formas elementales y es muy criticable, aunque fue grosso modo fue constitucional.

Voy al equilibrio: ¿qué tiene de "constitucional" que Nicolás Maduro sea "presidente encargado" de Venezuela, cuando debería serlo Diosdado Cabello mientras Maduro prepara su campaña política a la presidencia? Presidencia que va a ganar Maduro, qué duda cabe, entre otras razones porque el oficialismo ya está por embolsarse el único canal de TV independiente que aún tiene, émulo entusiasta de aquella isla caribeña que lo apoya por obvias razones.

¿Reuerdan los memoriosos de este blog, me refiero los más objetivos, no la clientela cautiva e incondicional de izquierda, del escandaloso rasgado de vestiduras entre los presidentes y opinión pública izquierdosos latinoamericanos que se desató cuando Lugo perdió de esa manera la presidencia del Paraguay? Yo sí.

¿Y con Venezuela, qué pasó? ¿Se respetó a rajatabla su Constitución, de por sí bastante equívoca, con la asunción de Maduro? ¿Se cumplía, también, esa Constitución cuando el anterior jefe de Estado ya fallecido firmaba decretos desde el exterior?

Digo, porque yo no escuché ninguna rasgadura escandalosa de vestiduras.

Paraguay no respetó a rajatabla, prolijamente, su Carta Magna. ¿Venezuela sí?

Entiendo, había que incorporar por la fuerza a Venezuela al Mercosur y los colorados se oponían. (Brasil también, antes, no se olviden).

¡Viva el pensamiento crítico! Pero algo más equilibrado, ¿no?

Un servidor.

Luis Teixeira dijo...

Compañero anónimo.

Permítame repetir un comentario escrito en un anterior debate:

Maduro es presidente encargado porque Chávez era un presidente en funciones. Todo es coherente si lo analizas junto con dos hechos anteriores: 1. el pueblo solicitó la continuidad del presidente Chávez en su reelección, y 2. la Corte Suprema dictamina que el presidente, como cualquier venezolano estaba de reposo médico, y que la juramentación de un nuevo periodo de un funcionario reelecto, podía darse cuando volviera del reposo médico. Todo eso para explicar que el periodo de Chávez continuaba normalmente, porque lo importante fue la decisión del pueblo al revalidarlo. Al decretarse falta absoluta, en un periodo que continuaba, el vicepresidente toma el puesto con la obligación de llamar a elecciones. El presidente de la Asamblea toma el puesto solo en caso de un "nuevo" presidente no juramentado.

En Venezuela, se respetó la constitución y lo más importante es que la sociedad, que vivió la enfermedad y muerte del presidente, está de acuerdo (me refiero a la mayoría) a la manera como se llevó el país ante estos eventos. Es decir, yo como venezolano, estoy conforme con lo acontecido, se respetó la ley, el país estuvo tranquilo, y se procedió inmediatamente a la convocatoria de elecciones.

Sería interesante preguntarle a un paraguayo: ¿está usted conforme con lo sucedido en su país? No me refiero a si la situación en Paraguay fue legal o ilegal, solo pregunto ¿el pueblo está de acuerdo?. Sócrates decía: "una ley errada sigue siendo ley". Le pregunto a un paraguayo ¿cree que lo que le sucedió a Lugo fue por una ley errada? ¿Valida y obedecible, pero no conforme?

No nos reventemos las cabezas, los pueblos nos darán las respuestas. Las elecciones de mañana en Venezuela dirán si el pueblo cree que los chavistas cumplieron con la ley. Y el pueblo paraguayo dirá en su sufragio de este año si la administración Lugo debió finalizar tan abruptamente como terminó.

Para finalizar, Federico Franco es médico cirujano, con poco aprecio a la vida y menor respeto por los muertos.

Anónimo dijo...

Don Luis, así como el pueblo venezolano votará hoy (claro, con un tremendo, desproporcionado aparato mediático que lo favorece, casi sin voces opositoras, y el efecto "fallecimiento", que existe, lo que fue probado en Argentina, mi país, con la muerte de Néstor Kirchner y el triunfo de su esposa), también el pueblo paraguayo votará próximamente. Pero déjame decirte, con respeto pero sin hipocresía, que Chavez no debió gobernar emitiendo decretos desde Cuba, que llegó muerto a Venezuela y que vamos a ver cuánto dura en el palacio de Miraflores este parco sindicalista, carente en absoluto del menor carisma y simpatía de Chavez.

Luis Teixeira dijo...

Acabo de votar. Añado respuesta de la hija de Chavéz a candidato opositor por insinuar manipulación en la fecha del deceso del presidente (tomado de la página web http://www.elsoldemargarita.com.ve/site/230680/esta-fue-la-carta-de-la-hija-de-chavez):

"Esta fue la carta de la hija de Chávez a Capriles

La hija del Presidente Hugo Chávez, María Gabriela, difundió a través de su cuenta en Twitter una carta en la cual fija posición a las versiones, principalmente de sectores contrarios al primer mandatario, que han afirmado que el Gobierno y su familia han mentido sobre la fecha y otras informaciones su deceso.

13 mar, 2013 | “Mi respuesta a la MISERIA HUMANA, en nombre de mi familia y la memoria de MI PADRE” escribió María Gabriela, acompañado del enlace al comunicado, el cual reproducimos a continuación:

Nunca me he involucrado directamente en cuestiones de política, pero en estos momentos tan delicados y vitales para mí y para el pueblo, me veo en la necesidad de alzar mi voz contra quienes quieren jugar con el dolor de mi familia, el dolor de mi pueblo y sobre todo con la memoria de mi gigante padre! Es sencillamente inconcebible pensar que una familia entera, hijos, hermanos, nietos, padres, nos hayamos podido prestar para tamaña mentira. Desde el mes de diciembre, mis hermanos, mis tíos, mis abuelos, mi hija y mis sobrinos, no hemos descansado cada día dándole AMOR a ese ser que lo único que nos dio toda la vida fue eso, AMOR.

Y en ningún instante dejamos de rogar al cielo por el milagro de ver a papá sano, fuerte y de pie! El viernes 1 de marzo, yo estuve con él haciendo nuestras oraciones, luego bajé a la misa de inauguración de la capilla en el Hospital Militar y posteriormente volví a verlo junto al Ministro Jorge Arreaza (a quién él amó como a un hijo más), y aunque se sentía cansado estuvo dando instrucciones de gobierno y pidiendo información sobre la situación en el país. No es justo, no es humano, no es aceptable que ahora pretendan decir que hemos estado mintiendo con respecto a la fecha de su partida.

Venezuela, con toda la responsabilidad del mundo, con toda la sinceridad del alma destrozada de una hija que AMÓ y AMA a su padre infinitamente, les digo que mi gigante murió luchando y murió en su patria el día 5 de marzo de 2013.

Exactamente una semana antes de mi cumpleaños. No jueguen mas con el dolor de un pueblo y una familia que está devastada ante esta dura realidad.

Finalmente, a los señores de la oposición enferma y especialmente al señor Capriles le digo lo siguiente “siempre se ha dicho que la política es sucia. Señores, por el bien de la patria, les exhorto a hacer política y a no ser tan SUCIOS” Muchas gracias.

MARIA GABRIELA CHÁVEZ COLMENARES"

Anónimo dijo...

Luis, insisto, como decimos en Argentina, "no comemos vidrio". Traducido: no somos tan imbéciles. Mientras tanto, pega todas las cartas que quieras.

Anónimo dijo...

ATILIO!!! JAJAJAJAJA ¿QUE PASO EN VENEZUELA? PORQUE NO APARECES Y JUSTIFICAS (SI PODES, CLARO), ESE
A J U S T A D I S I M O TRIUNFO DE MADURO SOBRE CAPRILES DE POCO MAS DEL 1,%?

Mirá que Maduro va a tener que convivir con eso.

Che, Atilio, en serio, ¿no será que el Imperio, así como le inoculó el cáncer a Chavez, introdujo millones de marines en las mesas de votación, que cayeron en paracaídas, y, con docmentos falsos preparados por la CIA, votó fraudulentamente por Capriles?

Sino, Atilio, este resultado no se explica...

top