A continuación, una declaración de un grupo de intelectuales antiimperialistas sobre la recuperación de YPF. Se incluyen las primeras firmas recogidas. Si desean adherirse a la misma, que me parece importante para debatir un asunto tan importante como este, envíen un mensaje a:
 o un msn a 351.155165884




Intelectuales antiimperialistas apoyamos recuperación de YPF y planteamos ir por más soberanía

            La medida anunciada el 16 de abril por la presidenta argentina fue muy valiente, como bien calificó el Premio Nobel, Adolfo Pérez Esquivel. Y sobre todo muy positiva, pues se recuperaba el 51 por ciento de la trasnacional Repsol en petróleo y gas.
            Esos recursos naturales no renovables son estratégicos y muy valiosos porque en la sociedad moderna mueven industrias, pero sobre todo al hombre. Y hacen a su calidad de vida, como lo sienten millones de argentinos de a pie y sin poder calefaccionarse con gas natural.
            Petróleo y gas son como especies en vías de extinción, salvo que se invierta permanentemente en descubrir nuevas reservas y ponerlas en producción, algo que Repsol y sus colegas multinacionales no hacen. Son las beneficiarias del remate del patrimonio efectuado en los ´90 por el menemismo, el cavallismo y gobiernos posteriores, con una cuota de complicidad importante de la mayoría de los gobernadores de provincia de entonces, incluida la provincia de Santa Cruz en 1992.
            Una enorme responsabilidad en el despojo tuvo la conducción gremial del SUPE, de Diego Ibáñez, una burocracia sindical coimeada por la privatización.
            Por eso, que se recuperen esos recursos y palancas imprescindibles del desarrollo nacional, claves para el pueblo, el empleo y el trabajo nacional, es una gran noticia. Durante muchas décadas, desde su creación en 1922 con un gobierno radical, los argentinos hemos apreciado a YPF sin distinción de camisetas, excepto de los que juegan para el bando enemigo del país, del imperialismo, los monopolios y las oligarquías. Este rol hoy lo encarnan Macri, Clarín y La Nación, que avalarían represalias del imperio en nuestra contra.
            Radicales, peronistas, marxistas, socialistas, intransigentes, independientes y otras formaciones políticas nacionales y democráticas venimos siendo defensores de la petrolera estatal. Era como una madre que generaba energía en los pueblos, pero también empleo, caminos, bibliotecas, clubes, escuelas, etc. Su privatización, fue un golpe tremendo para Argentina. Carlos Menem “lo hizo”, pero previamente la dictadura militar la endeudó en 5.000 millones de dólares, con la titularidad de un genocida como el general Carlos G. Suárez Mason.
            Con ese militar, YPF fue la única petrolera del mundo que perdía plata. Con Menem y los presidentes posteriores, YPF fue la única petrolera privatizada del planeta, o una de las pocas. Dos excepcionalidades ultra negativas. Con el anuncio de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner del lunes 16/4, en cambio, YPF vuelve a ser argentina, al menos en un 51 por ciento, que debería ser mucho más…
            La nueva etapa tiene el signo positivo con mayúsculas. Las ganancias anuales de 1.300 millones de dólares así como los 3.000 millones repartidos en dividendos para los accionistas, deberían servir para las inversiones en el rubro energético, pero también para proyectos sociales como la construcción de viviendas populares.
Estamos felices. Sin disminuir ni un cachito así lo positivo del proyecto de ley enviado al Congreso, queremos puntualizar tres cosas que podrían mejorarlo.

-La recuperación debería ser de más del 51 por ciento. No se entiende cómo el Grupo Petersen-Ezkenazi conservaría su 25 por ciento, tratándose de un monopolio y socio activo del saqueo junto a Repsol.

-La participación de las provincias no debería limitarse a las diez petroleras y miembros de la Ofphi sino a las 24. Somos una Nación. Todas o ninguna. Todas. Basta de divisiones según si son petroleras o no. Las diez petroleras, cobrarán sus regalías, pero en cuanto a la propiedad de YPF y los dividendos, todas las provincias deben tener iguales derechos, a la par de la Nación.

-Las futuras asociaciones con otras petroleras deberían privilegiar acuerdos con las estatales latinoamericanas como la venezolana PDVSA, Petrocaribe, la YPF Boliviana, la ecuatoriana, etc., y en última instancia con la mixta brasileña Petrobras. Nos preocupa y expresamos nuestro desagrado en cuanto a que los interventores de YPF se hayan reunido con la francesa Total, las norteamericanas ConocoPhillips y Chevron, y estén por hacerlo con la también yanqui Exxon. Asimismo, las concesiones previamente quitadas a Repsol, deben ser operadas en exclusividad o en asociación obligatoria con YPF y no vueltas a licitar.

            En cuanto al precio de la indemnización a pagar, si es que algo hay que pagar, el mismo deberá surgir de estimar bien el 51 por ciento que tenía Repsol, pero descontar las millonarias deudas de la empresa y los pasivos ambientales causados donde operaba. Así se verá si hay que abonarles algo a los españoles o si más bien éstos deben a nuestro país.
            Un aspecto poco tenido en cuenta es que en esta nueva etapa se debe devolver el empleo y las inversiones a las provincias que más sufrieron con la privatización. Hay que fomentar el trabajo en los íconos de la resistencia, como las neuquinas Cutral-Co y Plaza Huincul, donde fue asesinada Teresa Rodríguez, y las salteñas Mosconi y Tartagal, donde mataron a Aníbal Verón y a muchos otros piqueteros y luchadores sociales. La hora de la justicia social y la reparación debe comenzar por allí, no por las cajas de gobernadores Jorge Sapag, Juan M. Urtubey, Daniel Peralta, Daniel Scioli, etc.
Todo acto de reparación histórica de nuestros recursos y bienes enajenados por la antipatria, -aquí también incluimos a la minería- no comienza ni termina con la buena predisposición en tal sentido de un gobierno. Se sustenta en el valor y la lucha que venimos dando miles de compatriotas a lo largo de años de militancia en el campo nacional, popular y antiimperialista.
            Debe aumentarse el empleo, mejorarse las condiciones del mismo y atender los reclamos y las proposiciones de los trabajadores en la nueva YPF.
            En síntesis, saludamos la repatriación de YPF y la queremos útil para el desarrollo nacional, un proyecto popular y democrático, sobre todo para los trabajadores y los postergados de la Argentina. Estamos hermanados con los pueblos de la Patria Grande Latinoamericana por medio de esta herramienta fundamental, YPF, pero también por la causa nacional y latinoamericana de Malvinas, que pueden ser vistos como anverso y reverso de la misma lucha. Se acaba el entreguismo del petróleo y se acabará el entreguismo en Malvinas, donde también hay petróleo; se enfrenta el saqueo del viejo imperio español en YPF y también se denuncia la usurpación de esa otra vieja potencia que es Inglaterra. Estamos en un tiempo de Bicentenario por la Segunda y Definitiva Independencia, que merece ser vivido con la voluntad política y el espíritu de lucha y patriótico de San Martín, Evita, el Che Guevara, Savio y Mosconi, entre otros, y los 30.000 militantes populares desaparecidos.

Corriente Antiimperialista de Intelectuales (CAI)

PRIMEROS FIRMANTES ( y mencionados por orden alfabético) :
Atilio Borón, escritor y periodista, Director del PLED, Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales.
Stella Calloni, periodista y escritora, Buenos Aires
Perla Diez, militante de DD HH y trabajadora ATE Buenos Aires.
Carmen Hernández, profesora de la Universidad Nacional de Salta (UNSa) y secretaria general de Asociación Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de Salta (ADIUNSa).
Héctor Raúl Miret, médico, presidente del Comité Comunal del Partido Intransigente en el distrito de Florencio Varela. Buenos Aires.
Inés Graciela Mogilner, Doctora en Física, Delegada ATE/CONICET La Plata, Psicóloga Social, co fundadora del Grupo de Educación por el Arte (teatro/títeres) "EL TRANVIA".
Sergio Ortiz, periodista y escritor, dirigente del Partido de la Liberación (PL). Córdoba.
Daniel Parcero: escritor-periodista. Dirigente del gremio de prensa y secretario de prensa de la CGT Regional Lomas de Zamora.
Iván Peña, coordinador Bs As de Agrupaciones de Base Clasista (ABC) en CTA. Centro Popular “Raúl Kossoy”.
Horacio Rafart, actor y director teatral. La Plata.
Jorge Ramírez, miembro de Comisión Directiva de ADIUNSa y Conadu Histórica. Salta.
Elena Rivero, coordinadora de la Casa de Amistad Argentino Cubana de Salta “Mariana Grajales”.
Oscar Rodríguez, abogado, integrante de la APDH La Plata.
Irina Santesteban, abogada, periodista, secretaria general del gremio Judiciales de Córdoba (AGEPJ) y secretaria de DD HH de Federación Judicial Argentina. Córdoba.
Rubén Schaposnik, estudiante de periodismo UNLP, delegado de ATE en la Secretaría de DD HH de Buenos Aires, de lista Azul de ATE. La Plata.
Flavio R. Sives, Delegado de ATE/CONICET. La Plata.

(siguen las firmas)
Adhesiones a ortizserg@gmail.com o msn a 351.155165884
Se cumplen 75 años del brutal bombardeo aéreo sobre la ciudad vasca de Guernica. También un nuevo aniversario del genocidio armenio. De éste ya he hablado en alguna ocasión. Quiero ahora recordar la tragedia que se descargó sobre esa pequeña ciudad del país vasco. Y a modo de introducción, la extraordinaria protesta simbolizada en el cuadro de Pablo Picasso para que lo ocurrido no se nos olvide jamás.




GUERNICA-ANIVERSARIO 
SE CUMPLEN 75 AÑOS DEL BOMBARDEO DE GUERNICA

Buenos Aires, 25 de abril (Télam, por Alberto Galeano).- La cabeza de un caballo, cuerpos desmembrados, una madre con su hijo muerto, una lamparita, son algunas de las figuras que pintó Pablo Picasso para describir el bombardeo de Guernica, ocurrido hace 75 años durante la Guerra Civil Española.
Y ese cuadro de Picasso, pintado en la gama del gris, el blanco y el negro, se convirtió en el símbolo de la "antiguerra" de una ciudad devastada por las bombas de la Legión de Honor alemana -llamada Cóndor- y la Aviación Legionaria italiana que combatían a favor del general Francisco Franco.
Los bombardeos -los primeros de la historia sobre una población civil- buscaban cortar la retirada y el aprovisionamiento de las tropas del Frente Popular en el frente de Vizcaya, en una suerte de prueba para las fuerzas de Adolf Hitler que luego desatarían toda su furia durante la Segunda Guerra Mundial.
"Fue un crimen incalificable. Fue un experimento cruel y salvaje contra una población indefensa. Fue, de alguna manera, el preámbulo de la dictadura de Hitler en toda su extensión. Un hombre que era capaz de hacer eso podía exterminar a seis millones de judíos sin que le temblara la mano", dijo a Télam Atilio Borón.
Borón, profesor en ciencias políticas de la Universidad de Buenos Aires (UBA), aludió también "a la complicidad que tuvieron los llamados países ´democráticos´, que no lo son", ante el bombardeo de Guernica y señaló que se refería "concretamente a Francia e Inglaterra y, en menor medida, a Estados Unidos".
El 26 de abril de 1937, a las cuatro y media de la tarde, la ciudad de Guernica -que era el centro cultural de los vascos- fue bombardeada durante tres horas, muriendo entre 126 y 300 personas, según algunos historiadores, ya que nunca se conocieron cifras oficiales.
Algunos analistas dicen, sin embargo, que se construyó un mito acerca de la masacre de Guernica, ya que en un primer momento se habló que habían muerto unas 3.000 personas.
Pero luego esas cifras se redujeron drásticamente hasta contabilizar más de un centenar.
Según la asociación Gernikazarra, en el bombardeo a Guernica murieron 126 personas, mientras que un grupo de historiadores asegura que fallecieron 153, tras lanzarse 30 toneladas de bombas, según el diario español El País.
El Ayuntamiento de esa ciudad vasca había construido siete refugios, lo que de algún modo sirvió para proteger a la población civil.
Los franquistas culparon a los "rojos-separatistas" de quemar Guernica, a raíz de la repercusión internacional que tuvo el ataque. Sólo el 1% de los edificios de la ciudad quedaron en pie, según la revista Aldaba y el grupo de historia Gernikazarra.
"Cuando entré en Guernica después de medianoche, por todos lados las casas se desplomaban, y era prácticamente imposible incluso para los bomberos entrar en el centro de la ciudad", dijo el corresponsal George L. Steer, del diario británico The Times.
Steer señaló que cuando regresó a Guernica esa tarde "gran parte de la ciudad permanecía todavía en llamas y habían surgido nuevos fuegos", y dijo que "alrededor de 30 muertos yacían en el ruinoso hospital", según la página online del Centro Cervantes de España.
El plan tenía como fin atemorizar a la población, compuesta en aquellos años por unas 5.000 personas, que se oponía a los franquistas que se habían sublevado contra la República, el 18 de julio de 1936.
Los principales objetivos del ataque eran destruir un puente sobre el río Oca (también llamado Rentería) para obstaculizar la retirada de las tropas enemigas, y una fábrica de armas, pero ambos blancos sobrevivieron al bombardeo.
Las campanas de la iglesia de Santa María comenzaron a sonar para advertir a los habitantes que era inminente el comienzo de un ataque. Un mes antes, la misión Cóndor había bombardeado posiciones cercanas a la ciudad de Durango, un centro de comunicaciones y fábricas de armamento ubicadas detrás de las líneas republicanas.
El ataque a Guernica se convirtió en sinónimo del horror del franquismo que logró triunfar en la guerra y gobernar -luego- durante cuatro décadas hasta la muerte del dictador, en 1975.
Pero Guernica no era un punto estratégico dentro de la guerra, sino una ciudad que tenía un gran número de tropas que se estaban retirando para defender a Bilbao, en el norte del país.
En 1997, con motivo de conmemorarse el 60 aniversario del bombardeo, el presidente alemán Roman Herzog pidió perdón por la implicancia de Alemania en ese ataque.
Habían pasado seis décadas desde que Picasso -considerado uno de los más grandes artistas del siglo XX- pintara aquel cuadro a través de imágenes apocalípticas que pasaron a formar parte de la humanidad.
"A través del Guernica yo expreso mi aborrecimiento de la carrera que ha hundido a España en un océano de dolor y de muerte" dijo Picasso, luego de finalizar su obra más famosa en un par de semanas.
A la Guerra Civil española le seguiría la Segunda Guerra Mundial. Eran Franco, Hitler y Benito Mussolini contra un mundo que aún no terminaba de comprender el peligro que se avecinaba. Eran las brigadas internacionales que luchaban por defender la República. Eran las dos Españas de las que hablaba el poeta Antonio Machado. (Télam).-
jag-hr-gel
Tengo el agrado de compartir con ustedes la nota de mi autoría que hoy, Domingo 22 de Abril, el diario del país vasco Gara publicó sobre el conflicto entre los gobiernos de Argentina y España por el tema Repsol-YPF.


Sobre Repsol-YPF, España y muchas otras cosas

Atilio A. BORON, director del Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales, incide en que la pugna del Gobierno de Cristina Fernández «no es con España, sino con una empresa que ha incurrido en las habituales técnicas depredadores de las multinacionales». Además de defender las «fundadas razones» del Ejecutivo argentino para nacionlizar YPF, pider ir más allá y critica la respuesta en clave de amenaza del Estado español.

p012_f01_199x132.jpg

El conflicto suscitado entre Buenos Aires y Madrid a propósito de la expropiación del 51% de las acciones que Repsol tenía en YPF ha desatado virulentas reacciones por parte de las autoridades del Estado español y sus voceros.
El repertorio comprende toda suerte de amenazas en contra de Argentina -y, por extensión, en contra de quienes, con independencia de nuestras opiniones acerca del actual Gobierno, habitamos en esa tierra- proferidas por altísimos funcionarios del Gobierno como la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría; el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y otras figuras menores del séquito de La Moncloa y secundadas por un coro impresentable de mal hablados e ignorantes hasta el tuétano que dicen ser periodistas, pero que, en realidad, parecen más bien ser supervivientes descartados del casting que Luis Buñuel organizó para seleccionar a los mendigos de Viridiana.  
Alentados por sus mandantes, estos personajes repiten desaforadamente y sin gracia el libreto que les pasan sus mentores, auspiciantes y empleadores, no ahorrando epítetos dirigidos a la presidenta, Cristina Fernández, sus ministros, el partido del Gobierno y, ya en el aquelarre, a todos los argentinos, cómplices indirectos del «robo» sufrido por una inocente españolita llamada Repsol.
Por supuesto, ese espectáculo denigrante también lo tenemos en Argentina, pero, tal vez afectados aún por el reflejo del colonizado, pensábamos que en esa España, que tan machaconamente se vanagloria de su condición europea (Freud ya advirtió sobre lo que ese síntoma podría significar), tal cosa no podría ocurrir. Pero ocurre. Y no solo eso: a medida que pasan las horas, el Gobierno del Estado español ha avanzado en una campaña para aglutinar «en defensa de España y los españoles» la ayuda de sus compinches europeos, esos bribones que perpetraron el golpe de Estado en Grecia cuando el pobre Papandreu, movido tal vez por el recuerdo de la Oración Fúnebre de Pericles y su exaltación de la democracia, tuvo la inoportuna idea de decirle a quienes ahora acuden en ayuda del Gobierno español que quería solicitar la opinión de los griegos acerca del plan de ajuste salvaje que le proponían sus salvadores.
Al día siguiente, la pérfida troika que hoy gobierna Europa -la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI- lo desalojó a puntapiés en el trasero y lo sustituyó por uno de los suyos: un émulo contemporáneo del consigliere de don Corleone, para que maneje con la pulcritud propia de un tahúr del casino financiero global los destinos de Grecia. Por supuesto, estos bandidos no operan solo en Grecia y están asolando casi toda Europa, como bien lo saben quienes viven en el territorio del Estado español, sometidos a un ajuste de una brutalidad que no tiene nada que envidiar a las peores experiencias latinoamericanas en la materia. La cosa no es solo con Grecia, es con todos.
En su afán por defenderse de la agresión argentina, Rajoy y los suyos buscaron (y consiguieron) el apoyo del emperador y premio Nobel de la Paz (el mismo que dijo que «se hizo justicia» cuando le informaron que habían asesinado a Osama Bin Laden ante su propia familia y cuya secretaria de Estado estalló en carcajadas al enterarse del linchamiento de Muammar Gadafi). Ya en las Américas, los enviados de Madrid obtuvieron en México el apoyo de don Felipe Calderón, quien por su ineptitud e inmoralidad sumió a ese maravilloso país -en realidad, mi segunda patria luego de ocho años de exilio- en la crisis más grave del último siglo, por decir lo menos. Postrado indecorosamente ante los dictados de Washington y la violencia criminal de los narcos, Calderón se rasga las vestiduras junto a los paniaguados del Partido Popular ante la tibia medida adoptada por el Gobierno argentino.
Quienes viven en el Reino de España saben muy bien que Repsol es una transnacional en la que algunos ricachones tienen depositados sus dineros en acciones de la compañía. La participación de ese sector en el total del capital accionario de la empresa es del 43%. Y como dijera hace apenas un par de días un colega de la Universidad de Sevilla, «confundir los intereses de Repsol con los de España es un insulto a la inteligencia de los españoles. Ni es española por la composición de su capital -mayoritariamente en manos de intereses extranjeros-, ni por la estrategia empresarial que persigue ni, como he dicho, porque beneficie principal o sustancialmente a las familias o empresas españolas. Más bien todo lo contrario».
La opinión de Torres López contrasta con las declaraciones del estadista en ciernes, Felipe, príncipe de Asturias y heredero del trono de España (hasta el momento en que los españoles se despierten y acaben con una institución tan inútil, parasitaria, costosa y corrupta como la monarquía), quien ha agradecido «todo lo que Repsol hace y ha hecho, que es mucho, por el bienestar de numerosos países, así como expresar todo el apoyo a quienes hacen posible su importante tarea en España y fuera de España».
En su artículo, Torres López aporta algunos datos interesantes de lo mucho que Repsol ha hecho por el bienestar de España, en palabras que hago mías sin reservas: «Utiliza paraísos fiscales para tratar de tener aquí la menor carga fiscal posible, ha destruido empleo y a docenas de pequeñas y medianas empresas españolas al someterlas a condiciones de pagos draconianas a pesar de que cuenta con abundantes recursos financieros y liquidez suficientes».
En síntesis, el pleito del Gobierno argentino no es con España o los habitantes del Estado español. Es con una empresa que aquí también ha incurrido en las habituales prácticas depredadoras que todas las transnacionales sin excepción incurren en todo el mundo, incluyendo sus propios países. Y esto fue hecho, preciso es decirlo, con la complicidad de las autoridades argentinas, tanto de las provincias como de la nación, que hicieron la «vista gorda» ante el descarado incumplimiento de las obligaciones contraídas en los contratos de privatización de YPF. Gracias a esta negligencia oficial, sobre cuyas (malas) razones preferimos, por ahora, no expedirnos, Repsol pudo explotar los yacimientos conocidos, y hacerlo de mala manera, sin cuidarlos como se debe, y sin tener tampoco que preocuparse por tomar los riesgos financieros que supone la exploración y búsqueda de nuevos mantos petrolíferos o gasíferos, cosa a la que contractualmente estaba obligada. Pudo también remitir el 90% de sus utilidades, ante la mirada distraída de los entes estatales encargados de fiscalizar sus operaciones en la Argentina.
Pudo ocultar operaciones, al punto tal que recién con la intervención de Repsol-YPF se conoció que había una compañía denominada Repsol YPF Gas S.A, que se encontraba en poder de Repsol sin que los sagaces ojos de los funcionarios de diversos entes reguladores de Argentina se hubieran percatado de ello.
Por eso, cuando la presidenta envió el proyecto de ley expropiando las acciones de Repsol en YPF no incluyó la de aquella empresa, cosa que hubo de corregir apresuradamente una vez que la intervención hizo el anuncio correspondiente.
Esto nos recuerda lo ocurrido cuando, después del paro petrolero que PDVSA hizo en contra del Gobierno de Chávez y producida la intervención de la firma, los venezolanos se enteraron de que esa empresa estatal era la ignota propietaria de la cadena de gasolineras CITGO, con unas 6.000 bocas de expendio en EEUU. Estas prácticas de ocultamiento, fuga de capitales, evasión fiscal, incumplimiento de obligaciones contractuales son corrientes en el mundo de las grandes compañías. Y ocurren porque los gobiernos consienten este tipo de conductas. De otro modo sería imposible.
El Gobierno argentino tiene razones muy fundadas para avanzar sobre Repsol. Pero esto es apenas un primer -y tibio- paso, porque la crisis energética de Argentina, y de la cual Repsol es altamente coresponsable, no se solucionará con las medidas tomadas. Hay que ir mucho más a fondo. No se entiende por qué no se expropian todas las acciones, incluyendo las de los argentinos nucleados en el Grupo Petersen, una suerte de proto-burguesía nacional inventada con malas artes por el kirchnerismo y cuyos resultados fueron desastrosos. Además, dado que Repsol-YPF representa el 30% de la producción hidrocarburífera de Argentina, ¿qué se va a hacer con el 70% restante? ¿O es que se piensa, erróneamente, que las otras empresas actúan con patrones de moralidad y eficiencia superiores a la de la española? ¿O que la crisis energética se solucionará actuando solo sobre Repsol-YPF?
Como se puede apreciar, son muchas las críticas que se pueden formular a la iniciativa de la Casa Rosada. Pero, de lo que no cabe ninguna duda es que no se debe identificar a España con Repsol. Para nosotros España son los versos de Machado, Alberti, Hernández, García Lorca; la pintura de Picasso y la tragedia de Guernica, fabulosamente retratada por su pincel; es Manuel de Falla y Pablo Casals, o la filosofía de Sacristán Luzón, Sánchez Vázquez y el humanismo de Roces, Gaos, Imaz. Y entre quienes están entre nosotros, la excelsa pluma de don Alfonso Sastre, la de él y su sombra, a cuál más incisiva.
Eso es España para los argentinos. Y no la picaresca ramplona de lobistas como Felipillo o Aznar, el siniestro ascetismo de Escrivá y Balaguer, o la obra, la obra de verdad que impulsa el Opus Dei, de los saqueadores profesionales que se lanzaron a la reconquista de América a caballo del tsunami neoliberal que asoló nuestras costas desde mediados de los ochenta, expertos en vaciar empresas, fugar capitales y corromper políticos y periodistas.
Tenemos una larga lucha por delante. Los pueblos de España y de América Latina y el Caribe debemos ser conscientes de que tenemos los mismos enemigos. Los que destruyen la legislación laboral y provocan paro y empobrecimiento en el Estado español son los mismos que han provocado el holocausto social y ecológico que hoy padecen los países de este lado del Atlántico.
Atilio A. Boron es director del Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales (PLED) del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini.
  


  

Lean este documento oficial del gobierno cubano conteniendo el balance final sobre la Cumbre de las Américas celebrada la semana pasada en Cartagena de Indias, Colombia. Tal como se dice en el mismo, allí se comprobó el completo aislamiento de Estados Unidos y del servil gobierno de Canadá. No es la primera Cumbre en la cual no puede haber declaración final porque ya se acabó la época en que Estados Unidos dictaba las conclusiones y los países de América Latina y el Caribe simplemente refrendaban lo resuelto con sus firmas. Tiempos que cambian, reflejo del inexorable debilitamiento del imperio. Pero, ¡atención!: tal como lo hemos dicho en numerosas oportunidades si hay algo que enseña la historia de los imperios, desde los romanos hasta hoy día, es que en su fase de decadencia y descomposición se tornan más belicosos, inmorales y violentos. Qué otra cosa están demostrando las bases militares que rodean y cercan a toda la región?



Gobierno cubano: Declaración sobre la Cumbre de las Américas


En Colombia, Cartagena de Indias, quedó demostrado que hay un abismo creciente entre “Nuestra América” martiana y “el Norte revuelto y brutal que nos desprecia”. Allí se produjo una rebelión de la América Latina y el Caribe contra la imposición de “un gobierno y medio“, que ejercía un veto imperial a los párrafos del proyecto de Declaración Final de la llamada Cumbre de las Américas que reclamaban el cese del bloqueo y la exclusión de Cuba de los eventos hemisféricos.
Desde la anterior Cumbre del 2009 se disiparon las ilusiones sobre la política del presidente Obama, se abrió una brecha entre sus discursos y sus actos, no hubo mayor cambio en la política hacia América Latina y el Caribe, el bloqueo a Cuba continuó e, incluso, se endureció en el sector financiero, pese a la condena internacional y el voto abrumador de la Asamblea General de las Naciones Unidas, con el objetivo de “provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno” lo que ahora se conoce como “cambio de régimen”. (clic abajo en Más información) 
A continuación, el notable artículo de un español tan lúcido como solidario acerca de Repsol y España, en la misma línea del que yo publicara hace pocos días en este mismo blog. Me alegra de sobremanera encontrar opiniones como esta en España, que son muchas más que las que refleja la prensa y que muestran la disconformidad existente con la fraudulenta asimilación entre una empresa transnacional como Repsol y España como país.



Repsol no es España
Juan Torres López
(Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla)

La única manera de entender las razones que provocan el furor con que el gobierno español, los medios de comunicación y tantos tertulianos de toda laya defienden a Repsol no puede ser otra que comprobar el amplio listado de ex autoridades del Estado, incluyendo actuales ministros, que han estado en su nómina, las miles de páginas y horas de su publicidad que financian a los medios y quién sabe qué otro tipo de influencias más inconfensables e inconfesadas.

Defender la españolidad de Repsol es algo demasiado forzado y olvidar que los que ahora lo hacen con tanto ímpetu fueron, en su gran mayoría, los que promovieron y llevaron a cabo la privatización de empresas que entonces sí que eran efectivamente españolas, no solo porque la totalidad o la inmensa mayoría de su capital era español, lo que quizá incluso sea lo de menos, sino porque la estrategia empresarial que perseguían respondía a intereses nacionales y no globales que apenas si repercuten en el progreso de España y en el bienestar de sus ciudadanos.(clic abajo para continuar)
A continuación, una reflexión sobre el conflicto suscitado en torno a Repsol-YPF.

El Ministro de Asuntos Exteriores de España, al referirse al conflicto en torno a Repsol-YPF
                            Regurgitaciones colonialistas. España, ¿cuál España?
                                                Por Atilio A. Boron


 El entredicho entre el gobierno argentino y la empresa Repsol-YPF ha desencadenado una virulenta reacción de parte de funcionarios del gobierno ultraconservador español. Las declaraciones del Ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo; de la Vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y la del Secretario de Estado de España para la Unión Europea, Iñigo Méndez de Vigo, revelan que a pesar del largo tiempo transcurrido estos funcionarios de la Corona todavía no se percataron del resultado de la batalla de Ayacucho que, en 1824, terminó de demoler los restos del imperio español en esta parte del mundo. Tanto su “puesta en escena” –rostros endurecidos de furia, frases altisonantes, dedo índice en ristre de García-Margallo- como el contenido amenazante de sus declaraciones, especialmente la del tal Méndez de Vigo diciendo que  la Argentina se convertiría en un “apestado internacional” y sufriría “consecuencias malísimas” en caso de que se afectaran los intereses de Repsol-YPF son un oportuno recordatorio de que, lamentablemente, las peores tradiciones del colonialismo español siguen vivas y regurgitan cada vez que sienten que alguna de sus antiguas colonias se aparta del curso de acción fijado por la antigua metrópolis.  (Clic abajo para continuar)
Lean esta interesante reflexión del politólogo mexicano Alfredo Jalife-Rahme, sobre las implicaciones de la nueva estrategia militar global de Estados Unidos y la concentración de los esfuerzos de la maquinaria militar norteamericana para contener a China, el gran rival a vencer en las primeras décadas del siglo veintiuno.



EL IMPERIO PIERDE SUS FUERZAS
«Giro estratégico» de Obama: desglobalización militar de EEUU y contención de China

por Alfredo Jalife-Rahme
Profesor de Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Publica crónicas sobre política internacional en el diario La Jornada y el semanario Contralínea. Último libro publicado: El Híbrido Mundo Multipolar: un Enfoque Multidimensional, (Orfila Editores)

El politólogo mexicano Alfredo Jalife-Rahme analiza las opciones estratégicas y presupuestarias recientemente expuestas por el Pentágono y la Casa Blanca. Mientras que un sector de poder extremista estadounidense continúa apostando por mantener su dominio sobre toda la superficie del globo, el Presidente Obama y el Secretario de Defensa, Leon Panetta, en la misma línea política iniciada ya por Robert Gates, toman en serio el declive y la decadencia estructural del poderío de EEUU. Se profundiza así entonces una ruptura con una manera de gobernar que tanto caracterizó el período Bush-Cheney. De esta manera, se aplica una nueva reorientación de los recursos nacionales focalizando objetivos más realistas, y poco a poco volver a centrar la economía comercialmente con respecto a Asia y China. (Clic abajo en Más información)
_______________________________________________


El 5 de enero el presidente Barack Obama acudió en forma imprevista al Pentágono para anunciar su «nuevo giro estratégico», que viene asentado en el documento de 8 páginas: Sostener el liderazgo global de EEUU, prioridades para la defensa del siglo XXI.
Obama sostuvo que se daban por concluidas "las largas guerras de la pasada década", en alusión nada velada al fracaso del bushismo bélico que, a mi juicio, significó el suicidio unipolar de Estados Unidos.
A vuelo de pájaro puedo comentar que tanto la derrota militar estratégica de Estados Unidos en Irak (donde resultó triunfador Irán sin disparar una sola bala) como el empantanamiento de Estados Unidos en Afganistán obligaron a un reajuste de Obama para concentrarse en la región Asia-Pacífico con el triple propósito de contener a China, fracturar a los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y seducir a India.
El costo del aventurerismo militar del bushismo durante una década en Medio Oriente –que Joseph Stiglitz (premio Nobel del Economía y ex funcionario clintoniano) calcula en más de 2 billones de dólares– mermó considerablemente las arcas de Estados Unidos y profundizó tanto su deuda impagable como sus déficit descomunales.
El recorte del presupuesto militar –anunciado por Leo Panetta, secretario del Pentágono, y el general Martin Dempsey, jefe de las fuerzas armadas conjuntas– asciende a casi medio billón de dólares escalonado en 10 años (sin contar otro tanto que deberá promover el Congreso a inicios de 2013), disminuye tanto el número de efectivos terrestres como de la marina y se concentra en el despliegue de los drones (aviones automatizados teledirigidos), con mayor énfasis en la ventaja tecnológica de Estados Unidos mediante la seguridad cibernética (que dispone ya de un centro de comando propio, a la par de los otros en los cuatro rincones del planeta y sus mil bases militares).
A mi juicio, todo el nuevo giro estratégico de Obama abandona a su triste suerte a Europa, retrae su presencia en Medio Oriente, con una ubicación ultracondensada en el golfo Pérsico para el despliegue de sus portaviones (que gozan de supremacía global), y se redespliega (con el retiro de las tropas de Irak y Afganistán) en la región Asia-Pacífico para cercar y contener a China. De la fracasada globalización militar del bushismo, Obama emprende la graciosa huida mediante la desglobalización militar en la fase de decadencia de Estados Unidos.
Donna Miles, del servicio de prensa del ejército, resume el documento de marras: "Creciente importancia estratégica de Asia y el Pacífico"; "los intereses económicos y en materia de seguridad de Estados Unidos están inexorablemente vinculados al desarrollo de la región Asia/Pacífico de 39 países"; "la emergencia de India y China como dos gigantes asiáticos"; "inversiones para una asociación estratégica de largo plazo con India que sirva como ancla económica regional que mejore la seguridad en la amplia región del océano Índico"; ascenso de China como poder regional y la preocupación por "la falta de transparencia de China sobre sus intenciones estratégicas"; "330 mil miembros del Comando del Pacífico de Estados Unidos permiten el libre flujo de comercio"; "mantener la paz en la península coreana, en particular con el nuevo liderazgo norcoreano".
David Ignatius, de The Washington Post (7/1/12), aduce que "Obama cierra el libro de la era 11/9" y considera que los "recortes presupuestales del Pentágono hacen una diferencia, tanto hacie el interior como al exterior. Marcan un giro genuino, uno de los más importantes desde 1945": un "verdadero cambio con grandes consecuencias estratégicas" en los que las "fuerzas terrestres son recortadas considerablemente".
¿Ya no podrá, entonces, Estados Unidos invadir simultáneamente dos países para ahora consagrarse de lleno a su destrucción automatizada desde los cielos? ¿Mediante el control del Internet global pretende Estados Unidos con la guerra cibernética controlar las redes electrónicas de sus adversarios, quienes ingenuamente compraron los dispositivos de las trasnacionales de Estados Unidos para ser mejor espiados?
Según David Ignatius, se trata del "fin de la era 11/9", cuando la muerte de Osama desembocó en que "en el mundo árabe Estados Unidos dialogue con los Hermanos Musulmanes y los salafistas (nota: ultrafundamentalistas islámicos)", mientras las "tropas de Estados Unidos regresarán de Europa a casa, probablemente en mayores números a lo esperado". Europa "puede sentirse abandonada" y pregunta si los "alemanes replicarán acercándose a Rusia". ¡Ni dudarlo!
David Ignatius refiere que con el giro de Obama "China se siente nerviosa comprensiblemente" y aduce que los "chinos no son tan estúpidos (sic)" y saben bien que Estados Unidos se les va a la yugular.
Vaticina que "está a la vista un periodo de rivalidad y tensión en el Pacífico", con tres puntos nodales: 1) la reciente expansión de Estados Unidos a Burma, donde hipócritamente dejó de lado los derechos humanos; 2) "la delicada transición del liderazgo en Norcorea", donde la cooperación o la colisión de Estados Unidos y China están en el aire, y 3) la Asociación Transpacífica (TPP por sus siglas), para arrebatarle la supremacía comercial a China y a lo que pretende incorporarse estérilmente el “itamita México neoliberal” en la fase del panismo calderonista. ¿TPP contra BRICS?
La "asociación estratégica de largo plazo" que propone Estados Unidos a India ha sido puesta en relieve por The Times of India (5/1/12), que lo resume estupendamente: "Estados Unidos identifica a China como una amenaza a su seguridad y busca la asociación con India".
Obama, Panetta y el general Dempsey insisten en que Estados Unidos "mantendrá la superioridad militar global" (Robert Burns, AP, 5/1/12).
La feroz crítica del Partido Republicano no se hizo esperar. El representante Howard Buck McKeon, jefe de los Servicios Armados de la Cámara de Representantes, en una declaración oficial sentenció que "es una estrategia de liderazgo en retroceso para un Estados Unidos rezagado", mediante una "retirada del mundo con el disfraz de una nueva estrategia".
No anda tan errado McKeon, a grado tal que Panetta como el general Dempsey han pasado mucho tiempo en la televisión en forma conjunta para intentar convencer a los escépticos de que "Estados Unidos todavía tiene el ejército más poderoso del mundo a pesar de los recortes" (China Daily, 9/1/12).
El general Dempsey comentó estar preocupado de que algunos países puedan malinterpretar el debate que los estadunidenses tienen sobre el cambio de estrategia y la necesidad de recortar los gastos militares: "Puede haber algunos en el mundo que nos vean como un país en decadencia y, peor, como militares en decadencia. Y nada está más alejado de la verdad".
El secretario del Pentágono, Panetta, recalcó que un mal cálculo sobre la fortaleza de su país puede ser "perturbador" en el trato con naciones como Irán o Norcorea: "Estados Unidos es el mayor poder militar e intentamos permanecer como el mayor poder militar", y agregó que su presupuesto de defensa todavía sería de lejos el mayor del mundo, casi del tamaño de los 10 siguientes mayores presupuestos de defensa combinados del planeta.
La próxima vez abordaré la reacción tanto de Rusia como de China al "giro estratégico" de Obama” que marca la lucha por la supremacía multipolar del siglo XXI.
¡Hola! ¡A no perder la memoria! Hoy, 9 de Abril de 2012, se cumplen exactamente 60 años del estallido de la revolución en Bolivia, y hay muchas lecciones que aprender de esa experiencia. A continuación, unas notas escritas precisamente con ese objeto.



La Revolución Nacional Boliviana, 60 años después
Por Atilio A. Boron

La prensa, incluida la que tiene inclinaciones izquierdistas, parece haber olvidado que en un día como hoy, sesenta años atrás, el 9 de Abril de 1952, se producía el triunfo de la Revolución Nacional Boliviana, la más radical después de la Revolución Mexicana (1910-1917) y, en más de un sentido, precursora de la Revolución Cubana. Fue una jornada heroica, que culminó cuando el ejército, perro guardián de la oligarquía minera y terrateniente, fue derrotado, desarmado y disuelto por los mineros tras dos días de fieros combates. Como en México antes, y en Cuba después, la derrota del ejército es la marca decisiva de toda revolución. Como veremos más abajo los acontecimientos de Bolivia impactaron enormemente al joven Ernesto Guevara, años antes de que se convirtiera en el Che. También a otro joven, brillante como él, Fidel Castro, que en su célebre alegato “La Historia me Absolverá” (del 16 de Octubre de 1953)  decía a sus jueces que  “Se ha querido establecer el mito de las armas modernas como supuesto de toda imposibilidad de lucha abierta y frontal del pueblo contra la tiranía. Los desfiles militares y las exhibiciones aparatosas de equipos bélicos, tienen por objeto fomentar este mito y crear en la ciudadanía un complejo de absoluta impotencia. Ningún arma, ninguna fuerza es capaz de vencer a un pueblo que se decide a luchar por sus derechos.. Los ejemplos históricos pasados y presentes son incontables. Está bien reciente el caso de Bolivia, donde los mineros, con cartuchos de dinamita, derrotaron y aplastaron a los regimientos del ejército regular.” [1]  
(Clic abajo para continuar) 
A continuación una excelente nota del gran escritor, ensayista y abogado venezolano Luis Britto García, uno de los más brillantes intelectuales latinoamericanos. Su análisis desnuda la absoluta inconsistencia de las críticas al gobierno bolivariano por sus supuestos ataques y restricciones a la libertad de prensa. Lo que Britto García dice de Venezuela se puede aplicar, con ligeras variantes, a todas las sociedades capitalistas contemporáneas. Porque en todas ellas, en mayor o menor medida, la prensa ha caído en manos de la derecha más reaccionaria (Grupo Berlusconi en Italia, PRISA en España y parte de Latinoamérica, Murdoch en casi todo el mundo desarrollado, con su cadena Fox de producción de mentiras y calumnias en gran escala, Televisa y Azteca en México, El Mercurio en Chile, Globo y Bandeirantes en Brasil, etcétera) y se ha convertido en el estado mayor de las clases dominantes, cuyo predominio electoral en todo el mundo es cada vez más precario. En fin, para no excederme, los invito a leer a Britto García.

Caricatura del primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi. (cristiancaricaturas.blogspot.com)



En Venezuela los medios de comunicación crecen y se expresan sin cortapisas
La libertad de expresión en Venezuela

Luis Britto García
Rebelión, 8 Abril 2012

Venezuela es uno de los países con mayor libertad de expresión en el mundo, tanto por la sostenida expansión de su sector de comunicaciones, como por la ausencia de restricción para los contenidos que éste difunde.
La más decisiva prueba de que el Estado venezolano no viola el derecho de buscar, recibir y difundir información, consta en las decisiones de la propia Corte Interamericana de los Derechos humanos emitidas el día 28 de enero de 2009 en los dos casos relativos a los medios planteados ante ella. 
La primera sentencia, relativa al caso Radio Caracas Televisión (RCTV), declara que: “No ha sido establecido que el Estado haya violado el derecho a buscar, recibir y difundir información, en los términos del artículo 13.3 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, por las razones señaladas en los párrafos 335 a 394 de la presente Sentencia”.
La segunda sentencia, relativa al caso GLOBOVISIÓN, declara en forma terminante que: “ No ha sido establecido que el Estado haya violado el derecho a buscar, recibir y difundir información, en los términos del artículo 13.3 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, por las razones señaladas en los párrafos 366 a 369 de la presente Sentencia”. 
Más adelante aportamos testimonios, extraídos textualmente de los medios de comunicación venezolanos, que respaldan irrefutablemente ambas sentencias y demuestran que desde ese entonces hasta el presente reina en Venezuela la más irrestricta libertad de expresión. (clic abajo en más información)
El EDI, Economistas de Izquierda de la Argentina, acaba de producir un muy interesante documento sobre la marcha de la economía argentina. Es un aporte necesario para cualquier discusión seria sobre la materia y un antídoto para un cierto triunfalismo oficial que en poco ayuda a enfrentar los graves problemas económicos del país. Problemas que, por cierto, vienen de larga data pero que requieren como paso indispensable para su solución el reconocimiento de que existen y que deben ser atacados cuanto antes. Como es habitual, este blog estará abierto para publicar todas las opiniones.

Argentina

Un balance de los Economistas de Izquierda

Afloran los límites del modelo
ALAI, 4 Abril 2012



Un nuevo documento suscripto por integrantes y simpatizantes de la red  EDI, Economistas de Izquierda, titulado “Afloran los límites del modelo” traza un balance de la etapa, analizando desequilibrios estructurales, problemas de coyuntura e interpretaciones en disputa.
 
En la primera parte del texto describen como se consumó la depredación de los yacimientos petroleros y estiman necesario anular las concesiones nacionalizando YPF sin indemnización, para recomponer el auto-abastecimiento de combustible. También critican el sistema de gestión que destruyó los ferrocarriles y consideran necesaria la re-estatización bajo control de los trabajadores y usuarios, para financiar el transporte de pasajeros con los réditos del transporte privado de cargas.
 
 El documento detalla los efectos destructivos de los emprendimientos mega-mineros y propone derogar la legislación neoliberal vigente, fijando estrictas normas para garantizar la elaboración local de las materias primas. Se analiza también como forjar un esquema de agricultura diversificada que supere el cultivo sojero, mediante la reconstitución de la Junta Nacional de Granos y la nacionalización del comercio exterior.
 
Los firmantes del texto estiman que el proceso de reindustrialización se ha estancado en un marco de concentración, extranjerización, remisión de utilidades y baja inversión. Consideran que el salario formal se recuperó, pero subrayan la gran distancia que existe entre esa recomposición y el avance de la productividad o las ganancias. Subrayan que el ingreso promedio continúa por debajo de la canasta familiar y que los jubilados siguen relegados.
 
La segunda parte del documento destaca que más allá de los vaivenes cíclicos, persiste una gran desigualdad social, acentuada por el abandono de los proyectos de mayor progresividad impositiva. Señala, además, que el intento de implementar políticas pro-empresariales mediante la denominada  “sintonía fina” chocaría con las mejoras sociales y se alejaría de una agenda progresista.
 
El texto detalla como la continuidad de la inflación erosiona los ingresos populares e interpreta que la carestía obedece a la primacía de altos patrones de rentabilidad, concertación oligopólica y baja inversión. Propone formas efectivas de control de precios a partir de evaluaciones de los costos. Destaca la gravedad que presenta la fuga de capitales y propone drásticas medidas para frenar este drenaje.
 
El escrito también evalúa que el superávit fiscal se ha extinguido y estima que el uso de los recursos del ANSES para el financiamiento oficial es una bomba de tiempo. Considera que ese bache no se corrige con aumentos de tarifas, ni retomando el endeudamiento externo que siempre asfixió a la Argentina. Estima que los bancos lucran con la intermediación sin proveer créditos de largo plazo y propone otra política en la órbita financiera.
 
En la tercera parte del documento se polemiza con los enfoques neoliberales que  suelen objetar el “populismo”, presentando las restricciones económicas del entorno como un dato inamovible. Recuerda que todos los gobiernos precedentes recurrieron al endeudamiento y al sobre-gasto público e ilustra como la crisis capitalista internacional en curso, descoloca las convocatorias a “imitar al resto del mundo”. Destaca que estos llamados disfrazan la reintroducción de políticas de ajuste.
 
Pero el documento también crítica a los economistas oficialistas que fantasean con la auto-propulsión del consumo, olvidando el soporte de rentabilidad que caracteriza al capitalismo. Cuestiona la expectativa de forjar un modelo de “capitalismo serio”, remarcando que todas las variantes de este sistema impiden la igualdad social. Resalta, además, que en los hechos el “capitalismo de amigos”, camino elegido para forjar un sujeto nacional burgués, es la antítesis del ideal promocionado.
 
En contraposición a ese proyecto, el documento de EDI concluye presentando el nuevo cuadro de situación que están creando las demandas instaladas por los movimientos sociales, las organizaciones gremiales y las asambleas ciudadanas.
 
Marzo 2012
 
Claudio Katz, Eduardo Lucita, Jorge Marchini, Guillermo Gigliani, Jose Castillo,
Alberto Teszkiewicz, Julio Gambina, Mariano Féliz, Jorge Orovitz Sanmartino, Martín Ogando, Sergio García, Hugo Azcurra, Guillermo Almeyra, Martín Kalos Ariel Slipak, Facundo Lastra. (Clic abajo en Más información)
 
top