29.2.2012
Lean la Carta Abierta al Pueblo Ecuatoriano de Rafael Correa, en donde explica el porqué de su perdón a los editores del diario El Universo y les da una verdadera lección moral a los delincuentes (así probado por la justicia ecuatoriana) periodísticos, que se escudan en la prensa para perpetrar sus tropelías. Aparte, así como Correa utilizó los atributos que le otorga la Constitución para perdonar a quienes la justicia sentenció. ¿Tendrá las mismas agallas el Premio Nóbel de la Paz Barack Obama para utilizar la institución del perdón presidencial para poner fin al martirio de los 5 héroes cubanos, presos en Estados Unidos por luchar contra el terrorismo?




El Presidente de la República Rafael Correa, anunció este lunes 27 de febrero de 2012, su decisión de remitir (perdonar) el proceso legal que hace meses inició en contra de diario El Universo, por haberlo injuriado en el editorial “No a las mentiras”, en el que señaló que el Mandatario ordenó disparar contra un hospital lleno de civiles el 30 de septiembre de 2010 durante un intento de golpe de Estado.
La carta abierta al pueblo Ecuatoriano textualmente dice:

“Ecuatorianas y ecuatorianos, ciudadanas y ciudadanos de América y del Mundo: Luego de una sentencia histórica en el llamado Caso “El Universo”, he creído conveniente relatar en detalle todo lo que realmente ha pasado, para que los ciudadanos del mundo y la posteridad entiendan el por qué de nuestra lucha y el increíble poder al cual enfrentamos y derrotamos.
Luego de más de cuatro años de una sistemática campaña de desprestigio y difamación a un Presidente que jamás se sometió a poder fáctico alguno, que jamás almorzó –como era costumbre- con los dueños de los medios de comunicación, que jamás nombró a alguno de ellos o a sus familiares para embajadas, como era habitual en el pasado, reuní a mis compañeros del buró político de la Revolución Ciudadana, para informarles mi decisión personal pero irreversible, de no permitir que se juegue más con mi honra, con mi familia, ni con lo ocurrido el 30 de Septiembre de 2010, día tan triste para la historia nacional. (clic abajo para seguir)

British Petroleum opera a la vez en Islas Malvinas y en Chubut, ¿como es ésto?

Pozo de petróleo en el campo petrolero de Cerro Dragón, provincia de Chubut
 Les cuento: me enteré hace un rato que el mayor yacimiento petrolífero argentino se localiza en Cerro Dragón, provincia de Chubut. Resulta que está concesionado a la Pan American Energy, empresa conformada por dos socios: Bridas (Bulgheroni) y China National Offshore Oil Company, que comparten un 50 % de la PAE, y el restante 50 % lo tiene ....¡nada menos que British Petroleum! Pregunto: ¿no sería conveniente para empujar a los británicos a la mesa de negociaciones decirles que mientras eso no suceda ninguna empresa inglesa que opere en la zona de Malvinas, como la British Petroleum, podrá hacerlo en el territorio continental argentino? ¿Qué les parece, no es una buena idea?
Hundimiento del Crucero General Belgrano, fuera de la zona de exclusión naval


Malvinas: una errónea visión alternativa

Es bueno que en la Argentina haya irrumpido una discusión acerca de qué actitud tomar en relación a las Islas Malvinas. Desde hace mucho este país estaba atrapado entre las secuelas paralizantes de la ignominiosa derrota sufrida hace casi treinta años -producto de la incompetencia, fanfarronería y demagogia de la dictadura genocida- y la vía muerta de una estrategia diplomática que pese a su perseverancia no rindió frutos porque el mal llamado “orden mundial” es en realidad un cruento e injusto desorden en donde sólo por excepción deja de regir la ley del más fuerte. Es de celebrar que en fechas recientes el gobierno nacional haya modificado algunos aspectos de esta estrategia buscando nuevos y valiosos aliados regionales para inclinar a su favor una correlación de fuerzas que en el uno a uno de la diplomacia convencional entre el Reino Unido y Argentina, nos conducía inexorablemente a un nuevo ciclo de decepciones. Gracias a las torpes provocaciones de David Cameron la causa de las Malvinas se latinoamericanizó y Londres acusó el impacto al ver que, en esta parte del mundo, su pertinaz colonialismo suscitaba creciente repudio a la vez que solidaridad con la Argentina y que Washington admitía, para desasosiego británico, que había un problema de soberanía que debía discutirse bilateralmente. Y es lógico que el tema se haya latinoamericanizado porque la controversia sobre la soberanía del archipiélago involucra al menos tres aspectos que hacen al interés común de América Latina: (a) la explotación de recursos naturales de nuestros espacios marítimos: recursos renovables (si no se los depreda), como la pesca, y no renovables, como el petróleo; (b) el acceso a la Antártida, fuente segura de enormes riquezas minerales e hidrocarburíferas cuyo tratado que deja “congelados” los reclamos de soberanía sobre ese territorio debería ser renovado en fechas próximas; y (c) el acceso al paso bioceánico a través del Estrecho de Magallanes, de extraordinaria importancia en la hipótesis de que por diversos motivos fuese inoperable el Canal de Panamá. Estas cuestiones, como es obvio, no pueden ser indiferentes para la región, y muy en especial para los países sudamericanos. La causa subyacente de las bravatas del anodino premier británico son los graves problemas económicos (hasta ahora disimulados) y sociales (indisimulables) que atribulan al Reino Unido. Baste recordar que hace menos de un año multitudinarias protestas populares culminaron con saqueos e incendios en las principales ciudades británicas, las que impulsaron a Cameron a escalar el diferendo militarizando aún más al Atlántico Sur y violando los acuerdos regionales que velan por la desnuclearización de esta parte del mundo, incluyendo en su juego a la figura del príncipe Guillermo con toda la carga simbólica que esto implica y yéndose de boca con afirmaciones tales como que la Argentina era un país colonialista, lo que en cuestión de minutos convirtió al émulo de Margaret Thatcher en el hazmerreír universal toda vez que más de la mitad de los territorios aún sometidos al yugo colonial tienen como potencia dominante al Reino Unido, entre ellas nada menos que Gibraltar, en las puertas de Europa. Esto produjo la paradojal coincidencia de España con la Argentina en sus reclamos anticolonialistas, ante las cuales Londres respondió con su acostumbrado desprecio por la legalidad internacional. (clic abajo para continuar)
24.2.2012
¡Hola! Tengo el agrado de compartir la entrevista que días atrás me hiciera Mariela Flores Torres, brillante historiadora de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, de Trelew. La entrevista trata sobre el espinoso tema de los intelectuales en el momento actual y fue originariamente posteada en www.dehistoriatrelew.blogspot.com
una muy interesante página que invito a mis lectores a visitarla. Sin más, la entrevistsa.


Los intelectuales en la Argentina. Entrevista a Atilio Boron

Por Mariela Flores Torres

 Soy sartreana y saidiana, ninguna novedad: “Un intelectual, para mí, es esto: alguien fiel a un conjunto político y social, pero que no deja de cuestionarlo”. Jean Paul Sastre nos decía esto en los años cuarenta del siglo XX sin la menor complejidad, hermetismo o cripticidad en el lenguaje. Llano y simple. Algo que se extraña de los llamados intelectuales. Y algo que se necesita: simplicidad, que no es lo mismo que simpleza.
 ¿Qué es el intelectual? Tendemos a asociar la noción de intelectual al tipo de sujeto que está vinculado a los libros, a la educación o al estudio, incluyendo en este amplio abanico a periodistas, funcionarios, docentes, abogados, filósofos, estudiantes, escritores, asesores, psicólogos y un largo etcétera. Esto no debería ser tan automático. No por lo menos desde que el pensador italiano Antonio Gramsci, en las décadas del 20 y del 30 del siglo XX, nos hizo saber su posicionamiento respecto de esa pregunta. Y nos dio algo de claridad. Desde entonces, habemos quienes con él creemos que intelectual es todo aquel que produce un conocimiento que tiene que ver con la sociedad y sus condiciones de existencia, aquellos que aportamos a la materialidad de la misma desde diferentes lugares, es decir, todos aquellos que la sostenemos, con grados de conciencia e intencionalidad, o no. Entiéndase: todos somos intelectuales. Todos tenemos y difundimos un tipo de saber social.(clic abajo para seguir)
Fidel, meditando sobre una intervención. La Habana, Encuentro con Intelectuales, 12 Febrero 2012


Lecciones del bloqueo a Cuba: 1º, que el imperialismo no consiente ni tolera la más mínima ofensa a sus intereses, confundidos con los intereses de la clase dominante en Estados Unidos. Quien crea, como algunos “centro izquierdistas”, que una política “moderada” lo pondrá a salvo de sus aprietes y represalias peca de imperdonable ingenuidad. Para el imperio no hay medias tintas y exige sometimiento total: reclama  privilegios para sus empresas, obediencia ante sus mandatos, aprobar las leyes que le convengan y un alineamiento automático con sus posturas en el terreno internacional. La Revolución Cubana desafió estas cuatro premisas y mucho antes de que Fidel proclamase el carácter socialista de la revolución, cosa que ocurrió después de la invasión mercenaria a Playa Girón en Abril de 1961, Washington inauguraba las hostilidades y comenzaba, informalmente, con el bloqueo que luego se oficializaría en 1962 ; 2º lección, que ni siquiera el bloqueo más prolongado jamás registrado por país alguno en la historia universal puede doblegar a una revolución cuando el pueblo la hace suya, la acompaña y la revitaliza constantemente con su militancia. Un poder económicamente 300 veces superior a Cuba no pudo poner a la revolución de rodillas, ni impedir conquistas históricas en materia de salud y educación superiores inclusive a las que registran las potencias imperialistas.   


Henrique Capriles,lobo disfrazado de cordero:¡dice que seguirá con las políticas sociales de Chávez! Pero la historia lo condena. Cuando el golpe de estado contra Chávez, en Abril 2002, TOMÓ POR ASALTO LA EMBAJADA DE CUBA!!! Los golpistas venezolanos, entre los que sobresalía este energúmeno, hicieron lo que ni Pinochet ni Videla se atrevieron a hacer: violar la inmunidad diplomática de una embajada y de milagro no terminó con una masacre. Eso sí, se preocupó que le cortaran la electricidad y el agua ..., sin importarle que había niños y bebés entre los refugiados que buscaban ponerse a salvo de las hordas fascistas. Pero ahora lo presentan como el gran demócrata (¡y él dice que su modelo es Lula, pobre Lula!!!) y es ensalzado por La Nación de Buenos Aires en una entrevista que demuestra que el periódico fundado por Mitre no conoce la palabra "autocrítica": si apoyó a la dictadura genocida sin arrepentimientos, al menos hasta ahora, hace lo mismo con un bandido como Capriles que la "dictadura" chavista le permite andar libremente por las calles e incluso ser gobernador del Estado Miranda. Véanlo con sus propios ojos en un excelente video, difundido ayer viernes por Visión 7 Internacional en:
http://www.youtube.com/watch?v=1mBr6M0Xut8
11.2.2012

Ayer fuí afortunado testigo de un acontecimiento histórico, narrado a continuación.



Fidel vuelve a las andadas

(Por Atilio A. Boron) Aprovechando la presencia de un numeroso grupo de intelectuales  (latinoamericanos y caribeños, amén de algunos europeos y estadounidenses invitados para participar en la Feria del Libro de La Habana) Fidel los convocó para intercambiar ideas sobre la actualidad internacional. La reunión dio comienzo poco después de las 13 horas del viernes, en una sala del Palacio de las Convenciones de La Habana y, retomando un viejo hábito del líder histórico de la Revolución Cubana, se extendió hasta bien pasadas las 22 horas. Flanqueado por el Ministro de Cultura de Cuba, Abel Prieto, y Zuleica Romay, presidenta del Instituto Cubano del Libro, el Comandante  demostró, a lo largo de algo más de nueve horas, que su privilegiado cerebro conserva todos los atributos que le dieron justa fama. Animados por Prieto, los participantes pidieron la palabra luego de que se invitara a Ignacio Ramonet a que abriera fuego con un análisis sobre la situación del periodismo en el mundo actual. Fiel a su costumbre, Fidel escuchaba atenta y respetuosamente cada una de las intervenciones, anotaba sus impresiones y con delicadeza lanzaba incisivas preguntas a los expositores, en lo que Frei Beto calificó como un ejemplo del riguroso “examen de conciencia” que los jesuitas la habían inculcado como norma a Fidel en su juventud. Cuando Érika Silva, Ministra de Cultura del Ecuador expuso la propuesta de Rafael Correa de no explotar el petróleo que yace bajo la maravillosa reserva natural de Yasuni-ITT a cambio de una compensación parcial de los países desarrollados, el Comandante preguntó: ¿cuántos kilómetros cuadrados, en que parte de la Amazonía, cuántos barriles hay, cuánto exige el gobierno, qué gobiernos han respondido, con cuánto? Su pasión por la exactitud, esa que lo llevó a calcular milimétricamente los hombres, armas, municiones y vituallas que podía llevar el Granma, sigue intacta desafiando el paso de los años. Cuando Santiago Alba Rico, “norafricano por adopción”, habló sobre la situación de Túnez Fidel lo  escuchó y luego preguntó: ¿qué produce Túnez? Cuando Alba Rico respondió que uno de los principales productos de exportación era el fosfato, la réplica fue una nueva serie de preguntas: ¿cuánto exporta, dónde están los yacimientos, qué otras cosas produce, cuál es la situación del proceso revolucionario, quiénes le abastecen de petróleo?, intercalando en su interrogatorio observaciones de su cosecha acerca de los principales productores mundiales de fosfato, los usos alternativos de ese recurso, y se divertía cuando se le decía que el aceite de oliva de Túnez era el mejor del mundo y que fabricantes italianos y españoles lo compraban a granel para luego exportarlo como si fuera propio. Todo este intercambio de informaciones puntuales se daba en un clima en el cual Fidel, además, hacía gala de su agudo sentido del humor.
     Lo del viernes pasado había tenido un anticipo cuando una semana antes prolongó durante unas seis horas la presentación del fascinante libro de Katiuska Blanco Castiñeira:  Fidel Castro. Guerrillero del Tiempo. Ahora volvía a las andadas tomándose todo el tiempo del mundo para pasar revista a la situación internacional y demostrando una vez más su meticuloso seguimiento de los principales asuntos mundiales. Imposible reseñar la veintena de intervenciones que abordaron los más diversos temas y que suscitaron sus incisivas observaciones: desde las posibilidades abiertas por la Internet y las nuevas tecnologías de la comunicación (especialmente la telefonía móvil y la televisión satelital) para potenciar las luchas revolucionarias hasta los peligros que entraña el férreo control que el imperio pretende ejercer sobre esas tecnologías, pasando por las amenazas que se ciernen sobre la sobrevivencia de nuestra especie (que Fidel proféticamente denunciara hace veinte años en la Cumbre de la Tierra celebrada en Río), hasta la situación política de diversos países, el devastador “monocultivo de las mentes” (Pérez Esquivel), la necesidad de una tricontinental de las ideas, la búsqueda frenética de nuevas fuentes de energía, la devastación producida por el extractivismo de la megaminería, el monocultivo y la destrucción de los bosques nativos, la crisis del agua y, como no podía estar ausente, la delicada situación en Medio Oriente y las terribles consecuencias que podría desencadenar un ataque a Irán, un país de 74 millones de habitantes acosado por Estados Unidos, su gendarme israelí armado con unos 300 cohetes nucleares y las viejas potencias colonialistas europeas. Temas tales como las nuevas tecnologías de la guerra, el origen del universo y las teorizaciones de Stephen Hawking al respecto y la posible destrucción del planeta tierra por el carácter inherentemente predatorio del capitalismo y la voracidad del imperialismo se mezclaban con análisis puntuales en todos los cuales era imposible sorprender a Fidel desinformado. Tuvo un momento  para también referirse a la situación de las Malvinas, diciendo que “con su actitud Cameron le ha hecho un favor a la Argentina y toda América Latina. Los ingleses no tendrán más remedio que negociar y luego irse.” Cuando al cabo de seis horas –interrumpidas por un breve intervalo- a pedido de los médicos de Fidel Eusebio Mujal León, el brillante historiador de la ciudad, propuso que se diera por concluida la reunión el Comandante quiso saber cuántos estaban en la lista de oradores y contrariando la sugerencia de sus médicos  dispuso que se hiciera un breve receso para luego retomar el encuentro y poder escuchar a todos. Se procedió de ese modo solicitándosele luego a Frei Beto un comentario final en donde el dominico brasileño agradeció en nombre de los presentes la paciencia y la capacidad de escuchar y dialogar puesta una vez más en evidencia por Fidel. Parecía que era el final, pero no: el Comandante agradeció la intervención y, ante el asombro generalizado por el entusiasmo y la vitalidad del anfitrión, el incansable guerrillero dijo que quería compartir con los presentes algunos cables que le habían llamado la atención en los últimos tres días. No sólo eso: lo que siguió fue un fascinante análisis de la coyuntura geopolítica internacional, rica en matices y detalles, y una convocatoria a no bajar los brazos en la lucha por la justicia, la dignidad, la libertad y la democracia. Aludió así a una pregunta que había quedado flotando en el ambiente, acerca de si los desafíos planteados por una situación tan peligrosa como la actual nutrían el pesimismo o albergaban todavía algún soplo de esperanza. La respuesta de Fidel fue coherente con su trayectoria: “aunque nos digan que al planeta le quedan apenas diez años de vida”     –señaló con enjundia- “nuestra deber es seguir luchando hasta el fin.” Dicho esto se marchó, dejando entre quienes tuvimos la fortuna de asistir a una tan inesperada como increíble remake histórica la sensación de que Fidel y el tiempo, esa deslumbramiento que comparte con Hawking, eran viejos amigos y que a diferencia del común de los hombres lo podía recorrer para adelante y hacia atrás a su antojo. El viernes el Quijote del Caribe decidió volver sobre sus pasos y regresar treinta o cuarenta años atrás. Y lo hizo con la frescura y la agilidad mental de siempre, como si el tiempo no hubiera pasado.
                                       
7 de Febrero de 2012

¡Hola! Puede parecer ocioso presentar a Hugo Presman, pero muchos de los visitantes a este blog son extranjeros, sobre todo latinoamericanos, que no necesariamente conocen al personaje. En síntesis, se trata de uno de los más lúcidos observadores de la escena política argentina. Periodista, conduce junto a otro destacado colega, Gerardo Yomal,  desde hace largos años un estupendo programa llamado “El Tren”, que se emite por Radio Cooperativa de Buenos Aires, AM 770, de Lunes a Jueves de 20 a 21 horas. En la nota que subimos hoy a nuestro blog Presman aporta una reflexión muy oportuna; más aún, diría que urgente y necesaria sobre los perniciosos efectos que puede tener una plaga acerca de cuyas nefastas consecuencias ya había advertido Maquiavelo cuando recomendaba al príncipe alejar de su cercanía a adulones y soplones. Unos y otros suelen ser fatales para los gobiernos, y ninguno estuvo exento de su sórdida influencia. Según Presman el riesgo también está presente hoy y podría dañar muy seriamente la gestión de Cristina Fernández de Kirchner. Es un texto polémico pero que más allá del rechazo que podría generar en algunos (¿chupamedias o alcahuetes, como los denomina Presman?) apunta a un problema real que sería imprudente ignorar. Todo listo para la polémica: con ustedes, Hugo Presman.

Dibujo de Juan Mar (Granada, España), http://jjuanmar.blogspot.com/2011/11/aduladores.html

“Chupamedias y alcahuetes”
  Por Hugo Presman


Hay temas difíciles de encarar. Que colocan al que lo propone y aborda en una cornisa desde donde puede ser atacado, mal comprendido o fuertemente zaherido. Abordo el tema con la tranquilidad que me da el transitar el campo nacional y popular desde hace cincuenta años. No comprando etiquetas sino contenidos. El menemismo surgido de las entrañas del peronismo era su sepulturero. Contradecía todo lo que tenía de reivindicable el peronismo histórico. El culto al verticalismo llevó a que semejante viraje se diera con fracturas insignificantes en el justicialismo. Bajo el sello peronista se hacía contrabando ideológico. El neoliberalismo se imponía desde adentro del movimiento popular. Y ahí estuvimos en campos separados. Pero cuando el kirchnerismo se entroncó con algunas líneas del peronismo histórico, ahí caminamos juntos por el  mismo territorio, manteniendo la crítica al lado del apoyo. Desde la misma vereda. Como en la resistencia, en las proscripciones  y en la vuelta y gobierno de Perón. (clic abajo para continuar)
Mañana, 4 de Febrero, se cumplen 50 años de vida de uno de los documentos políticos más importantes en la historia del movimiento revolucionario latinoamericano y caribeño: la Segunda Declaración de La Habana. Sus palabras tuvieron -y aún tienen- un valor profético de alcance sólo comparable a las volcadas por Marx y Engels en el Manifiesto Comunista. Pero no sólo profético: también como palabras que despertaron la conciencia de nuestros pueblos e inspiraron, en lo concreto e inmediato, el comienzo de grandes luchas por la justicia, la dignidad, la democracia; palabras que movilizaron masas y que, de una forma u otra, por los más diversos (y a veces impensables) caminos cambiaron la fisonomía de Nuestra América. Si hoy esta región no es la misma que hace medio siglo atrás; si aquí se ha derrotado al ALCA, si hay gobiernos y pueblos que resisten y luchan contra el imperialismo, si  el centro de gravedad de la política latinoamericana se ha corrido hacia la izquierda todo eso se lo debemos, en una medida mucho mayor de lo que habitualmente se reconoce, a ese grito lanzado por Fidel desde La Habana, plantando una semilla que germinaría en mil flores. Un documento de enorme valor histórico y de también rigurosa actualidad que las nuevas generaciones de luchadores anti-imperialistas y anticapitalistas tienen que leer, estudiar y, lo más importante, llevarlo a la práctica.

A continuación, un breve estudio introductorio que escribiera hace ya unos años y en donde se examina el contexto en el cual surge este documento y sus tesis principales. Se agrega a todo ello el enlace para ver el texto completo de la Segunda Declaración de La Habana, en la versión taquigráfica original. Un documento, dicho sea al pasar, que la derecha y los imperialistas se desviven por enterrar y desaparecer porque saben muy bien que es un arma de la revolución y que todos nosotros debemos conservar y difundir : https://docs.google.com/document/d/1F4_ANjW8J0-0leCws5Zs51-sVp5pK_5Pk6myYDHN0dQ/edit

Fidel pronunciando su discurso, Plaza de la Revolución, 4 de Febrero de 1962

Primera y Segunda Declaración de La Habana.
Introducción

Atilio A. Boron[1]

El presente volumen compila dos documentos de gran importancia: las “Declaraciones de la Habana”, producidas en septiembre de 1960 y febrero de 1962. En realidad, si bien la Primera Declaración es un texto notable, el paso del tiempo ha consagrado, con justas razones, a la Segunda Declaración de la Habana como un documento histórico de excepcional trascendencia. Por eso debemos celebrar la decisión de volver a publicarlo, facilitando que las jóvenes generaciones latinoamericanas puedan encontrar en su lectura renovadas fuentes de inspiración para su imaginación y su praxis política.

Las coordenadas históricas

Decíamos, pues, que se trata de un documento histórico. Sin embargo, tal calificación sería apenas una media ver dad. La Segunda Declaración de la Habana es mucho más que eso. (clic abajo para continuar)
2 de Febrero 2012


Hola, a continuación un balance realizado por Eric Toussaint de las enseñanzas que deja el 2011 en relación a las grandes movilizaciones populares que signaron todo el año pasado.


Algunos rasgos comunes en las movilizaciones de 2011
Eric Toussaint
Comité por la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo
http://www.cadtm.org/Algunos-rasgos-comunes-en-las
En 2011, todos los movimientos mencionados, de la primavera árabe a Occupy Wall Street, pasando por los Indignados, tenían varias características comunes:

1.- Reocuparon la plaza pública, incluso se instalaron, y también multiplicaron las manifestaciones en las calles. En el pasado, las acciones radicales comenzaban a menudo en el lugar de trabajo o de estudio, e implicaban la ocupación de instalaciones (fábricas, escuelas, universidades…) Aunque las huelgas y las ocupaciones de fábricas o de establecimientos escolares no hayan estado ausentes en algunos países como Egipto o Grecia, la forma de acción más extendida adoptada por los participantes en las acciones consistió en la recuperación del espacio público. Una parte importante de los manifestantes no tenían ni tienen la posibilidad de organizarse en los lugares de trabajo, debido, en particular, a la represión y a la atomización de los trabajadores. Un gran número de ellos no tiene empleo —y es una de las razones de su compromiso para la acción—, o debe contentarse con un empleo precario. Entre los manifestantes, en algunos países, hay un gran número de diplomados sin trabajo. En países como España, afectados fuertemente por la crisis inmobiliaria, o como Israel, donde la falta de vivienda para la gente modesta es clamorosa, las personas víctimas de esta crisis pueden estar muy bien representadas. Además de estas razones, la voluntad de ocupar la plaza pública tiene que ver, por supuesto, con la voluntad de reunirse, de ver cuántos son, de hacer una demostración de fuerza frente a un poder percibido en Túnez, en España, en Grecia, en Egipto (y para una buena parte de manifestantes en Estados Unidos) como completamente sordo a las necesidades y pedidos de la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas del país. La exigencia de una auténtica democracia está en el núcleo del movimiento.(clic abajo para continuar)
top