31.1.2012

João Pedroy el autor de esta nota en la sede de la Escuela del MST en Guararema, Sao Paulo, 2007
A continuación, compartimos una reflexión de João Pedro Stedile sobre la última sesión del Foro Social Mundial de Porto Alegre. Aguda, como todas sus intervenciones, pero con dos pasajes que motivan los siguientes comentarios.  Con el enorme respeto que João Pedro  merece por ser uno de los más genuinos e importantes líderes populares surgidos en América Latina en las últimas décadas queremos introducir dos observaciones a su nota. Primero, insistir en la idea de que el FSM tiene que ser algo que mucho más útil y eficaz para cambiar el mundo que “un espacio de exposición de ideas, de debates y diálogos entre diferentes entidades y visiones de mundo.” Esto está bien, pero no basta. Una década de debates y diálogos es más que suficiente y no han servido para contrarrestar eficazmente la feroz ofensiva del imperialismo y el gran capital.
   Segundo, es sólo una verdad a medias aquello de que “ los estados nacionales y sus gobiernos están a merced de los intereses del gran capital, y de cierta forma con las manos atadas para tomar medidas efectivas que pudieran resolver la crisis, sin afectar a los trabajadores.”  Salvo las conocidas excepciones de los países del ALBA, la mayoría de los gobiernos de América Latina se han puesto voluntariamente al servicio del capital y de los mercados sin que estos tengan necesidad alguna de “atarle las manos”. En algunos casos se postraron complacidos ante la burguesía imperial y sus aliados autóctonos, como diría el Che; en los casos más díscolos podría decirse que aceptaron a regañadientes -pero sin luchar- el chantaje de los mercados y los grandes oligopolios. Pero en uno y otro caso estos gobernantes creen que la crisis actual es un fenómeno pasajero y un desorden circunstancial de los mercados; peor aún, creen que hay una solución capitalista (cualquiera sea su signo: ajustes de distinto tipo o variantes keynesianas) para la crisis capitalista y que para ello bastaría con introducir racionalidad, sensatez y “sensibilidad social” en el sistema. En síntesis, creen que existe o se puede construir algo así como un "capitalismo con rostro humano", algo nunca visto y que nadie nunca verá. No entra en su horizonte político la construcción de una alternativa poscapitalista, o un socialismo del siglo veintiuno.
    Coincidimos, en cambio con João Pedro cuando dice que espera que “todas las fuerzas involucradas en Brasil, en América Latina y en todo el mundo, logren llevar a la práctica estos acuerdos programáticos.” Precisamente, de eso se trata: no sólo de diagnosticar y de interpretar el mundo sino de cambiarlo, como lo recordaba con tanto énfasis Karl Marx en su “Onceava Tesis sobre Feuerbach.” Y para cambiarlo hace falta organizarse, concientizarse y luchar. Si el FSM tiene alguna función que cumplir es precisamente esta: facilitar la organización popular, la concientización de las masas y el diseño de adecuadas estrategias y tácticas de lucha anticapitalista que deben ser coordinadas a escala internacional porque la ofensiva desatada por el capital es de carácter global y, en consecuencia, mal podría ser neutralizada con dispersas batallas locales. Es decir, el FSM debe dejar de ser un foro y convertirse en un actor político global, como Davos, que no es un foro sino una internacional de la burguesía imperial que hace con las clases dominantes lo que durante una década el FSM declinó hacer con los explotados y con las víctimas del sistema. Ojalá que ahora, en el fragor de la crisis capitalista, haya cambiado. (Clic abajo en Más Información para leer el artículo de JP)

En el día de ayer, 25 de Enero, se cumplió el primer aniversario del estallido de la revolución en Egipto. El balance es difícil de hacer, porque una revolución es un proceso y no un acto. Y debido a ello las revoluciones no sólo avanzan sino a veces se estancan y, en algunos casos, retroceden; hay fases en las luchas populares, fases de ascenso y fases de reflujo que son las que marcan el itinerario del proceso revolucionario, jamás rectilíneo y ascendente. Vistas así las cosas lo ocurrido en Egipto fue una revolución, que agotó una primera etapa -con el derrocamiento de Mubarak y el parcial desmantelamiento del régimen- y que ahora, luego de una cierta parálisis, parecería vislumbrarse el comienzo de una segunda fase en donde la revolución se propondrá nuevas metas. Por eso nos pareció oportuno dar a conocer en este blog el ensayo de Josep María Antentas, que aporta algunos datos bien significativos y que ayudan a la comprensión no sólo del proceso que tuvo lugar en Egipto sino también los que acontecieron en Túnez y Libia. Se trata de un texto polémico, por muchas razones, sobre todo en el tratamiento del espinoso tema de Libia. Pero además porque revela un escaso conocimiento de los procesos revolucionarios en curso en América Latina,si bien este no es el tema de su artículo pese a un par de alusiones que hace al pasar. Pero pese su trabajo ofrece elementos de análisis muy interesantes que seguramente suscitarán una rica discusión en el seno de las fuerzas que luchan, en los más distintos rincones del planeta, por la creación de un orden social poscapitalista.
Multitud reunida en la Plaza Tahrir, al cumplir el primer aniversario de la revolución

Las revoluciones árabes del 2011

Anuario de Movimientos Sociales 2011
Rebelión, 24 Enero 2011

El ascenso de la ola de protestas que recorre el mundo árabe[2] desde finales de 2010 cogió a todo el mundo por sorpresa por su magnitud, extensión geográfica, profundidad, y por su arranque en un país aparentemente estable y relativamente próspero como Túnez. Retrospectivamente tenemos que considerar la ola revolucionaria que se ha extendido por toda la región durante este recién finalizado 2011 como el desencadenante de un nuevo ciclo internacional de protesta, cuyas dos expresiones más visibles han sido las revoluciones árabes y la rebelión de l@s indignad@s iniciada primero en el sur de Europa para cruzar después el Atlántico. (clic abajo en Más información)

En numerosos trabajos hemos sostenido la tesis de que Estados Unidos ya hace mucho que dejó de ser una democracia, si es que alguna vez lo fue. Hablando con precisión se trata de una "plutocracia", es decir, gobierno de los ricos, por los ricos y para los ricos. En la nota que hoy compartimos con todos ustedes David Brook, un comentarista político (nada izquierdista por cierto) del New York Times habla del carácter obsceno del proceso político norteamericano. Lean y saquen sus propias conclusiones.


El precio de la democracia


Bienvenidos al país de un dólar, un voto, como afirma una de las pancartas de los que protestan contra la compra de la democracia por las empresas y de los más ricos. Al arrancar el año electoral en Estados Unidos hay un olor verde muy particular: aquí el proceso democrático apesta a dinero.
Una muestra reciente de este aroma: el debate hace un par de días en CNN entre precandidatos republicanos fue patrocinado por American Petroleum Institute, la asociación de las empresas petroleras estadunidenses: Barack Obama anunció que aceptará la nominación de su partido en un estadio que lleva el nombre del Bank of America; el precandidato Mitt Romney tiene millones de su fortuna en un paraíso fiscal para evadir contribuir al tesoro público de su país; un fallo de la Suprema Corte ha desatado lo que un analista llamó un tsunami de dinero privado en el proceso electoral. (clic abajo en Más información)
Agradecemos a viCman (Trinchera Patriótica) por esta magnífica ilustración.
21.1.2012

¡Hola todas y todos! Comparto con todas y todos una historia muy aleccionadora de algunos "problemitas" que pueden suscitarse en las redes sociales, en este caso, en Facebook. Como lo expliqué en una nota publicada en este mismo blog, hay una feroz contraofensiva del imperio para tratar de frustrar la posibilidad de funcionamiento de un espacio comunicacional autónomo, independiente, al margen de los intereses de los los lobbies mediáticos o los gobiernos. La Casa Blanca ha manifestado esta intención de manera clarísima sobre todo después del escándalo de Wikileaks. Allí están las iniciativas de la SOPA y PIPA, el arbitrario e ilegal cierre de Megaupload (ordenado y ejecutado nada menos que pro el FBI) y muchos pequeños episodios, la mayoría de los cuales no trascienden al gran público, como los que viví y que narro en detalle más abajo. Ojalá que todo esto sirva para organizar un gran movimiento social que exija la efectiva democratización e internacionalización de la Internet, hoy controlada por el gobierno de Estados Unidos, pese a lo que dicen algunos supuestos expertos que se encuentran completamente perdidos y solo atinan a hablar de la "sociedad de la información o la democracia absoluta de la web." La verdad es que a Washington se le escapó la Internet, un proyecto pensado exclusivamente para ser utilizado por sus fuerzas armadas y que se filtró a la sociedad civil, convirtiéndose potencialmente en un arma poderosísima en la lucha anticapitalista porque si bien no reemplaza la organización del campo popular, de los oprimidos y explotados, facilita mucho su avance y la eficacia de sus luchas. A continuación, el relato de la pequeña historia  acontecida con mi cuenta de Facebook:  



EL 15 DE ENERO SUBÍ A FACEBOOK UN COMENTARIO SOBRE LA REPUGNANTE ACTITUD DE HILLARY CLINTON, QUE DECÍA LO SIGUIENTE: 

 

Hillary Clinton, eslabón perdido entre las aves carroñeras y la especie humana, la persona "derecha y humana" que estalló en carcajadas cuando le informaron del linchamiento de Gadaffi volvió a las andadas el pasado jueves. Cuando le informaron del atentado que cobró la vida de Mostafá Ahmadi Roshan, científico nuclear iraní, no repudió el crimen sino que lo caracterizó como una respuesta al “comportamiento provocativo” de Teherán. Su repugnante declaración está en línea con la de sus dos carniceros israelíes. Tal cual lo informa Santiago O'Donnell en Página/12 de hoy (http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-185504-2012-01-15.html) el "vocero del comandante de la fuerzas armadas de Israel, brigadier general Yoav Mordechai, después del último asesinato: 'Yo no sé quién arregló la cuenta con el científico iraní, pero ciertamente no pienso derramar ni una lágrima'." O'Donnell también reporta otra declaración, de fines del año pasado, del ministro de Inteligencia y Energía Atómica del gobierno israelí, Dan Meridor: “Hay países que imponen sanciones y hay países que usan otros métodos”. Con el asesinato de Roshan ya son 5 los científicos iraníes asesinados en poco más de un año y medio (y dos heridos graves, milagrosamente sobrevivientes. En su estupenda nota O'Donnell se asombra ante el escandaloso silencio de los organismos científicos y de derechos humanos sumidos. Como bien anota en su artículo, "Para saber quién los mató alcanza con leer las declaraciones (reproducidas más arriba) del vocero del comandante de la fuerzas armadas de Israel ... Para saber quién consintió los asesinatos alcanza con leer las declaraciones de Hillary Clinton." Más claro echarle agua. Sería bueno que esos organismos científicos y de derechos humanos, de la Argentina tanto como del resto del mundo, salieran a la palestra para manifestar su repudio a lo sucedido. En casos como éste el silencio significa hacerse cómplices de un crimen. No sólo eso: también alienta a quienes lo perpetraron a proseguir con sus fechorías. (clic abajo en Más información para continuar) 


Facebook: CIA + J. Edgar Hoover (FBI) + Kafka

(Atilio A. Boron) Días pasados cometí un "error imperdonable": criticar acerbamente  a la Secretaria de Estado Hillary Clinton cuando ante el quinto asesinato de un científico iraní se limitó a encogerse de hombros y decir que aquello era resultado de las provocaciones de Teherán al negarse a suspender su programa nuclear. Un programa, dicho sea al pasar, que comenzó en la época del Shá de Irán y que fue retomado a mediados de los ochentas sin que hasta ahora, más de treinta años después, apareciera el tan temido arsenal nuclear iraní. Dije entonces, y lo repito ahora, que la Clinton es "el eslabón perdido entre las aves carroñeras y la especie humana", recordando su repugnante carcajada cuando le comunicaron el linchamiento de Gadaffi. Pero mi "error" fue postear esa opinión en Facebook: pocas horas después se me prohibió el acceso a mi cuenta y, de ese modo, tomar contacto con más de mis siete mil seguidores. Lo que vino después es una historia realmente kafkiana, aún inconclusa, para tratar de recuperar el acceso a mi cuenta. Toda clase de triquiñuelas y obstáculos fueron puestos en este empeño y aún hoy, al anochecer del Jueves 19 de enero, unos tres días después del incidente, no he podido volver a utilizar mi cuenta. Para colmo, jamás pude tomar contacto con persona alguna de Facebook y todas las preguntas que como víctima de esa arbitrariedad podía hacer eran estereotipadas, debía elegirlas de un “menú” absurdo sólo para obtener, de un robot informático, respuestas igualmente estúpidas y estereotipadas. En todo claso algo era meridianamente claro: ninguna respondía a la pregunta crucial que era, y es, ¿por qué me habían bloqueado el acceso a mi cuenta de Facebook?
La conclusión de todo esto es algo que ya sabía y que lo vengo diciendo desde hace largos años, en contraposición a sociólogos y analistas “de moda” que dicen tonterías tales como "la web es el universo de la libertad, no hay centro, no hay control, es democracia en grado superlativo". Estos teóricos de la resignación y el desaliento, que con sus ocurrencias fortalecen la creencia en la eternidad capitalista, ignoran que la web está super-controlada   -no que va a estar sino que lo está ya, de hecho- y que las infames iniciativas legislativas estadounidenses como la SOPA y la PIPA no son sino tentativas de legalizar lo que ya están haciendo y esa es una de las nuevas tareas a cargo de la CIA y el FBI, espiando a propios y ajenos, dentro y fuera de Estados Unidos. Como también lo vengo diciendo hace años, nada hay más peligroso que un imperio en decadencia. La historia enseña que se tornan más brutales, inmorales, inescrupulosos. Ahora, ante el surgimiento de una peligrosa ola mundial anticapitalista en Europa y mismo en EEUU (con el movimiento de los Occupy Wall Street! ) que se agrega a lo que ha convulsionado América Latina desde hace una década, los drones y los asesinatos selectivos de líderes a los que apelaba el imperio resultan insuficientes. Deben cortar la comunicación "desde abajo" y "entre los de abajo" porque saben muy bien que un prerrequisito para la organización de la resistencia ante -y la ofensiva contra- la burguesía imperial y sus secuaces en la periferia es precisamente esa posibilidad de establecer comunicaciones e intercambiar informaciones entre los oprimidos y las víctimas del sistema. Saben muy bien que tal cosa es esencial para frustrar esta oleada insurgente, mucho más grave y de mayores repercusiones que las que tuvo en su momento el Mayo francés. Por eso están apretando todos los torniquetes. Por eso debemos redoblar la lucha para democratizar no sólo el Estado y las empresas sino también las comunicaciones, la prensa y, más que nada, la web. No por nada uno de los generales del Ejército estadounidense declaró en una audiencia ante el Congreso de su país que "hoy la lucha antisubversiva se libra en los medios", uno de los cuales, tal vez el más importante, es la internet. De ahí tantos controles y tanto empeño por librar una lucha contra los “terroristas” en el ciberespacio.
Lean el revelador informe preparado por Thierry Meyssan sobre este protogobierno mundial en ciernes, absolutamente antidemocrático, y que ha logrado grandes avances en los últimos años. Su más reciente trofeo ha sido Libia, de cuyo petróleo y de cuyas aguas se apoderaron mediante un bombardeo criminal sostenido durante largos meses en contra de poblaciones civiles indefensas. Tomar nota del papel fundamental de la OTAN, un organismo de pantalla que pretende ocultar al imperialismo norteamericano, verdadero factotum de la organización como lo ha reconocido el propio New York Times. El desconocimiento de las andanzas y planes de estos malechores es para preocuparse, y mucho. Por algo sus deliberaciones y directivas políticas y económicas son secretas. El principal ideólogo de esta banda es uno de los más peligrosos criminales de guerra: Henry Kissinger, personaje nefasto y siniestro si los hay.



Sociedades secretas: Lo que Usted ignora sobre el Grupo de Bilderberg

por Thierry Meyssan (Francia) / Piensa Chile

Desde 1954, un centenar de eminentes personalidades de Europa Occidental y de Norteamérica se reúnen anualmente –a puertas cerradas y bajo condiciones de estrecha protección– en el seno del Grupo de Bilderberg. La reunión dura 3 días y nada se publica sobre los temas tratados.

Desde 1954, un centenar de eminentes personalidades de Europa Occidental y de Norteamérica se reúnen anualmente –a puertas cerradas y bajo condiciones de estrecha protección– en el seno del Grupo de Bilderberg. La reunión dura 3 días y nada se publica sobre los temas tratados.
Después de la desaparición de la Unión Soviética, algunos periodistas comenzaron a interesarse por el Grupo de Bilderberg. Varios autores han visto en él el embrión de un gobierno mundial y de las principales decisiones políticas, culturales, económicas y militares de la segunda mitad del siglo XX, una interpretación que Fidel Castro ha retomado. Nada permite, sin embargo, confirmarla o desmentirla (ver artículo al respecto sobre elNuevo Orden Mundial para tener una idea de lo que esto implica). (clic abajo para continuar)
17.1.2012

A continuación, dos notas de Eduardo Galeano. La primera, escrita en 1978, expresa con elocuencia el sentir de toda una generación, que nació a la vida política de la mano de la epopeya del Moncada y Sierra Maestra; la otra, escrita ayer, con una reflexión sobre Cuba como "país prohibido", como el ejemplo que no debe conocerse, que debe ocultarse. Profundas  e incisivas en su brevedad, dignas de ser leídas y releídas. ¡Que las disfruten!


"Yo tenía 12 años cuando el asalto a Moncada"

Yo tenía doce años cuando el asalto al Moncada, dieciséis cuando el desembarco del Granma, dieciocho cuando los guerrilleros entraron, victoriosos, en La Habana. Los hombres de mi generación hemos tenido la suerte de coincidir, en el tiempo, con la Revolución Cubana. Desde temprano se nos mezcló en la vida y se nos metió en el alma.Junto a muchos millones de hombres, celebro esta revolución como si fuera mía.
Ella me ha transmitido fuerzas cuando me he sentido caer. Me ha contagiado energía, día tras día, año tras año, a lo largo del proceso que la puso a salvo de la derrota o la traición. Cuba rompió en pedazos la estructura de la injusticia y confirmó que la explotación de unas clases sociales por otras y de unos países por otros no es el resultado de una tendencia “natural” de la condición humana ni está implícita en la armonía del universo. Muchas murallas se ha llevado por delante este viento de buena furia popular. (Clic abajo para continuar)
¡Hola! Comparto un excelente artículo de Marcelo G. Kohen acerca de la acusación inglesa de que la Argentina y los países de la Unasur estarían "bloqueando" a las Islas Malvinas. Una lectura sumamente instructiva para un tema sobre el que cada día se va a estar hablando más.


¿Quién “bloquea” en la cuestión Malvinas?
Por  Marcelo G. Kohen *

Algo está cambiando en la cuestión Malvinas. Según sus propias palabras, el canciller británico William Hague ha tenido “discusiones francas” sobre temas relacionados con las islas con... Brasil, Chile y Uruguay. Esto habla por sí solo del resultado al que conduce para sus relaciones con nuestra región la política británica hacia Malvinas. Quizá sería más oportuno y eficaz que el ministro Hague comience una discusión franca con su colega argentino sobre la manera de poner fin a lo que en definitiva es la raíz misma de la cuestión: la disputa de soberanía. (clic abajo para continuar)
Espeluznante fotografía, que demuestra claramente quienes son los emisarios de la "civilización" y quiénes los "bárbaros" que deben ser civilizados ... aunque sea por la fuerza.

Los “desaparecidos” del imperio

Un artículo reciente firmado por John Tirman, director del Centro de Estudios Internacionales del Massachusetts Institute of Technology (MIT) y publicado en el Washington Post, plantea con crudeza una reflexión sobre un aspecto poco estudiado de las políticas de agresión del imperialismo: la indiferencia de la Casa Blanca y de la opinión pública en relación a las víctimas de las guerras que Estados Unidos libra en el exterior.[1] Como académico “bienpensante” se abstiene de utilizar la categoría “imperialismo” como clave interpretativa de la política exterior de su país; su análisis, en cambio, revela a los gritos la necesidad de apelar a ese concepto y a la teoría que le otorga sentido. Tirman expresa en su nota la preocupación que le suscita, en cuanto ciudadano que cree en la democracia y los derechos humanos, la incoherencia en que incurrió Barack Obama –no olvidemos, un  Premio Nóbel de la Paz- cuando en su discurso pronunciado en Fort Bragg (14 de Diciembre de 2011) para rendir homenaje a los integrantes de las fuerzas armadas que perdieron la vida en la guerra de Irak (unos 4.500, aproximadamente) no dijo ni una sola palabra de las víctimas civiles y militares iraquíes que murieron a causa de la agresión norteamericana. Agresión, conviene recordarlo, que no tuvo nada que ver con la existencia de “armas de destrucción masiva” en Irak o con la inverosímil complicidad del antiguo aliado de Washington, Saddam Hussein, con las fechorías que supuestamente cometía otro de sus aliados, Osama Bin Laden. El objetivo excluyente de esa guerra, como la que amenaza iniciar en contra de Irán, fue apoderarse del petróleo iraquí y establecer un control territorial directo sobre esa estratégica zona para el momento en que el aprovisionamiento del crudo deba hacerse confiando en la eficacia disuasiva de las armas en lugar de las normas de aquello que algunos espíritus ingenuos en la Europa del siglo XVIII dieron en llamar “el dulce comercio.”  (clic abajo para continuar)
6 de Enero, 2012
Amplío a continuación el breve comentario introductorio que anteayer hiciera a los brillantes textos de Juan G. Tokatlian y Juan Gelman. Tenía muchas cosas que, en relación a las primarias y las elecciones generales en EEUU, "se me quedaron en el tintero" y ahora las paso a exponer.
 
¿A quién le importa las primarias de Iowa, o las elecciones en EEUU?

En los últimos días aparecieron dos magníficas notas que dan cuenta de lo que en trabajos anteriores habíamos calificado como la “descomposición moral” del imperio. En una de ellas, Juan G. Tokatlian (El País, 2 de Enero de 2012) habla del acelerado e irreversible avance de la “poslegalidad”, vocablo apto para referirse a la descarada apelación a metodologías y formas de acción completamente reñidas con la propia legalidad estadounidense por parte de la Casa Blanca y, por supuesto, de la la Carta de las Naciones Unidas que se firmara en Junio de 1945 en San Franciso y todo el tan espeso como inoperante andamiaje de la legalidad internacional. Arrasando con estas molestas limitaciones el indigno Nóbel de la Paz (clic abajo en Más información)


Hoy aparecieron dos magníficas notas que dan cuenta de lo que hemos caracterizado en trabajos anteriores como la “descomposición moral” del imperio. En una de ellas, JUAN GABRIEL TOKATLIAN habla del acelerado e irreversible avance de la “poslegalidad”, vocablo apto para referirse a la descarada apelación a metodologías y formas de acción completamente reñidas con la propia legalidad estadounidense por parte de la Casa Blanca. De este modo, el indigno Nóbel de la Paz que se sienta en la Oficina Oval de la Casa Blanca ordena crímenes y asesinatos de ciudadanos extranjeros y norteamericanos, envía aviones no tripulados para masacrar poblaciones indefensas sin pagar costo alguno ante una opinión pública estupidizada  por la industria cultural del capitalismo y, paso a paso, va cercenando las libertades públicas que en su letra garantiza la Constitución de los Estados Unidos pero que desde Ronald Reagan para aquí se ha convertido en letra muerta. En esta misma línea JUAN GELMAN publicó una nota en donde demuestra que el “progre” Barack Obama ya superó a su infausto predecesor: pese a sus encendidas promesas de campaña no cerró Guantánamo, inventó un simulacro de retirada de Irak, siguió guerreando en Afganistán y se metió Pakistán y fue principalísimo actor, desde las sombras que proyecta la OTAN, de la tragedia de Libia. Si G. W. Bush pergeñó el rescate de los bancos su sucesor profundizó esa política; si aquél había escrito el borrador del Tratado EEUU-Colombia que autoriza la utilización de bases militares (por ahora 7) en ese país sudamericano, fue Obama el que ratificó el acuerdo poniendo su firma al lado de un personaje siniestro como Álvaro Uribe. Y en materia económica las políticas de rescate de los delincuentes de cuello blanco y trajes Armani que pululan en Wall Street, rescate hecho a costa de los deudores hipotecarios, prosiguieron su curso: ya son dos millones de familias las que la Casa Blanca arrojó a la calle, y se espera que sean unos cinco millones en los próximos dos o tres años. Detrás del bello ropaje republicano y de la retórica constitucionalista que con tanto cinismo cultivan los gobernantes del imperio, lo que hay es una política sistemática de saqueo y pillaje perpetrado en contra de todos los pueblos del mundo, inclusive el estadounidense, en nombre de la democracia, la libertad y la seguridad nacional norteamericana, eufemismo para evitar hablar de la perpetuación del dominio imperialista a escala mundial.
____________
El ocaso democrático
Juan Gabriel Tokatlian
 El País, Madrid 02/01/2012

Una de las tantas paradojas actuales es que mientras en la periferia muchas sociedades y Gobiernos intentan ampliar los derechos ciudadanos, en varios países centrales se pretende desvertebrar el Estado de derecho. En América Latina y, en tiempos recientes, en Oriente Próximo y el norte de África con la llamada primavera árabe, se observan impulsos y logros importantes en el reclamo y la extensión de derechos y garantías de diverso tipo. Inversamente, en países clave de Occidente, y desde el 11 de septiembre de 2001, en Estados Unidos se denota un esfuerzo desde el Ejecutivo y el Legislativo (y con pocas limitaciones por parte del Poder Judicial) de recortar y suprimir derechos alcanzados con enorme esfuerzo colectivo. Con el presunto objetivo de proteger la seguridad nacional en Estados Unidos se ha gestado una compleja estructura jurídica, burocrática e institucional cívico-militar que ha configurado de hecho una condición de inseguridad permanente; meta que al parecer ha logrado alcanzar el terrorismo transnacional a una década de los atentados en Nueva York, Washington y Filadelfia. (clic abajo en Más información)


Cuba: Datos sin lupa


Como dijera el escritor y periodista uruguayo Eduardo Galeano, cuando se trata de Cuba, los grandes medios de comunicación, “aplican una lupa inmensa que magnifica todo lo que allí ocurre cada vez que conviene a los intereses enemigos, llamando la atención sobre lo que pasa en la Revolución, mientras la lupa se distrae y no alcanza ver otras cosas importantes”.
Entre esas cosas importantes que no alcanza a ver la lupa inmensa, llamo la atención sobre 30 datos que muestran la fortaleza de la Revolución cubana en vísperas de su 53 aniversario. (clic abajo para continuar)
top