23.6.2012

Va una nueva nota sobre la destitución de Lugo, ahora con algunos nuevos datos aportados por la información obtenido a lo largo del día sábado. 



¿Por qué cayó Lugo? La conexión del agronegocios

(Atilio A. Boron) El Congreso del Paraguay consumó este viernes uno de los fraudes más descarados de la historia política latinoamericana: destituyó, en un juicio sumarísimo que se asemejó mucho más a un linchamiento político que a un proceso constitucional, al presidente Fernando Lugo. Con una rapidez  proporcional a su ilegitimidad, el Senado más corrupto de las Américas -¡y eso es mucho decir!- lo halló culpable de "mal desempeño" de sus funciones debido a las muertes ocurridas en el desalojo de una finca en Curuguaty. Esa masacre fue una trampa montada por una derecha que desde que Lugo asumiera el poder estaba esperando el momento propicio para acabar con un régimen que, pese a no haber afectado a sus intereses, abría un espacio para la protesta social y la organización popular incompatible con su dominación de clase. El eterno deshonor de ser el conductor de este golpe institucional, que imita al perpetrado en contra de Mel Zelaya en Honduras (con la salvedad de la operación comando mediante el cual este fuera sacado de su casa a punta de bayonetas) le correspondió al señor Aldo Zucolillo, director y propietario del diario ABC Color y encumbrado dirigente de la Sociedad Interamericana de Prensa, la siniestra SIP. Ese personaje de marras -un hijo putativo del strossnismo- es al igual que varios de sus congéneres en el resto de la región un inescrupuloso empresario que fomenta sus negocios al amparo de la “libertad de prensa” y de un inverosímil “periodismo independiente”, taparrabos que no alcanza a ocultar al torvo empresario que, como lo demuestra el economista paraguayo Idilio Méndez Grimaldi, es el  “socio principal en Paraguay de Cargill, una de las transnacionales más grandes del agronegocios en el mundo.” El ABC Color lanzó una intensa campaña previa al golpe de estado, preparando el clima político que hizo posible el rapidísimo linchamiento político de Lugo. El protagonismo de Cargill y Monsanto en el democracidio perpetrado en Paraguay es escandaloso Ofreciendo una radiografía del saqueo sistemático al que ha sido sometido ese país el economista paraguayo Méndez Grimaldi sostiene que “las transnacionales del agronegocio en Paraguay prácticamente no pagan impuestos, mediante la férrea protección que tienen en el Congreso, dominado por la derecha. La presión tributaria en Paraguay es apenas del 13% sobre el PIB. El 60 % del impuesto recaudado por el Estado paraguayo es el Impuesto al Valor Agregado, IVA. Los latifundistas no pagan impuestos. El impuesto inmobiliario representa apenas el 0,04% de la presión tributaria, unos 5 millones de dólares, según un estudio del Banco Mundial aún cuando el agronegocio produce rentas en torno al 30 % del PIB, que representan unos 6.000 millones de dólares anuales. ... . El 85 por ciento de las tierras, unas 30 millones de hectáreas, está en manos del 2 por ciento de propietarios.”
    En un capitalismo de estas características, donde la prebenda y el soborno constituyen el motor de la acumulación del capital, era poco probable que Lugo pudiera estabilizarse en el poder sin construir una poderosa base social de sustentación. Sin embargo, pese a las advertencias de numerosos aliados dentro y fuera de Paraguay el derrocado presidente no se abocó a la tarea de consolidar la multitudinaria pero heterogénea fuerza social que con gran entusiasmo lo elevara a la presidencia en Agosto del 2008. Su gravitación en el Congreso era mínima (sólo 4 senadores se opusieron al golpe parlamentario) y en Diputados no tenía mucho más. Sólo la capacidad de movilización que pudiera demostrar en las calles era lo que podía conferirle gobernabilidad a su gestión y desalentar a sus enconados enemigos. Pero se resistió tercamente a ello pese a la predisposición de amplios sectores dentro de Paraguay y al  muy favorable entorno de mandatarios amigos que gobernaban en la región y que estaban dispuestos a acompañarlo en la empresa.  Pero no lo entendió así y a lo largo de su mandato se sucedieron continuas concesiones a la derecha, ignorando que por más que se la favoreciera ésta jamás iría a aceptar su presidencia como legítima. Gestos concesivos hacia la corrupta oligarquía paraguaya lo único que lograron fue envalentonarla, no apaciguar la virulencia de su oposición. Pese a esas defecciones Lugo no dejó de ser considerado como un intruso molesto, por más que promulgara, en vez de vetarlas, las leyes antiterroristas que, a pedido de “la Embajada”  -otro protagonista decisivo de su caída, junto a las transnacionales del agronegocios y los oligarcas locales- aprobaba la banda que dominaba el Congreso. Una derecha que, por supuesto, siempre actuó hermanada con Washington para impedir, entre otras cosas, el ingreso de Venezuela al Mercosur. Prueba de ello es que una de las primeras declaraciones que hizo su ilegítimo sucesor,  Federico Franco, fue asegurarle a la Casa Blanca que el Senado paraguayo no votará el ingreso de los bolivarianos al Mercosur. Lo que el usurpador no sospecha es que hay altas probabilidades de que sea su país el que se vaya a quedar fuera del Mercosur, la UNASUR y otras organizaciones regionales. Tarde se dio cuenta Lugo de lo poco democrática que era la institucionalidad del estado capitalista, que lo destituyó en un tragicómico simulacro de juicio político violando impunemente todas las normas del debido proceso. Y mal reaccionó al convalidar con su actitud de monacal obediencia la monstruosidad jurídica perpetrada en su contra, actuando más como un obispo que perdona un pecado venial cometido por un humilde feligrés que como un presidente popular despojado de su cargo por una gavilla de saqueadores. ¿Por qué no convocó al pueblo a resistir, rodeando con una muralla humana el edificio del Congreso para frustrar el golpe de estado?  Una lección para todos los pueblos de América Latina y el Caribe: sólo la movilización y organización popular puede garantizar la estabilidad de gobiernos interesados en impulsar un proyecto de transformación social, por más moderado y contemporizador que sea su afán reformista, como fue el caso de Lugo. La oligarquía y el imperialismo jamás cesan de conspirar y actuar, y si a veces parece que están resignados ante el avance de un gobierno instalado por una mayoría popular, esta apariencia es engañosa, más ilusoria de real, como se acaba de comprobar una vez más en el sufrido país hermano del Paraguay.

4 comentarios:

Nando Bonatto dijo...

Atilio, seguramente Ud sabe históricamente en nuestro continente los procesos politicos se dan por oleadas, y este golpe contra un tibio Lugo es tambien un aviso contra los populismos regionales y a Brasil como potencia emergente.
Es preocupante, la leccion es que no se puede avanzar demasiado sin una fuerza politica mas o menos solida
Amen que no tuvo demasiadas convicciones personales
saludos cordiales

hinde pomeraniec dijo...

Hola Atilio, yo también leí el discurso de Lugo como el de un religioso y no el de un político. A todo lo que decìs y referís, creo que le falta señalar que Lugo no encaró debidamente la investigación por la masacre. El, como presidente de la Nación, debió reclamarla para desentrañar que pasó allí, en esa matanza. Por otra parte, sería bueno que el propio Lugo no se encerrara en el silencio y señalara cuánto hay de cierto en que lo que sucedió fue corolario de negociaciones con una rama colorada para las próximas elecciones. Coincido en que fue un canalla golpe institucional, tengo mis reparos con las semejanzas con Honduras, sobre todo por las diferencias entre los protagonistas víctimas del golpe. Un abrazo

Anónimo dijo...

http://bpr-elsalvador.blogspot.com


AGENCIA SALVADOREÑA DE PRENSA SOCIALISTA

( SALPRESS )




SOMOS AGENCIA

NOTICIOSA

DEL PROLETARIADO


PERIODISMO

REVOLUCIONARIO.


NO PODEMOS HACERNOS LOS TONTOS,


EL FASCISMO SE A REINVENTADO CON


LA TEORIA DEL NEOLIBERALISMO


Y EL PAPEL REPRESIVO


DE LA VIOLENCIA INSTITUCIONAL


ES LA MISION A DIARIO DE LAS


FUERZAS ARMADAS Y LOS CUERPOS DE POLICIA


"INSEGURIDAD"


SE TRATA DE LA CONTINUACION DE LA VIOLACION


DE LOS DERECHOS HUMANOS DE LOS PUEBLOS,


ESTO PONE EN DUDA


"LAS ELECCIONES Y EL VOTO" DE LOS CIUDADANOS.




LA "DEMOCRACIA BURGUESA"LA IMPOSICION DE


UNA U OTRA FORMA Y LOS "GOLPES DE ESTADO"


SON LA RULETA RUSA


PARA ASESINAR A LA POBLACION


QUE ES PARTE DE ESE JUEGITO


DE LEGALISMO BURGUES.




LA UNION DE NACIONES SURAMERICANAS UNASUR,


A MANIFESTADO QUE EL "JUICIO POLITICO"QUE ESTA


DESARROLLANDOSE CONTRA EL PRESIDENTE FERNANDO


LUNGO,CONSTITUYE UNA AMENAZA LA RUPTURA CON


EL ORDEN DEMOCRATICO EN PARAGUAY.


HOY EN DIA ES PROHIBIDO OLVIDAR LO QUE HICIERON


LOS FASCISTAS Y FASCISTOIDES


CON EL IMPERIALISMO MUNDIAL


A TODOS LOS PUEBLOS DE AMERICA LATINA


Y A TODOS LOS PUEBLOS DEL MUNDO,


SOLAMENTE,LES RECORDAMOS NO OLVIDARSE:


DE LO QUE DIJO,EL POETA REVOLUCIONARIO


ROQUE DALTON



CONSEJO QUE YA NO ES NECESARIO

EN NINGUNA PARTE DEL MUNDO

PERO QUE EN EL SALVADOR...

NO OLVIDES NUNCA

QUE LOS MENOS FASCISTAS

DE ENTRE LOS FASCISTAS

TAMBIÉN SON

FASCISTAS.

Xiaozhengm 520 dijo...

2015-11-30 xiaozhengm
michael kors handbags
christian louboutin shoes
nike uk
gucci outlet
coach factory outlet
cheap jordans
nike huarache trainers
ugg outlet store
michael kors outlet online
moncler jackets
coach factory outlet
nike store
nike trainers
abercrombie outlet
cheap jordan shoes
cheap toms
nike outlet
burberry outlet online
timberland boots
coach factory outlet
coach factorty outlet
michael kors
christian louboutin uk
christian louboutin outlet
true religion jeans
nike roshe run women
michael kors
longchamp outlet
hollister uk
ugg boots
jordan shoes
nike air max
nike free runs
louis vuitton
mcm outlet
adidas uk
christian louboutin outlet
michael kors outlet
michael kors handbags
adidas shoes

top