El hotel Hyatt de Mendoza, perteneciente a la cadena hotelera norteamericana del mismo nombre, "objetó la presencia de dos médicos cubanos de Chávez y la comitiva venezolana cambió de hotel". El líder bolivariano quería alojarse en ese hotel durante su estancia en esa ciudad participando en la Cumbre del Mercosur, a celebrarse en esa ciudad entre el 26 y el 29 de Junio. Más allá del enojo del Canciller Héctor Timerman, de la Argentina, el gobierno de este país debería imponer una sanción ejemplar al Hyatt por efectuar ese tipo de discriminaciones, prohibidas expresamente por la legislación vigente en la Argentina. Es más, el INADI, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, debería entablar ya mismo una demanda contra ese hotel. Por supuesto, no hay que ser un mal pensado para imaginar que "la pérfida embajada" está detrás de esta maniobra. Lea la noticia, que no tuvo mayor eco en la prensa de Buenos Aires, en:

http://www.diariouno.com.ar/mendoza/El-Hyatt-objeto-la-presencia-de-dos-medicos-cubanos-de-Chavez-y-la-comitiva-venezolana-cambio-de-hotel-20120611-0091.html
top