El prestigioso periódico parisino Le Canard Enchainé publicó este miércoles una nota firmada por Claude Angeli en donde relata, apelando a fuentes muy confiable, los arreglos entre Obama y Sarkozy para asegurarse que Gadafi sellara sus labios para siempre. A continuación, la nota:




Tomado de: Le Canard Enchaîné  (París)  Miércoles 26 de octubre 2011,  página 3
« Obama » y « Sarko » no querían que [Gadafi] salga vivo.
Por miedo a que hable demasiado durante su juicio ante la Corte Penal Internacional.

A finales de la tarde del miércoles 19 de octubre, un coronel del Pentágono llama por teléfono a uno de sus contactos de los servicios secretos franceses. Encargado del expediente “Gadafi”, una de las prioridades actuales de los generales del equipo de Obama, el estadounidense anuncia que el jefe libio, cuyos desplazamientos han sido observados paso a paso por los [aviones militares no tripulados] drones  estadounidenses Predator,  se encuentra atrapado en un sector de la ciudad de Syrte y que es ahora imposible “que se nos escape”. Enseguida añade que   ...(clic abajo en Más información)
dejar este tipo vivo lo transformaría en “una verdadera bomba atómica”. Su interlocutor comprende de esta forma que la Casa Blanca ya emitió su veredicto, y que es necesario impedir proporcionarle a Gadafi el foro internacional que representaría su eventual juicio.
Por cierto, des de hace unos pocos días, grupos comandos de las fuerzas especiales estadounidenses y francesas participaban juntas a esta casería contra Gadafi. En París, en el Centro de planificación y de dirección de las operaciones (CPCO), en la Dirección de inteligencia militar (DRM) y  en las oficinas del Servicio acción de la DGSE [Dirección general de la seguridad exterior], varios oficiales evaluaban  en unos 50 los miembros del COS (Mando de las operaciones especiales) presentes en Syrte.  Su misión: brindar apoyo a las unidades del CNT que invaden al ciudad, sector por sector, y, según el lenguaje interno utilizado por un oficial del CPCO,  «encargarsedel Guía libio y de los miembros de su familia». Otra fórmula en clave era utilizada por la DGSE: “entregar el paquete a Zorro”, y actuar de forma que Gadafi no escape a sus perseguidores (¿una unidad del CNT llamada “Zorro”?).
Hipocresía internacional.
En el Eliseo, ya se sabía desde mediados de octubre que Gadafi y uno de sus hijos se habían refugiado en la ciudad de Syrte con guarda espaldas y mercenarios. [“]Sarko[“] había encargado el General Benoît Puga, su Jefe de Estado-Mayor personal, la tarea de supervisar la caza emprendida contra el antiguo dictador. Lo que hizo con la ayuda de “la cueva”, el bunker subterráneo en el que los oficiales del CPCO están en contacto permanente con todos los militares franceses desplegados en el extranjero y con los diferentes equipos de agentes secretos. En la DGSE al igual que en la DRM, nadie incomoda evocando “la eliminación física” del jefe libio, contrariamente a las formulaciones mucho más políticamente correctas utilizadas en el Eliseo, según un consejero del Presidente.
La pena de muerte no estaba prevista por las resoluciones de la ONU que permitieron a la OTAN intervenir, afirma con ironía un diplomático francés. Pero dejemos de ser hipócritas. En varias oportunidades, aviones franceses y británicos ya habían tratado de liquidar a Gadafi bombardeando algunos de sus escondites, en Trípoli, o hasta destruyendo una de sus oficinas.” El diplomático añade que, en un juicio ante la Corte penal internacional, “este nuevo amigo del Occidente hubiera podido echar en cara sus excelentes relaciones con la CIA o los servicios [secretos] franceses, la ayuda que brindaba a los amigos africanos de Francia, y los contratos que ofrecía por doquier. O hasta cosas más graves, ¿quien sabe?
El 20 de octubre a las 8h30 de la mañana, el objetivo iba a ser alcanzado. Tres aviones de la Otan se acercan de Syrte. Nada que ver con una misión realizada al azar: una columna de alrededor de 75 vehículos huye a toda velocidad de la ciudad. Un drone  estadounidense Predator dispara misiles. Un [avión-caza] Mirage F1CR francés de reconocimiento sigue un Mirage 2000-D que lanza dos bombas GBU-12 de 225 kilogramos guiados por rayo láser. El resultado: 21 vehículos destruidos y Gadafi solamente herido.
Suspiros de satisfacción
Miembros de las fuerzas especiales francesas se encuentran entonces presentes en el lugar, a historia no cuenta a qué distancia de lo que está a punto de suceder. Un oficial de los servicios de inteligencia militar cuenta con abundancia de detalles: “[Gadafi] es capturado vivo por combatiente sobrexcitados. La muchedumbre grita con fuerza “¡Allah Akbar!”lo amenaza con sus armas y empieza a golpearlo mientras otros combatientes, que no logran imponerse, gritan la consigna de mantenerlo vivo”.
Lo que sucedió después ya es sabido por todos, y algunas imágenes de este linchamiento seguido de una ejecución por bala aparecieron en las pantallas [de los noticieros de televisión] y en la prensa escrita. Pero esta historia no concluye con la desaparición de Gadafi, ya que, según el análisis de un agente francés, “Libia entró en una  “tierra de nadie política”, una zona de turbulencias imprevisibles”. Algo que debería preocupar los que, en varias capitales occidentales y árabes, suspiraron de satisfacción sabiendo que Gadafi no sería nunca la estrella de un juicio internacional.
Claude Angeli
top