La muerte de Osama Bin Laden plantea innumerables interrogantes. A continuación, una reflexión sobre algunos de ellos.


Un Nobel sin escrúpulos
Un signo más de los muchos que ilustran la profunda crisis moral de la “civilización occidental y cristiana” que Estados Unidos dice representar lo ofrece la noticia del asesinato de Osama Bin Laden. Más allá del rechazo que nos provocaba el personaje y sus métodos de lucha, la naturaleza de la operación llevada a cabo por los Seals de la Armada de los Estados Unidos es un acto de incalificable barbarie perpetrado bajo las órdenes directas de ... (clic en Más información) un personaje que con sus conductas cotidianas deshonra el galardón que le otorgara el parlamento noruego al consagrarlo como Premio Nobel de la Paz del año 2009. De acuerdo a lo establecido por Alfred Nobel en su testamento esta distinción, recordémoslo, debía ser adjudicada, “a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración y promoción de procesos de paz.” El energúmeno que anunció al pueblo estadounidense la muerte del líder de Al Qaeda diciendo que “se ha hecho justicia” es la antítesis perfecta de lo estipulado por Nobel. Un operativo comando es lo menos parecido al debido proceso, y arrojar los restos de su víctima al mar para ocultar las huellas de lo actuado es algo propio de mafiosos o genocidas. Lo menos que debería hacer el parlamento noruego es exigirle la devolución del premio.
     En la truculenta operación escenificada en las afueras de Islamabad hay múltiples interrogantes que permanecen en las sombras, y la tendencia del gobierno de los Estados Unidos a desinformar a la opinión pública torna aún más sospechoso este operativo. Una Casa Blanca víctima de una enfermiza compulsión a mentir (recordar la historieta de las “armas de destrucción masiva” existentes en Irak, o el infame Informe Warren que sentenció que no hubo conspiración en el asesinato de Kennedy, obra del “lobo solitario” Lee Harvey Oswald ) nos obliga a tomar con pinzas cada una de sus afirmaciones. ¿Era Bin Laden o no? ¿Por qué no pensar que la víctima podría haber sido cualquier otro? ¿Dónde están las fotos, las pruebas de que el occiso era el buscado? Si se le practicó un ADN, ¿cómo se obtuvo, dónde están los resultados y quiénes fueron los testigos? ¿Por qué no se lo presentó ante la consideración pública, como se hiciera, sin ir más lejos, con los restos del Comandante Ernesto “Che” Guevara? Si, como se asegura, Osama se ocultaba en una mansión convertida en una verdadera fortaleza, ¿cómo es posible que en un combate que se extendió por espacio de cuarenta minutos los integrantes del comando norteamericano regresaran a su base sin recibir siquiera un rasguño? ¿Tan poca puntería tenían los defensores del fugitivo más buscado del mundo, de quien se decía que poseía un arsenal de mortíferas armas de última generación? ¿Quiénes estaban con él? Según la Casa Blanca el comando dio muerte a Bin Laden, a su hijo, a otros dos hombres de su custodia y a una mujer que, aseguran, fue ultimada al ser utilizada como un escudo humano por uno de los terroristas. También se dijo que otras dos personas más habían sido heridas en el combate. ¿Dónde están, qué se va a hacer con ellos? ¿Serán llevados a juicio, se les tomará declaraciones para arrojar luz sobre lo ocurrido, hablarán en una conferencia de prensa para narrar lo acontecido? Por lo que parece esta “hazaña” pasará a la historia como una operación mafiosa, al estilo de la matanza de San Valentín ordenada por Al Capone para liquidar a los capos de la banda rival.
     Osama vivo era un peligro. Sabía (¿o sabe?) demasiado, y es razonable suponer que lo último que quería el gobierno estadounidense era llevarlo a juicio y dejarlo hablar. En tal caso se hubiera desatado un escándalo de enormes proporciones al revelar las conexiones con la CIA, los armamentos y el dinero suministrado por la Casa Blanca, las operaciones ilegales montadas por Washington, los oscuros negocios de su familia con el lobby petrolero norteamericano y, muy especialmente, con la familia Bush, entre otras nimiedades. En suma, un testigo al que había que acallar sí o sí, como Muammar Gadafi. El problema es que ya muerto Osama se convierte para los jihadistas islámicos en un mártir de la causa, y el deseo de venganza seguramente impulsará a las muchas células dormidas de Al Qaeda a perpetuar nuevas atrocidades para vengar la muerte de su líder.
       No deja también de llamar la atención lo oportuna que ha sido la muerte de Bin Laden. Cuando el incendio de la reseca pradera del mundo árabe desestabiliza un área de crucial importancia para la estrategia de dominación imperial, la noticia del asesinato de Bin Laden
reinstala a Al Qaeda en el centro del escenario. Si hay algo que a estas alturas es una verdad incontrovertible es que esas revueltas no responden a ninguna motivación religiosa. Sus causas, sus sujetos y sus formas de lucha son eminentemente seculares y en ninguna de ellas -desde Túnez hasta Egipto, pasando por Libia, Bahreim, Yemen, Siria y Jordania- el protagonismo recayó sobre la Hermandad Musulmana o en Al Qaeda. El problema es el capitalismo y los devastadores efectos de las políticas neoliberales y los regímenes despóticos que aquél instaló en esos países y no las herejías de los “infieles” de Occidente. Pero el imperialismo norteamericano y sus secuaces en Europa se desvivieron, desde el principio, para hacer aparecer estas revueltas como  producto de la malicia del radicalismo islámico y Al Qaeda, cosa que no es cierta. Santiago Alba Rico observó con razón que en pleno auge de estas protestas seculares -anti- políticas de ajuste del FMI y el Banco Mundial- un grupo fundamentalista desconocido hasta entonces asesinó al cooperante italiano Vittorio Arrigoni, activista del Movimiento de Solidaridad Internacional, en una casa abandonada en la Franja de Gaza. Pocas semanas después un terrorista suicida hace estallar una bomba en la plaza Yemaa el Fna, uno de los destinos turísticos más notables no sólo de Marruecos sino de toda África y mata al menos a 14 personas. “Ahora –continúa Alba Rico- reaparece Bin Laden, no vivo y amenazador, sino en toda la gloria de un martirio aplazado, estudiado, cuidadosamente escenificado, un poco inverosímil. ‘Se ha hecho justicia’, dice Obama, pero la justicia reclama tribunales y jueces, procedimientos sumariales, una sentencia independiente.” Nada de eso ha ocurrido, ni ocurrirá. Pero el fundamentalismo islámico, ausente como protagonista de las grandes movilizaciones del mundo árabe, aparece ahora en la primera plana de todos los diarios del mundo y su líder como un mártir del Islam asesinado a sangre fría por la soldadesca del líder de Occidente. La Casa Blanca, que sabía desde mediados de Febrero de este año que en esa fortaleza en las afueras de Islamabad se refugiaba Bin Laden, esperó el momento oportuno para lanzar su ataque con vistas a posicionar favorablemente a Barack Obama en la inminente campaña electoral por la sucesión presidencial.
       Hay un detalle para nada anecdótico que torna aún más inmoral a la bravata norteamericana: pocas horas después de ser abatido, el cadáver del presunto Bin Laden fue arrojado al mar. La mentirosa declaración de la Casa Blanca dice que sus restos recibieron sepultura respetando las tradiciones y los ritos islámicos, pero no es así. Los ritos fúnebres del Islam establecen que se debe lavar el cadáver, vestirlo con una mortaja, proceder a una ceremonia religiosa que incluye oraciones y honras fúnebres para luego recién proceder al entierro del difunto. Además se especifica que el cadáver debe ser depositado directamente en la tierra, recostado sobre su lado derecho y con la cara dirigida hacia La Meca. ¿Con qué celeridad tuvieron que ser hechos el combate, la recuperación del cadáver, su identificación, la obtención del ADN, el traslado a un navío de la Armada estadounidense, situado a poco más de 600 kilómetros del suburbio de Islamabad donde se produjo el enfrentamiento y finalmente, navegar hasta el punto donde el cadáver fue arrojado al mar como para respetar los ritos fúnebres del islam? En realidad, lo que se hizo fue abatir y “desaparecer” a una persona, presuntamente Bin Laden, siguiendo una práctica siniestra utilizada sobre todo por la dictadura genocida que asoló a la Argentina entre 1976 y 1983. Acto inmoral que no sólo ofende las creencias musulmanas sino a una milenaria tradición cultural de Occidente, anterior inclusive al cristianismo. Como lo atestigua magistralmente Sófocles en Antígona, privar a un difunto de su sepultura enciende las más enconadas pasiones. Esas que hoy deben estar incendiando a las células del fundamentalismo islámico, deseosas de escarmentar a los infieles que ultrajaron el cuerpo y la memoria de su líder. Barack Obama acaba de decir que después de la muerte de Osama Bin Laden el mundo es un lugar más seguro para vivir. Se equivoca de medio a medio. Probablemente su acción no hizo sino despertar a un monstruo que estaba dormido. El tiempo dirá si esto es así o no, pero sobran las razones para estar muy preocupados.

24 comentarios:

Nando Bonatto dijo...

Atilio, Ud bien lo dice, la decadencia moral de " Occidente" hoy expandido a nivel global me lleva a lo que dijo alguna vez Simone de Beauvoir.Lo mas escandaloso que tiene el escandalo es que deja de serlo
Y hoy los asesinatos de contendientes,asi sea sus hijos y nietos como paso en el caso de Gadaffi no merecen mas que unas lineas en la prensa monopolica.
Se dice que el imperialismo esta en crisis,pero hasta que sus actos no produzcan la repulsa de todo el mundo seguira vivito y coleando

ejmontema dijo...

Suscribo palabra por palabra todo lo que ha escrito sobre el asesinato de Bin Laden. Mis felicitaciones.

Atilio A. Boron dijo...

Gracias amigos, habrá que seguir investigando. Ya en el día de hoy la propia CNN no puede ocultar que le llegó un torrente de mensajes de gentes que desde USA y el resto del mundo dudando de todo lo informado por la Casa Blanca

Atilio A. Boron dijo...

Gracias amigos, habrá que seguir investigando. Ya en el día de hoy la propia CNN no puede ocultar que le llegó un torrente de mensajes de gentes que desde USA y el resto del mundo dudando de todo lo informado por la Casa Blanca

Ignez dijo...

É um desrespeito à inteligência humana querer impor esta farsa ao mundo. É um desrespeito ao ser humano se vangloriar de tal comportamento. O cowboy americano Barac Obama é o maior farsante, um arrivista da peor qualidade já "fabricada" pelo governo estadunidense. Farsante, este é o seu nome.

Anónimo dijo...

Respetado intelectual Señor Atilio Boron, como musulman leo su articulo sobre la muerte de Osama Bin Laden, no puedo dejar de lado que leiste y conoces el tema pero

PRIMERO: en el islam existen mucha sectas que toman las armas como un medio para practicar su beligerancia, estas son llamadas en el islam tafsiris,ijwanis,sururi,murtadis

SEGUNDO:Osama fue parte de una de estas sectas que se alejan del islam.

TERCERO: todos los musulmanes en el mundo somos fundamentatilistas, es mas la palabra no existe como tal en arabe es algo imposible de traducir dado que todos los musulmanes debemos obedecer el coran y seguir sus leyes

CUARTO:movilisa mas la prohibicion del niqab en Francia que la muerte de Osama a todos los musualmanes en el mundo y a los yihadistas en el mundo.

QUINTO: eso que dices que yihadismo debe ser abordado desde una perspectiva global, pues hay muchas yihad en todo el mundo y la de al qaeda como tal es sola una de las tantas. En lugares como Chechenia y Usbekistan o Palestina Osama no es un icono, por favor respetado Atilio resptenos, de todos lados existen personas que no ven a Osama Bid Laden como el Ícono, tipo Che que se tienen en América Latina, y no todos los muyahidites veran la muerte de este personaje como una provocación, no todos se identifican con el por el mismo hecho que se ve por muchos sectores del mundo islamico como un miembro de una secta más que se salió del islam o con un concepto de ésta religión difentente a otros.
no hablar sin antes investigar, además si se muere martir no es necesario este tipo de entierro que dices dado que es considerado bendito el lugar donde muere.

no siendo mas, espero puedas leer mas sobre este mundo del islam, sobre el que se cierne tanto debate y conceptos erroneos pués personas como usted escriben fuera de contexto, haces un mal en vez de un bien a los musulmanes que vivimos en occidente pués se tergiversa lo que se cree de nosotros y del significado de la palabra yihad, que seria mejor decir hak hak, puede yihad es una palabra con profundo significado teologico no politico.

Animalac dijo...

ES interesante lo que dice aquí el compañero musulmán y que arroja luz sobre este hecho. A mi tambien, Atilio me sorprendió que usted adscribiera a "la amenaza terrorista" desatada ahora por la muerte de un martir fundamentalista en el mundo musulman. Creo que esta supuesta "muerte" es sólo una movida de las muchas que ya tienen pensadas hacer los yankis. Nuevamente usan a Bin Laden para justificar sus politicas...ya tiene un "movil" un motivo, ahora les falta el "atentado" que todos justificarán como hecho producido "en venganza de la muerte de Bin Laden" cuando en realidad será otro autoatentado yanki para justificar mas olas de violencia y teñir las verdaderas razones de sus crimenes con el color hollywoodense del "terrorismo islámico"...dejemonos de comprar cine yanki. Seamos prudentes, y escuchemos mas a los compañeros musulmanes.

germanbl dijo...

Premio Nobel de la paz, anuncia muerte por cadena (inter)nacional...
Una joyita, Mister Danger II.
Y la prensa despues se escandaliza cuando lo galardonan a Chavez por lo hacho en comunicacion popular...¿Donde estan las condenas a semejante barbarie?

Anónimo dijo...

Profesor, esperamos su repudio al secuestro y entrega ilegal del periodista sueco Joaquín Perez Becerra a Colombia por parte de Venezuela.

GFP dijo...

Tambien debería devolver el premio el Sr Henry Kissinger.

¿ Armamos una página y que los interautas voten ?.

Gustavo

FOLALDORDEPROSTIS dijo...

El legendario intelectual d izquierda atilio boron tiene razon cuando dice q es sospechosa la informacion sobre la muerte d osama,no hay fotos?? xq c lanzo su cuerpo al mar?,etc,pero suponiendo q la muerte d osama fue real,q tiene d "inmoral" haber matado a 1 lunatico asesino como osama? alguien al = q sadam fue 1 titere d usa, osama no era d izquierda,el 9-11 murieron muchos latinos,incluso algunos paisanos d atilio,xq la izquierda latinoamericana c lamenta la muerte d ese lunatico?? es cierto q la muerte es sospechosa,informacion rara,puede ser 1 montaje,pero el hecho es q NO HAY Q LAMENTAR LA MUERTE D ESE LUNATICO,SI MANANA MATARAN ASI A POSADA CARRILES,ACASO AHI DIRIAN Q "FUE INMORAL" ?>

sergio dijo...

EEUU, desde hace mucho tiempo se convirtio en lo que dice que combate... terrorismo.

Libros dijo...

¿Sería pensar muy conspirativamente que se eligió asesinarlo en este momento donde Al Qaeda ha perdido terreno en comparación con años anteriores? Como usted dice, "reinstala a Al Qaeda en el centro del escenario".
El efecto de la muerte de Bin Laden puede que vuelva a despertar y reflotar a esta organización. De esta manera se busca seguir "legitimando" la ocupación imperial tras más de 10 años.
¿EEUU podía haber hecho esto antes o lo hizo a la primera oportunidad que tuvo?
Saludos Atilio.

eidolon dijo...

tareas de maten Y miento

Anónimo dijo...

DEMOCIDIO-Muertos a mano del Estado (excluye combates entre soldados incluye bombardeos aereos a civiles):China Comunista (1949-2000)mato a 76.602.354 chinos. URRS(1917-89) 61.911.574 de sovieticos y paises de influencia,Colonialismo Europeo continental se calcula 50.000.000 muertos(Siglo 20) Alemania Nazi(1933-45) ocupa el tercer lugar con 20.946.164.China(nacionalista 1928-49) 10.075.248. Japon (1936-45)5.945.179, China Soviets de Mao( 1923-48) 3.468.175, Cambodia Comunista(1975-79) 2.035.283,Norcorea Comunista (1948-2000) 1.954.217,Turquia (1908-18) 1.883.241, Vietnam Comunista (1945-2000) 1.670.546, Polonia Comunista (1945-48) 1.585.429, Pakistan(1958-2000) 1.503.241,Mexico (1900-20) 1.417.251,Yugoslavia Comunista bajo Tito(1945-87) 1.072.246, Rusia (1900-17) 1.065.284,Turquia de Ataturk(1919-23) 878.519, Reino Unido (1900-2000) 816.528, Portugal (1928-82) 741.264, Indonesia(1965-87) 726.817. EEUU (1900-2000) 644.842.Incluye Filipinas, Rebelion Boxer, 2 guerras mundiales y Vietnam.

quijote1969 dijo...

Supongamos que usted tiene al cerebro de una organización enemiga en condiciones de ser asesinado. Lo asesina o lo captura para, al menos, interrogarlo para obtener información sensible?
Perfectamente, se puede hablar de su muerte y tenerlo aislado, pelado y en un lugar de máxima seguridad donde no se filtre la información.

gorgojo dijo...

la violencia y la violacion de los derechos humanos son el pan nuestro de cada dia en este mundo , solo que depende quien opine se justifica o se condena.
Lo hace eeuu cuando entra en pakistan para secuestrar a Osama , pero antes lo hizo Israel para capturar a los homicidas nazis , lo hizo (y lo hace)fidel castro , el che guevara , el regimen comunista chino, Lo hace Francia en Libia , lo hacia la URSS en afganistan asi que dejemos la hipocresia señalando a los yankis , todos los paises tienen un muerto en el placard

Oscar dijo...

Posiblemente todos tengan un muerto en el placard. Posiblemente todos los paises hagan cosas parecidas. Y cada una de esas cosas que no corresponden, hay que marcarlas y criticarlas. Pero hay que marcar bien qué paises las hacen como práctica cotidiana y se vanaglorien de ello porque son cuestiones inerentes a su sistema, como por ejemplo EEUU, que se autoproclaman los gendarmes del universo y meten muertos en todos los placares de todos los paises.
Pco seso hay que tener, gorgojo, para opinar como opinás.
Diferenciemos horrores de errores.

Goliardo dijo...

Comparto la primera definición del escandalo, pero llevado al plano del Derecho: La excepcion se ha hecho norma. Esta tesis es de Agamben; La guerra contra el terrorismo parió como concepto "military order", emanado del Presidente George Bush el 13 de noviembre del 2001. Este atributo presidencial permite al ejército de los EEUU detener a cualquier ciudadano extranjero sin orden judicial. Esta orden permite la “indefinite detention” de cualquier no-ciudadano norteamericano, sospechoso de terrorismo internacional. Sostiene Agamben:

"La novedad de la “orden” del presidente Bush es que cancela radicalmente todo estatuto jurídico de un individuo, produciendo así un ser jurídicamente innominable e incalificables. Los talibanes capturados en Afganistán no solo no gozan del estatuto de POW según la convención de Ginebra, sino que ni siquiera del imputado por algún delito según leyes norteamericanas. (Estado de excepción, pag 26-27)"

Anónimo dijo...

Aunque el presunto asesinato de Bin Laden coyunturalmente fortalezca la posición norteamericana, en el largo plazo este efecto no tiene bases sólidas. La opresión imperialista y de su aliado, el Estado de Israel con la complicidad de gobiernos corruptos y autocráticos y una aguda polarización social, hoy agravada por la crisis económica, contribuyeron al ascenso de diversas variantes islamistas a principios de esta década. Estas mismas condiciones son los motores profundos del proceso de movilización popular que hoy recorre el Norte de África y otros países árabes, en el que al Qaeda no tiene influencia.

Al Qaeda es una organización profundamente reaccionaria no solo por sus métodos de realizar atentados como los del 11S, cuyas víctimas son en su gran mayoría trabajadores que no tienen ninguna responsabilidad por los crímenes que cometen los gobiernos imperialistas, sino también por su programa de establecer estados teocráticos brutalmente opresivos al servicio de los intereses de la elite dominante, como mostró la estrecha relación de Bin Laden con la monarquía saudita y el imperialismo norteamericano hasta principios de la década de 1990. Y luego se mostró completamente impotente para enfrentar a los gobiernos árabes pronorteamericanos que decía combatir. No son pequeños grupos elitistas los que pueden producir cambios históricos sino la acción revolucionaria de las masas obreras y populares que después de décadas de restauración burguesa han comenzado a volver a la escena.

http://www.ft-ci.org/article.php3?id_article=3890?lang=es

Anónimo dijo...

el que a hierro mata a hierro muere y esa es la mejor justicia y que deberia aplicarse tambien a los pibes chorros que matan a un inocente x 2 pesos en el gba...como dijo obama se ha hecho justicia ...tal vez no la mas "elegante" pero justicia al fin.

Osvaldo dijo...

Señor Borón: Estaría muy bueno, que para clarificar el problema se pronuncie usted por el caso del periodista colombiano Becerra. Tal vez lo haya hecho, pero su firma no aparece. Muchas gracias

Alida Sanoja-Maneiro dijo...

Estimado Profesor Boron: el abogado y brillante intelectual venezolano Luis Brito García escribió un artículo sobre la entrega del comunicador Joaquín Pérez Becerra que apareció en Kaosenlared, el cual fue más que todo en enfoque jurídico, y quiso ser muy detallista, exhaustivo y reflexivo, pero que, a mi entendimiento, también refleja su parecer político sobre dicha entrega. Me gustaría realmente obtener de su muy interesante blog su análisis y opinión sobre esa situación que a juicio de muchas honorables personas, le ha dado un tiro en el ala a la Revolución Bolivariana.

Suya de usted,

ALIDA SANOJA-MANEIRO

Xiaozhengm 520 dijo...

2015-11-30 xiaozhengm
michael kors handbags
air jordan 13
jordan 3
nike cortez
michael kors outlet online
coach outlet
louis vuitton
hermes uk
coach outlet
louis vuitton
jordan 8s
oakley sunglasses
canada gooses
burberry outlet online
true religion
coach outlet
nike air jordan
cheap uggs
moncler outlet
michael kors uk
instyler max
canada gooses outlet
jordan retro 3
adidas gazelle
ray ban sunglasses
air force 1
coach outlet
cheap jordans
jordan 13
louis vuitton outlet
michael kors uk
louis vuitton borse
adidas superstars
rolex replica watches
louis vuitton handbags
michael kors handbags
oakley vault
ugg boots
jordan 4
toms outlet store

top