Cuba: tiempos de cambio

           En Cuba se está generando un gran debate sobre el futuro económico de la Isla. Entre los cubanos se ha hecho carne la convicción de que el actual ordenamiento económico, inspirado en el modelo soviético de planificación ultra-centralizada, se encuentra agotado. Tal como lo advirtieron Fidel y Raúl, su permanencia pone en entredicho  ...(clic abajo)
la supervivencia misma de la revolución. Si se la quiere salvar será preciso abandonar un esquema de gestión macroeconómica que, a todas luces, ya pasó a mejor vida.

La experiencia histórica ha enseñado que la irracionalidad y el derroche de los mercados pueden reaparecer en una economía totalmente controlada por planificadores estatales, los que no están a salvo de cometer gruesos errores que producen irracionalidades y derroches que afectan al bienestar de la población. Ejemplos: en un país con un déficit habitacional tan grave como Cuba el ente estatal a cargo de las construcciones registra 8.000 albañiles y 12.000 personas dedicadas a la seguridad y a custodiar los depósitos de las empresas constructoras del estado. O que los informes oficiales del gobierno consignen que el 50 % de la superficie agrícola de la isla está sin cultivar, en un país que debe importar entre el 70 y el 80 % de los alimentos que consume. O que casi la tercera parte de la cosecha se pierda debido a problemas de coordinación entre los productores (sean éstos organismos estatales, cooperativas agrícolas o empresas de otro tipo), las empresas de almacenaje y acopio y los servicios estatales de transporte que deben llevar la cosecha hasta los grandes centros de consumo. O que actividades tales como la peluquería y los salones de belleza sean empresas estatales -¿en qué página de El Capital recomendó Marx tal cosa?- en las cuales los trabajadores reciben todos los implementos y materiales para realizar su labor y cobran un sueldo, pese a lo cual cobran a sus clientes diez veces más que el precio oficialmente establecido, fijado décadas atrás, y sin pagar un centavo de impuestos.

Estos son unos pocos ejemplos que conversando con los amigos cubanos se multiplican ad infinitum. Pero plantean una cuestión de importancia práctica y también teórica: el proyecto socialista, ¿se realiza al lograrse la total estatización de la economía? La respuesta es un terminante NO. Si en la Unión Soviética  (que sólo tuvo como precursora a la heroica Comuna de París) las condiciones específicas de su tiempo no le dejaron otra alternativa que fomentar la estatización integral de la economía, nada indica que en las condiciones actuales se deba obrar de la misma manera. Tal como con perspicacia lo anotara Rosa Luxemburgo a propósito precisamente del caso soviético, no hay razón alguna para hacer de necesidad virtud. Y si la estatización total y la planificación ultracentralizada pudo haber sido necesaria -y aún virtuosa- en su momento, al hacer posible que en un lapso de cuarenta años Rusia, el país más atrasado de Europa, pudiera derrotar al ejército Nazi y tomar la delantera en la carrera espacial, hoy ya no lo es. Dicho en términos del marxismo clásico, el desarrollo de las fuerzas productivas decretó la obsolescencia de formas e intervenciones estatales que siendo eficaces en el pasado ya no tienen posibilidad alguna de controlar la dinámica de los procesos productivos contemporáneos, decisivamente modelados por la tercera revolución industrial.

               Cuba se interna en un proceso de cambios y de actualización del socialismo. Los primeros borradores del proyecto, un documento de una veintena de páginas aparecido como suplemento especial del Granma y Juventud Rebelde, fue distribuido masivamente en la población. Se tiraron 500.000 ejemplares que fueron inmediatamente adquiridos por la población, invitada reiteradamente a leerlo, discutirlo y hacer llegar sus propuestas. Van a hacer otra gigantesca tirada más, porque el ansia de participación es enorme. El documento será examinado críticamente por todas las organizaciones sociales, sin distinción alguna: desde el Partido Comunista hasta los sindicatos y el enjambre de asociaciones de todo tipo que existen en la isla. Por eso se equivocan quienes se ilusionan con que la introducción de las reformas de inicie a un indecoroso -¡y suicida!- retorno al capitalismo. Nada de eso: lo que se intentará hacer es nada más y nada menos que llevar adelante reformas socialistas que potencien el control social, es decir, el control popular de los procesos de producción y distribución de la riqueza. El socialismo, correctamente entendido, es la socialización de la economía y del poder, más no su estatización. Pero para socializar es necesario primero producir, pues en caso contrario no habrá nada que socializar. Por lo tanto, se trata de reformas que profundizarán el socialismo, y que no tienen absolutamente nada que ver con las que plagaron América Latina desde los años ochentas.

Va de suyo que el camino a recorrer por la Revolución Cubana no será nada fácil y se encuentra erizado de peligros. A las dificultades propias de toda transición se le agregan los derivados del infame bloqueo impuesto por Estados Unidos (y mantenido por el Premio Nóbel de la Paz Barack Obama), el permanente bombardeo mediático y las presiones a que se ve sometida la isla procurarán por todos los medios hacer que las reformas socialistas degeneren en una reforma económica capitalista. El quid de la cuestión está en la brújula política, la orientación que tendrán estos procesos de cambio. Y el pueblo y el gobierno cubanos disponen de una muy buena brújula, probada por más de medio siglo, y saben muy bien que es lo que deben hacer para salvar al socialismo de las mortales amenazas que le plantea el agotamiento de su actual modelo económico. Y saben también que si hay algo que liquidaría las conquistas históricas de la revolución, que las barrería de un plumazo, sería la re-mercantilización de sus derechos y su conversión en mercancías. Es decir, la reintroducción del capitalismo. Y nadie quiere que tal cosa ocurra.

16 comentarios:

Luis dijo...

Estimado Atilio,
muy buena la nota. Muy ilustrativa de la situación de Cuba, que lejos de ser sencilla al análisis, está llena de complejidades. Complejidades todas en constante movimiento, con mucha toma de partida por parte de las distintas organizaciones sociales. Mucha discusión se puede leer en los periódicos y revistas de la isla. Los jóvenes, o una buena arte de ellos, están muy preocupados en esos cambios y no en los que imploran quienes cada tanto montan sospechas interesadas. Entre algunas penas por una situación desbordada, esas, al menos, fueron parte de las impresiones positivas que me llevé hace unos meses cuando estuve por la isla.
Saludos, Luis
http://continuidades-pasadas.blogspot.com/

Libres y Salvajes dijo...

Cuba es y fue esperanza para los pueblos latinoamericanos, debe resistir, sin ello, podriamos estar frente (nuevamente) a una oleada a la fukuyama que seria insoportable en las ciencias sociales y contraproducentes para la lucha contra el capitalismo.
Excelente nota Atilio, te cuento ademas que estoy leyendote para rendir el final de una materia (Sociología Política)
Un abrazo grande. Francisco

Marisol dijo...

Atilito, te invito a visitar La Habana de nuevo, pero esta vez te quedas en casa de mi primo en Marianao, para que veas como vive un Cubano común y corriente. No te dejes engañar, el gobierno solo te muestra lo que les conviene. Yo soy Cubana y muy orgullosa de mi tierra, pero lo que estan haciendo con ella en nombre de esa supuesta "esperanza para los pueblos latinoamericanos" es totalmente criminal y una gran mentira.

Maju dijo...

Marisolita: creo que eres tú la que debería ir a visitar como vive la gente corriente en México, Honduras, Haití, Colombia, Perú o incluso en Brasil, la segunda potencia de América.

Me da la impresión de que estás demasiado acostumbrada a los lujos de Miami (he acertado? a que sí?)

Pero incluso en Miami o en la Europa donde yo vivo, si no tienes dinero, no te arreglan los dientes ni puedes pagarte unas gafas, si no tienes dinero te cortan la luz y a pasar frío en estos heladores y húmedos inviernos, eso si aún te queda dinero para pagar la renta de la casa, que puede estar aquí cerca de los mil dólares al mes.

Disfruta mientras puedas y no vayas a la playa, que esta llena de corexit.

...

Atilio: gran artículo, gracias.

michel dijo...

Señor Atilio: Con todo respeto no tiene menor idea de lo que escribe. En Cuba no hay socialismo, es un Estado obrero en transición con un control burocrático. Usted dice que "el socialismo, correctamente entendido, es la socialización de la economía y del poder, más no su estatización."

Señor Atilio: La estatización y nacionalización de las principales palancas de la economía es una condición necesaria para el socialismo. Cierto es que Marx nunca dijo que nacionalizar la pequeña propiedad -digase peluquerías- era necesario, pero decir que el socialismo es la mera "socialización" de la economía es una estupidez. Además de poner toda la ecuación patas pa arriba, supone que el socialismo es una mera política distribuicionista de la riqueza. De ser así en varios países de América Latina ya existe el socialismo.
Dice además que "el desarrollo de las fuerzas productivas decretó la obsolescencia de formas e intervenciones estatales que siendo eficaces en el pasado ya no tienen posibilidad alguna de controlar la dinámica de los procesos productivos contemporáneos, decisivamente modelados por la tercera."

Sería mejor para usted decir que de lo que se trata es de hacer concesiones cada vez más amplias al mercado en Cuba que fomenten una cultura dle individualismo y el consumismo.

Habla usted de la economía de la URSS y de sus grandes avances pero, en ninguna parte de su documento habla del papel pernicioso de la burocracia y de los grandes despilfarros que hacía, ¿por qué¿ Porque quizá evaluar sobriamente su papel equivaldría a medir con el mismo rasero a la burocracia cubana dentro de la cual se estan gestando fuertes tendencis contrarrevolucionarias.

Vaya infoirmarle además a usted, que es un hecho que la burocracia en Cuba ya guarda valores y cultura abiertamente capitalistas, este es el verdadero peligro que se oculta bajo las reformas que vienen.

Cristhian Montero, FE UNAM

Atilio A. Boron dijo...

Gracias por los comentarios, y a Marisol le digo que he estado no sólo en casas en Marianao sino también en Habana centro, donde creo que las cosas son aún peores. Pero, ¿ explícame por qué si Cuba es un desastre los yankees no la dejan solita, como hacen con tantos países en África? Que levanten el bloqueo YA MISMO, que le indemnicen a Cuba por los fenomenales costos que ha tenido que sufrir a causa de ello y en dos o tres años vemos que pasa. No lo hacen porque, pese a sus errores e insuficiencias, la revolución cubana demostró que aún en el subdesarrollo es posible intentar construir el socialismo, y que algunos logros, impensables en las "democracias" latinoamericanas son realidades tangibles en Cuba. La Argentina, por ejemplo, tiene una tasa de mortalidd infantil que es casi tres veces superior a la cubana. Brasil casi cinco veces: ¿no es un crimen condenar a esos bebés de menos de un año para mantener los privilegios y la riqueza de la burguesía? Me parece un crimen horrendo. Bien, como se dice, hay millones de niños que duermen en la calle esta noche, pero NINGUNO es cubano. ¿Te parece poco?
Y en relación a lo que tan respetuosamente dice Michel: "Con todo respeto no tiene menor idea de lo que escribe" me permito sugerirle que sea un poquitín más modesto, más estudioso, que tenga la valentía de mirar las cosas como son, que haga lo que recomendaba Lenin: análisis concretos de la realidad concreta, y no se deje llevar por el consignismo y la panfletería que tanto daño le ha hecho a la causa del socialismo y al marxismo como teoría. Los argumentos que ofrece no resisten al menor análisis y demuestran una profunda ignorancia no sólo de la Cuba actual sino del último medio siglo de historia latinoamericana. ¡A estudiar se ha dicho!

Anónimo dijo...

Estimado Atilio: Estabaesperando que Ud.publicara sobre el tema de las reformas económicas en Cuba, para nutirirne como siempre de su sabiduría y conocer hacia dónde va ese país tan querido por mí.
Su análisis es excelente y completo. Y si lo enmarcamos en el contexto de la crisis económica mundial, creo que Cuba va ha salir airosa;no sólo por el empeño de sus dirigentes sino por el convencimiento de sus habitantes. ¡Fuerza Cuba! Elsa Farina de Radov

Oscar Wilder dijo...

Elsa, Elsa, cómo se ve que no has estado nunca en Cuba o que, al menos, no has estado en los últimos cuatro años. Con todo respeto y como dicen los españoles, no tienes ni puñetera idea de la situación real de ese país, mucho antes de la crisis mundial de 2008, pero no por el remanido bloqueo norteamericano sino por un sistema que no da más hace tiempo, desde antes de 1990. Y vas por información justo a una persona que toma la situación de Cuba a libro cerrado, sin aceptar el menor atisbo de crítica.

En fin, qué le vamos a hacer, como diría Churchill, quizá la democracia (pluralista) no sea lo mejor, pero es mejor que otros sistemas. Y nosotros vivimos en democracia, tenemos libertad de información y sobre todo, de fuentes de la información.

Anónimo dijo...

Sr.Wilder:Ud.tiene la forma de descalificar que tienen los necios cuando no les quedan argumentos.
Para su conocimiento: le puedo describir la Isla (a lo largo )desde Santiago hasta Pinar del Río y ( a lo ancho ) desde Camaguey hasta Holguín, anduve por tierra y por aire;por montañas y carreteras conociendo pueblos, ciudades, ,y gentes.Y tengo claridad acerca de la realidad cubana. Quizá el que "toque de oido" sea Ud.
Puedo decirle asimismo, que en el presente año (2010) estuve en febrero y en junio y julio (dos veces) agregando conocimiento a mis estadías de viajes anteriores. Por lo cual, no le admito sus necios conceptos.
Jamás podría compartir su pensamiento oscuro,fundamentalista y resentido propio de los que se ponen anteojeras para ver más allá de su "quintita".
Elsa Farina de Radov

Oscar Wilder dijo...

Pensamos distinto, Elsa. Ni usted ni yo somos necios. No descalifique al que piensa distinto. Mi conocimiento de la isla, de Santiago de Cuba y Guantánamo hasta Pinar del Río en auto, es veraz aunque el tiempo va pasando y de eso ya hace un par de años. Pero como comprenderá estoy permanentemente informado de lo que pasa en Cuba. Lo que yo ví y oí no voy a dejar de decirlo. Usted también puede hacerlo y no la voy a insultar por eso.

Antonio dijo...

Atilio me parece muy buena su nota sobre el tema, soy un joven que se esta formando en el tema y realmente siento que me queda mucho por conocer, mucho más de lo que se.
Comparto con lo que Ud. plantea, Cuba siendo uno de los países más pobres del planeta es donde se registran los índices más bajos de injusticias y es el país, sin lugar a dudas más solidario y más humano del planeta entero. Solo me queda una duda, y la planteo desde la más franca honestidad ¿en que consisten en concreto las reformas socialistas?

Maju dijo...

Yo diría, pisándole a Atilio la respuesta quizá, que el Socialismo consiste en poner la economía al servicio de la sociedad, de la gente. En general esto se hace por medio del estado (burocracia pública) pero hay diferentes ideas sobre las formas concretas que debe adoptar el soialismo en general y cada caso concreto.

Nótese que las empresas privadas y el estado capitalista también tienen burocracias. Sería interesante hacer un análisis crítico de la burocracia y del poder popular en acción (democracia o democracia directa, también en la economía) porque si bien las burocracias son inevitables, pueden convertirse en problemas degenerativos serios. Por eso es importante, entiendo, el control democrático (popular) de las burocracias (estado o similar) lo mismo que debe de haber un control democrático sobre la economía con el fin de que estas herramientas de que la Humanidad se dota no se conviertan en problemas sino que sigan siendo soluciones, herramientas para nuestro beneficio colectivo.

michel dijo...

Señor Atilio: Soy consciente de los grandes esfuerzos que ha hecho Cuba para sobrevivir. Pero no creo que apelar al sentimentalismo revolucionario, y negarse a ver los peligros de esas reformas, pueda ayudar mucho a la causa del pueblo cubano.

Usted me recomienda estudiar mucho y dice que mis argumentos no resisten ni el menor análisis pero no rebate uno sólo. Además, extrañamente, ent todos su análisis pasa por alto el papel de la burocracia cubana, que esa sí señor, es un factor de poder batsante concreto.

Michel dijo...

Entrevista a Roberto Follari (segunda parte): neopopulismo, Villa Soldati, Socialismo, Kirchnerismo: http://bit.ly/hoDPP1

midi haytham dijo...

شركة الصفرات لتنظيف الفلل
شركة تنظيف مدارس بالرياض
شركة لاعمال الجبس بالرياض
شركة الصفرات لتنظيف الموكيت بالرياض
شركة تنظيف مجالس بالرياض
شركة الصفرات لتنظيف الشقق بالرياض
شركة الصفرات لنقل الاثاث
شركة الصفرات لتسليك المجارى بالرياض
شركة الصفرات لرش المبيدات بالرياض
شركة الصفرات لمكافحة الحشرات بالرياض
شركة الصفرات لعزل الخزانات بالرياض

شركة الصفرات لتنظيف الخزانات

شركة تنظيف فلل بالمدينة المنورة
شركة تنظيف خزانات بالمدينة المنورة
شركة تنظيف منازل بالمدينة المنورة
شركة مكافحة حشرات بالمدينة المنورة
شركة تنظيف شقق بالمدينة المنورة
شركة تنظيف بالمدينة المنورة
شركة رش مبيدات بالمدينة المنورة

شركة مكافحة النمل الابيض بالمدينة المنورة
شركة تنظيف فنادق بالمدينة المنورة

Xiaozhengm 520 dijo...

2015-11-30 xiaozhengm
michael kors handbags
christian louboutin shoes
nike uk
gucci outlet
coach factory outlet
cheap jordans
nike huarache trainers
ugg outlet store
michael kors outlet online
moncler jackets
coach factory outlet
nike store
nike trainers
abercrombie outlet
cheap jordan shoes
cheap toms
nike outlet
burberry outlet online
timberland boots
coach factory outlet
coach factorty outlet
michael kors
christian louboutin uk
christian louboutin outlet
true religion jeans
nike roshe run women
michael kors
longchamp outlet
hollister uk
ugg boots
jordan shoes
nike air max
nike free runs
louis vuitton
mcm outlet
adidas uk
christian louboutin outlet
michael kors outlet
michael kors handbags
adidas shoes

top