En la foto, el Senador Jaime Guzmán Errázuriz y el dictador Augusto Pinochet Ugarte

Cinco razones para negar la extradición de Apablaza

(Por Atilio A. Boron y Andrea Vlahusic) La solicitud elevada por el gobierno chileno, ya desde los tiempos de la Concertación y hoy ratificada por el de Sebastián Piñera, para obtener la extradición de Galvarino Apablaza ha suscitado una gran controversia en numerosos países. No obstante, las más de las veces se discute del tema haciendo hincapié, exclusivamente, en el crimen que habría cometido Apablaza y se deja convenientemente fuera de foco a la justicia chilena. Pero si se ... (clic abajo para continuar)
examina su desempeño se llegará fácilmente a la conclusión de que la decisión tomada por la CONARE (Comisión Nacional para los Refugiados) de la Argentina y ratificada por la Casa Rosada es acertada. Hay muchas y muy fundadas dudas acerca de la imparcialidad y equidad de la justicia chilena, cuyas instituciones, personal y marco normativo exhiben, aún hoy, las funestas huellas del legado de Pinochet. He aquí algunas razones por las cuales hay que rechazar el pedido de extradición.

Primera razón, por la verdadera burla a la justicia internacional ocurrida a propósito del pedido de extradición de Pinochet solicitado en su momento por Chile. Como se recordará, estando el tirano en Londres el juez español
Baltasar Garzón dictó un auto ordenando su prisión provisional e incondicional a los efectos de ser posteriormente extraditado a España para responder a las acusaciones planteadas por haber participado en la instigación y ejecución de hechos caracterizados como crímenes de lesa humanidad, algunos de ellos en colaboración con el gobierno argentino (como la Operación Cóndor), la Caravana de la Muerte en Chile (57 homicidios y 18 secuestros), además de las torturas, asesinatos y desapariciones perpetradas durante su gestión al frente del Palacio de La Moneda. En Marzo de 1999 la Cámara de los Lores decidió que Pinochet no se podía amparar en la inmunidad de las que gozan los jefes de estado, justamente por haber cometido crímenes de esta gravedad, y concedió su extradición a España, pero solo para ser juzgado por los de tortura y conspiración para la tortura cometidos a partir del 8 de diciembre de 1988, ya que fue solo a partir de esa fecha cuando el Reino Unido suscribió la Convención contra la Tortura. Sin embargo, luego de intensas presiones y negociaciones, el Ministro del Interior Jack Straw resolvió, el 11 de enero de 2000, que Pinochet se hallaba afectado por una grave enfermedad que le impedía enfrentar un juicio y en consecuencia desechó la solicitud de Garzón y ordenó la liberación del detenido. Al día siguiente Pinochet regresaba a Chile, tras haber sido demorado casi un año y medio en Londres, y allí su salud experimentó una milagrosa mejoría, arrojando las muletas a un lado y abandonando la silla de ruedas que había utilizado durante su prolongada “enfermedad”. La justicia chilena convalidó ese escándalo haciendo lugar a todas las triquiñuelas leguleyas utilizadas por la defensa de Pinochet y por eso carece de autoridad moral para exigir la extradición de Apablaza. Sobreseyó al tirano de todos sus cargos, e hizo oídos sordos a las acusaciones en su contra por los delitos de evasión tributaria, enriquecimiento ilícito y falsificación de documentos públicos.
El genocida -y, por añadidura, estafador y ladrón- murió tranquilo en su casa, sin ser molestado por la justicia. ¿Con qué cara puede la justicia chilena exigir la extradición de Apablaza? ¿Cómo justificar este doble rasero?

    Segundo, por la inacción de los jueces de Chile en relación a Michael Townley, asesino confeso de Orlando Letelier y su colaboradora, Ronnie Moffitt, en Washington; y  del General constitucionalista chileno Carlos Prats y su esposa, en Buenos Aires. Townley es un ciudadano norteamericano que fue reclutado por la CIA para realizar varios atentados dinamiteros, entre ellos los que acabaron con la vida de las personas mencionadas más arriba. Ante los tribunales estadounidenses ese siniestro personaje se confesó culpable de haber construido, instalado y detonado la bomba en el automóvil de Letelier, recibiendo por eso una condena benigna e inmunidad futura a cambio de su testimonio en contra de sus compinches en el atentado, cinco cubanos de la mafia anticastrista enquistada en Miami. En reconocimiento a sus patrióticos servicios cumplió apenas una parte de su condena y luego fue puesto en libertad, con nuevo nombre e identidad, para rehacer su vida y proseguir su            “infatigable lucha a favor de la democracia y la libertad”, American style, naturalmente. En 1983 la justicia argentina solicitó su extradición por su responsabilidad en el asesinato de Prats y señora pero la corte distrital de Virginia, atenta a la colaboración prestada por Townley en el caso Letelier, denegó el pedido. Cabe mencionar que por los mismos hechos fue procesado y condenado en la Argentina Enrique Lautaro Arancibia Clavel, en un  leading case  de la Corte Suprema fundado sobre la imprescriptibilidad de los crímenes de lesa humanidad. Townley también estuvo implicado en la Operación Cóndor, pero pese a ello la justicia chilena nunca reclamó su extradición o intentó sortear la incalificable protección que este criminal goza (como tantos otros, entre los cuales sobresalen los terroristas probados y confesos Orlando Bosch, Luis Posada Carriles, y otros de su calaña) en la gran democracia del norte. ¿Cómo justificar esta indiferencia ante el caso Townley y la activa persecución de Apablaza? Evidentemente, la justicia chilena tiene dos varas muy diferentes para medir estos casos.

    Tercero: otros países también denegaron solicitudes de extradición emitidos por el gobierno chileno. Reconociendo las irregularidades y falta de garantías de la justicia chilena el gobierno de Suiza desestimó la solicitud de extradición de Patricio Ortiz Montenegro, refugiado en ese país desde 1996, y lo mismo había antes ocurrido con Sudáfrica. Para fundamentar su decisión, las autoridades helvéticas manifestaron que las Fiscalías Militares chilenas no garantizaban un juicio justo. Cabe consignar que gracias al legado jurídico del pinochetismo en Chile es posible juzgar un mismo supuesto delito bajo dos jurisdicciones: la justicia civil y la militar. Tal como lo ha manifestara en una entrevista a la revista chilena Punto Final el abogado defensor de presos políticos chilenos Alberto Espinoza Pino, “las Fiscalías Militares chilenas siguen siendo ‘juez y parte’ en decenas de procesos judiciales seguidos a quienes lucharon en contra de la dictadura del general Augusto Pinochet Ugarte, y casos de violaciones a los derechos humanos en donde se han transformado en las principales impulsoras de la impunidad, cerrando las investigaciones o, lisa y llanamente, aplicando la Ley de Amnistía de 1978 aprobada por el propio general Pinochet.” ( http://www.emagister.com/la-actual-situacion-presos-politicos-chilenos-entrevista-al-abogado-alberto-espinoza-cursos-646072.htm ) Si Suiza no concede la extradición, por esas razones, ¿por qué debería concederla la Argentina? ¿Ha cambiado tanto la situación?
  
Otra razón para denegar la extradición: las distorsiones y sesgos racistas y políticos del sistema judicial chileno puestos en evidencia por la muy prolongada huelga de hambre (más de ochenta días) de los comuneros mapuche, rebelados en contra de la aplicación de la Ley Antiterrorista y las arbitrariedades del “estado de derecho” para juzgar acciones supuestamente contrarias a la ley. A  pesar de las opiniones que incesantemente propaga la prensa al servicio del imperio, las aberraciones jurídicas denunciadas por la protesta de los mapuche son un triste recordatorio de las graves limitaciones de la justicia en Chile y de la facilidad con que los grupos sociales desafectos al régimen económico y social imperante pueden ser criminalizados y sometidos a un trato discriminatorio en el ámbito judicial o a brutales condiciones de detención y encarcelamiento.
     Quinta y última,  un dato para nada anecdótico: el presidente Sebastián Piñera, otros miembros de su gobierno, la abrumadora mayoría de la opinión y la “prensa seria” de Chile, con el inefable El Mercurio a la cabeza, ya condenaron a Apablaza y lo acusan de haber sido el autor intelectual del asesinato de Jaime Guzmán,desconociendo el principio de inocencia, base fundamental del derecho penal moderno  -dicho sea al pasar y sin que esto justifique el crimen, Guzmán fue el gran ideólogo del pinochetismo y un hombre que convalidó todas sus atrocidades-. (Para más antecedentes consultar en  http://www.puntofinal.cl/656/popup.htm) [i]  Bajo estas condiciones,  un verdadero linchamiento ante la opinión pública, es imposible garantizar la realización de un juicio justo. El ya mencionado abogado Espinoza Pino declaró recientemente en un programa de la Radio Universidad de Chile que “aquí había condenas a priori de parte de autoridades políticas y públicas que no tienen injerencia en materias judiciales: del Poder Ejecutivo, partiendo por el propio Presidente de la República, que en algunas declaraciones sostenía que Galvarino Apablaza es culpable y que tiene que venir a cumplir las penas. Eso no le corresponde a él”, indicó el jurista. (http://radio.uchile.cl/noticias/85305/)
         Para concluir, en la medida en que Chile no se libere del funesto legado del pinochetismo: la Constitución de 1980, superficialmente “maquillada” con las reformas de1989 y 2005; las principales instituciones jurídicas; el retrógrado y anti-democrático régimen electoral y buena parte de la judicatura que tiene a su cargo la administración de justicia será muy difícil que terceros países accedan a los pedidos de extradición formulados por Santiago. No hay razón alguna, por lo tanto, para hacerlo en el caso de Galvarino Apablaza.


*  Atilio A. Boron es Profesor Titular Regular de Teoría Política en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires y Director del PLED, Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales del Centro Cultural de la Cooperación; Andrea Vlahusic es abogada y Docente de Derecho Internacional Público en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. Ambos son autores de El Lado Oscuro del Imperio. La violación de los derechos humanos por Estados Unidos (Buenos Aires: Ediciones Luxemburg, 2009)

[i] En uno de sus escritos más importantes Guzmán Errázuriz Errázuriz  se preguntaba: ¿Qué ocurre si por sufragio universal libre, secreto e informado, dentro de un Estado de Derecho y con amplio pluralismo político, la mayoría se inclina por una autoridad o norma que contraviene derechos humanos o naturales básicos? ¿Debe un demócrata acatar por sobre todo la mayoría o debe defender con primacía la dignidad del hombre?”.  En sus escritos y discursos Guzmán Errázuriz desarrolló una concepción autoritaria de la democracia, tolerable sólo en la medida en que no fuese incompatible con los “derechos humanos o naturales básicos” definidos, por supuesto, desde el punto de vista de la reacción clerical conservadora. Según Guzmán Errázuriz el gobierno de Salvador Allende atentaba contra tales derechos y debía ser derrocado, haciendo caso omiso de las reglas del juego democrático. Véase, de su  propia autoría (1993) Escritos Personales (Santiago: Editorial Zig-Zag, 1993) y el estudio de Renato Cristi, El pensamiento político de Jaime Guzmán. Autoridad y libertad (Santiago: Editorial LOM, 2000)

31 comentarios:

Oscar Wilder dijo...

Muy interesante el planteo del dr. Borón. Pero no se dice ni una palabra de:

1) que los crímenes de los que se acusa a Apablaza fueron cometidos en plena democracia chilena, bajo la presidencia de Aylwin.

2) que para la Corte Suprema de Justicia de la Argentina Apablaza debía ser extraditado, precisamente, porque entendió que esos delitos se cometieron en plena democracia y ya no bajo el estado de excepción de Pinochet.

Sería bueno que a quienes profesamos la defensa del estado de derecho no politizado ni ideologizado, sin comparaciones sino caso por caso, nuestro Profesor nos aclarara algo sobre los puntos a) y b).

Por algún motivo, en nuestro sistema, a la Justicia se la personifica con una venda en los ojos y una balanza en la mano.

La otra es la justicia del paredón, la de los fusilamientos sumarísimos y esa se escribe con minúscula.

X dijo...

Sin entrar a valorar este tema que desconozco por completo. Sólo un apunte.

Junto con la venda y la balanza la justicia suele representarse agarrando una espada.

Sol Girardi dijo...

Estan claras las falencias de la justicia chilena.Creo q es muy acertada la decision de la Conare y el Ejecutivo-Muy bueno el articulo,saludos Profesor

Oscar Wilder dijo...

Bien, X, tienes razón, me faltó la espada. Pero la espada va con los ojos vendadosy la balanza. En los muros de La Cabaña de La Habana, en 1959, donde ejecutaba el Che Guevara con juicios sumarísimos en nombre de una Revolución que, en principio y sólo en principio, venía a corregir un estado de cosas y devolver en el corto plazo el estado de derecho, sólo había balas, ya no espada, pero sin balanza y sin ojos ciegos, ya que la ideología y la revancha reemplazaban la ley. Si oprefieres eso, tú, como comunista asturiano, lo entiendo. Se ajusta a tu ideología y según ella todo mi comentario debe reducirse, supongo, a una mera disquisición burguesa.

Amigo de Asturias, los romanos, creadores de las bases del sistema de derecho que aún usamos, decían "lex dura lex sed lex", es decir, la ley es dura pero es la ley. Pero quizá también eso sea muy burgués para tí.

Habría que ver si en este tema de Apablaza hubo espada, vendas en los ojos y una balanza en la decisión del Gobierno, o sólo una conveniencia ideológica, de darle el gusto a las ONG de derechos humanos que no usan balanza y que de los dos ojos, sólo tienen vendado el derecho. Porque en la de la máxima instancia de la Justicia argentina creo que sí hubo esas cuatro cosas.

Oscar Wilder dijo...

Digo "cuatro cosas" porque, en todo caso, los ojos que deben ir vendados son dos. Cuando la ocsa es ideológica, como en este caso de Apablaza, o en los muros de La Cabaña de La Habana al comienzo de la Revolución, sólo se venda el ojo que conviene. Y eso no es Justicia con mayúscula, sino "justicia popular", con minúscula, porque requiere una adjetivación ideológica. La Justicia con mayúscula es completamente ciega, por eso no se vale de comparaciones, sino que se ocupa de analizar cada caso a la luz de la lay.

Anahí dijo...

Maaaaaaarche un premio nobel para el mundo libre y democrático por aquí >>>> http://www.democracynow.org/blog/2010/9/29/fbi_raids_and_the_criminalization_of_dissent

Anahí dijo...

Maaaaaaaarche otro par de premios nobel para el mundo libre y democrático
>>>> http://www.democracynow.org/es/destacados/un_ao_despus_del_golpe_la_represin_en_ho
>>>> http://www.democracynow.org/es/blog/2010/9/23/la_tortura_en_irak_no_disminuye

Paulo López dijo...

Atilio Boron y lectores. Disculpe que me salga del tema. Solo quería dejarles este enlace en la que publico un artículo sobre lo que se conoce como descubrimiento de América

http://www.paulocesarl.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Che, "oscar wilder", quedate tranquilo que tu "pensamiento" escede el del "burgués" común. Sos un facho, pago por algún servicio que no tiene otra cosa que hacer que romper las bolas en este tipo de blogs. De más está decirte que es al reverendo pedo, por cuanto quienes adscribimos al mismo, estamos bien seguros y convencidos de lo que pensamos. Y por supuesto, bancamos la claridad ideológica del profesor Borón. Así que no gastes tiempo al pedo. Pero bueno, debe ser lo que te sobra...hay gente de tu calaña que "vive" del trabajo de ortiva.

Oscar Wilder dijo...

Ja ja ja ja ja, Anónimo, me hiciste reir. Me gusta esa forma tan porteña de escribir y de hablar. No, no te preocupes que no pretendo que nadie piense como yo. No se trata de eso, se trata de que ustedes acepten que alguien piense distinto que ustedes, nada más, y que recuerden que nacieron en un país cuyo sistema permite eso, al menos antes de marzo de 1976 y desde diciembre de 1983 Valórenlo.

Por lo demás, ya sé que no me vas a creer, pero no cobro un peso por decir lo que pienso, nadie me paga. Mi empleador es argentino y me paga en pesos un sueldo decoroso, que no me exige recibir oplata de ningún lado más.

¿Te hace feliz pensar que soy facho? Bueno, allá vos, creélo si querés. Pero de cultura política cero, mi amigo, si para vos todo el que no piensa como un izquierdista radical (un extremo del espectro político) es facho (el otro extremo del espectro político), sin términos medios.

Supongo que para vos, en un país marxista, pueblo y gobierno son lo mismo. Pero, ¿sabés una cosa?, lo mismo piensan los fachos, sobre todo desde Hitler y Mussolini en la Europa de los años 30. ¿Viste, flaco?, los extremos se tocan.

Perdonáme pero me vas a tener que bancar mucho tiempo más. Vivo en un país libre, pluralista, donde no se persigue al que piensa distinto (los fachos tampoco te dejan opinar distinto, Anónimo, no te olvides). Así que mientras Atilio me deje, mientras no me eche del blog, voy a seguir opinando y diciendo lo que quiero.

¿Vos querés un medio donde sólo se acepta a quienes piensan como vos? Te equivocaste, creo. Probá en "Granma", o en "Juventud Rebelde", de La Habana, ahí sí que podés.
Chau, un abrazo!

Oscar Wilder dijo...

Ja ja ja ja ja, Anónimo, me hiciste reir. Me gusta esa forma tan porteña de escribir y de hablar. No, no te preocupes que no pretendo que nadie piense como yo. No se trata de eso, se trata de que ustedes acepten que alguien piense distinto que ustedes, nada más, y que recuerden que nacieron en un país cuyo sistema permite eso, al menos antes de marzo de 1976 y desde diciembre de 1983 Valórenlo.

Por lo demás, ya sé que no me vas a creer, pero no cobro un peso por decir lo que pienso, nadie me paga. Mi empleador es argentino y me paga en pesos un sueldo decoroso, que no me exige recibir oplata de ningún lado más.

¿Te hace feliz pensar que soy facho? Bueno, allá vos, creélo si querés. Pero de cultura política cero, mi amigo, si para vos todo el que no piensa como un izquierdista radical (un extremo del espectro político) es facho (el otro extremo del espectro político), sin términos medios.

Supongo que para vos, en un país marxista, pueblo y gobierno son lo mismo. Pero, ¿sabés una cosa?, lo mismo piensan los fachos, sobre todo desde Hitler y Mussolini en la Europa de los años 30. ¿Viste, flaco?, los extremos se tocan.

Perdonáme pero me vas a tener que bancar mucho tiempo más. Vivo en un país libre, pluralista, donde no se persigue al que piensa distinto (los fachos tampoco te dejan opinar distinto, Anónimo, no te olvides). Así que mientras Atilio me deje, mientras no me eche del blog, voy a seguir opinando y diciendo lo que quiero.

¿Vos querés un medio donde sólo se acepta a quienes piensan como vos? Te equivocaste, creo. Probá en "Granma", o en "Juventud Rebelde", de La Habana, ahí sí que podés.
Chau, un abrazo!

San Gordelius dijo...

creo que el caso apablaza mas alla de como se resuelva y de las consideraciones ideologicas del tema, que puede o no tenerlas, le tiene que servir a los chilenos no para echarnos la culpa una vez mas de todos sus males (si esto lo hacia el gobierno de islas maldivas no reaccionarian como lo estan haciendo), sino para tomar el toro por las astas de una vez por todas y desenquistar el pinochetismo de sus tribunales de una vez y para siempre. apablaza o no, eso pasa, y cuando murio pinochet sus seguidores festejaban que no se lo hubiera podido condenar.

slds

Anónimo dijo...

profesor,muy esclarecedor el articulo,como es su costumbre por otra parte,ejem...y vos oscar facho de m...,bueno como se te ocurre hacer estos comentarios pibe,estas desubicado como perro en cancha i´bocha,a ver trato de analizar,...no podes ser tan hijo de p...!!!!

kupal Loncon Mellado Temuko, Nación Mapuce dijo...

La desprotección en torno al acceso real a los mínimos derechos humanos por parte de los estados colonialistas occidentales de turno a potenciado la existencia de Kupal en ®esistencia Ancestral a dichas vulneraciones e imposición de su cosmologia genocida ecocida.
"Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión..."
Declaración universal de los derechos humanos (Adoptada y proclamada por la Asamblea General en su resolución 217 A(III), de 10 de diciembre de 1984) Preámbulo, pag. 19.
http://memoriaoralancestralautobiog.blogspot.com/search/label/GULU%20MAPU%3A%20PREPARACI%C3%93N%20TRIBUNAL%20PERMANENTE%20DE%20LOS%20PUEBLOS%20TEMUKO
Los mapuches tienen apoyo de las FARC y relaciones con la ETA", acusa Carlos Sapag, hermano del gobernador de Neuquén, y enciende la mecha-18-10-09
http://memoriaoralancestralautobiog.blogspot.com/2009/10/los-mapuches-tienen-apoyo-de-las-farc-y.html

Anónimo dijo...

profesor,muy esclarecedor el articulo,como es su costumbre por otra parte,ejem...y vos oscar facho de m...,bueno como se te ocurre hacer estos comentarios pibe,estas desubicado como perro en cancha i´bocha,a ver trato de analizar,...no podes ser tan hijo de p...!!!!

Anónimo dijo...

Oscar Wilder: tu apología de la teoría de los dos demonios ya está bastante gastada. Resulta ser un cliché bien derechoso para equiparar los crímenes y el terrorismo utilizando el aparato estatal, con el de personas comunes. Si realmente crees que la Justicia debe estar despojada de ideología, entonces no entendés nada de justicia. Tu anticubanismo, antisocialismo se vislumbra a leguas de distancia, ser de derecha implica toda una estructura de pensamiento, así que....es lógico tu planteo. En Cuba la Justicia revolucionaria se aplicó como debía, al menos ellos le dieron la oportunidad de un juicio -sumarísimo u ordinario, pero juicio al fin- cosa que tu ídolo Pinochet (vamos, confiesa) no hizo con quienes asesinó y torturó, ni siquiera les dio esa oportunidad de defensa.

Anónimo dijo...

Oscar Wilder es un agente de la CIA.

Anónimo dijo...

Wilder, dejáte de romper las bolas y andá con tus jefes policías a mamarla.

Oscar Wilder dijo...

Ja ja jaja, no Anónimo, no me voy a callar nunca y voy a seguir diciendo lo que pienso. Te mando un abrazo plurlaista y tolerante... sí, aún para gente como vos.

Anónimo dijo...

Oscar Wilder:

Me dirijo en nombre de los lectores de este blog a fin de que nos explique como es posible la existencia de una democracia absoluta en el modo de producción capitalista actual. A mi entender, al hablar de un aparente pluralismo, olvida toda dimensión estructural, ignora los mecanismos de poder, la gran revolución comunicacional, los grandes aparatos de coerción al servicio de los propietarios de los medios de producción. Es fácil, hablar de pluralismo por el hecho de que exista la posibilidad de elegir a nuestros representantes mediante el voto y la no encarcelación por pensar de tal o cual manera. Supongamos el hipotético caso de que un partido de orientación comunista obtenga la dirección política mediante el voto popular, ¿los partidos de derecha, se quedarían de brazos cruzados, en la espera pasiva, lamentándose por la derrota? No será que, más bien, se puede decir "lo que uno piensa" mientras no presente una amenaza para el sistema. Creo que la democracia capitalista existe siempre y cuando gobierne la derecha. Cuando se derrumba su primer barrera anti-democrática que corresponde a la concentración de medios de comunicación al servicio de las corporaciones, se activa la segunda barrera: el aparato bélico. No existe mejor ejemplo que los cuatro golpes de estado fallidos en los últimos 8 años, en Venezuela, Bolivia, Honduras y Ecuador frente a gobiernos de tendencia progresista.

Oscar Wilder dijo...

Anónimo, te faltó incluir a Chile, ya que ahí el pueblo también votó en 1970 a un gobierno progresista, el de Allende, y la derecha de Pinochet lo tumbó, hoy se confirmó que con la inocultable ayuda de EE.UU., entonces con Nixon y Kissinger. Eso lo sé, estoy contigo, y por supuesto que no estoy de acuerdo con esas interferencias.

Es verdad que la derecha no se queda tranquila con los triunfos de gobiernos progresistas, cuando éstos han sido elegidos por el pueblo. Aunque no comulgo con la izquierda, los golpes de Estado contra Chávez, Zelaya y Correa deben ser firmemente condenados.

De todos modos, sigo pensando que los pueblos deben elegir por mayorías, en elecciones, a sus gobernantes, o bien, en todo caso, aprobar por referendos a los gobiernos surgidos de la fuerza y siempre que estos no se eternicen en el ejercicio del poder.

Estoy seguro que durate los primeros años de la Revolución Cubana, y sólo durante los primeros años, existía una amplia aprobación popular. Pero hoy ya no, en absoluto, y yo diría que njo desde ahora, sino desde hace dos o tres décadas. Lamentablemente la Revolución no desea comprobarlo mediante las urnas. ¿Porqué? Ustedes tienen la palabra. Es que la Cuba que yo conocí, las decenas de cubanos de a pie con los que hablé de Guantánamo a Piner del Río, me hablan de una situación socioeconómica terminal que sólo se sostiene con las armas, la delación y los CDR.

Oscar Wilder dijo...

Sigo.

Por lo dicho, sigo creyendo que la democracia pluralista y la tolerancia política son el mejor sistema.

Es fácil, cuando hay hambre (y pésima salud, transporte casi inexistente y un tremendo déficit de vivienda, como en Cuba desde hace por lo menos 20 años), en democracia se puede elevar la voz, reclamar y protestar. Sin democracia, no.

Por eso sigo pensando que los derechos humanos contenidos en la Declaración Universal de 1948 son universales, interdependientes y, sobre todo, INDIVISIBLES. ¿Porqué he de aceptar sólo los que me convienen como gobierno y despreciar los otros, justamente aquellos que me "molestan", los que permiten al pueblo expresar su disgusto conmigo y con mi sistema, y salir del país, si quieren?

Y eso suponiendo que los derechos de los que me enorgullezco, de los que me he ocupado, funcionen bien. Pero es que en Cuba ni siquiera "la alimentación, la salud y la educación para todos" funcionan bien. Lo describí con lujo de detalles, con este nombre, en la página web www.escenariosalternativos.org

Por eso, Anónimo, no transo en ceder en la democracia pluralista y representativa. Es un sistema que tiene sus riesgos pero hay que aceptarlos.

Anónimo dijo...

Oscar Wilder:

Leí sus artículos sobre Cuba, más bien sólo el primero me basto. Su defensa a la dictadura de Batista es impresentable. Le quería recordar -o quizás usted no advirtió- que en Cuba se disputan elecciones. El Partido Comunista Cubano no es un partido electoral, es decir, no propone ni apoya a los candidatos al gobierno. Tampoco elabora las leyes ni elige al jefe del estado. Estas funciones son desempeñadas por la Asamblea Nacional, que es elegida por el pueblo y para la cual no se requiere la afiliación al Partido Comunista. Sin embargo, la selección del mando tiene su base en las elecciones municipales. Es decir, usted Oscar Wilder, puede ir a presentarse como canditato, el régimen cubano no lo perseguirá. Su estrategema legitimador del sistema capitalista lo conduce a mirar solo una parte de la foto e ignorar el resto. Soy un crítico de Cuba, pero es un error pensar que las democracias "aparentes" del sistema burgués, son más democráticas que el modelo cubano.

Anónima dijo...

Anónimo: no gaste pólvora en chimangos, para el tal wilder pinocho era un demócrata porque "hizo un plesbicito"... Y sabrá que lo que promueve es "la intervención a Cuba", la sangre y la muerte que esto impliquen no le importan, a menos que sirvan a su causa. No se gaste, no vale la pena, viene aquí a empiojar el blog del Prof. Broón, es un mandadero, y odia al pueblo cubano, eso está muy claro.

Oscar Wilder dijo...

Anónima, una vez más: pueblo y gobierno nunca son lo mismo. No odio al pueblo cubano, al contrario, porque lo conozco lo aprecio y lo compadezco por lo que soporta hace 50 años.

Anónima dijo...

wilder, yo odio a tu gobierno, y no por eso pido la intervenciónd e tu país, ¿debería?

Anónimo dijo...

¡Muy bueno Anónima...!
Ah!, "Wilder", además de facho "superado" y pedante. No soy porteño, tampoco "flaco" y si por ahí se te "confundió" algo, el PUEBLO ES EL GOBIERNO EN CUBA Y EN CUALQUIER PAÍS DONDE LA NORMA NO SEA LA EXPLOTACIÓN DEL HOMBRE POR EL HOMBRE, SINO LA SOLIDARIDAD Y EL AMOR FRATERNO DE QUIENES COMBATEN POR LA VIDA, HASTA TAL PUNTO DE ENTREGARLA.Creo, compañeros, que hay que obviar las pelotudeces de este reventado, porque es perder tiempo al pedo. ¿Tu "empleador" argentino, por casualidad, está siendo juzgado por crímenes de lesa humanidad, o ya lo encanaron...?

Oscar Wilder dijo...

¿Odias a mi gobierno, que es de izquierda y que no extradita a Apablaza? Hay de todo en este mundo, la mayoría inexplicable.

Pero yo lo voy a dejar aquí, esto se está poniendo algo monótono. Ya saben lo que pienso. Se acabó.

Anónimo dijo...

Deja de joder "Wilkder". Tiene razón la compañera, tu gobierno es el que banca los golpes de estado en América y se desespera en Irak y Afganistán.

Z dijo...

Oscar, la otra cara (aquella que habla de los crimenes) leela por el mercurio o por la nacion. Gracias Atilio por enseñarme la otra cara del asunto.

Xiaozhengm 520 dijo...

2015-11-30 xiaozhengm
sac longchamp pas cher
nike sb shoes
louis vuitton bags
chaussure louboutin
nike uk
cheap jordans
oakley sunglasses
snapbacks wholesale
nike blazer
ugg outlet
longchamp handbags
christian louboutin
tory burch outlet
kate spade outlet
fitflops clearance
michael kors outlet uk
canada goose outlet
michael kors
ugg boots
jordan pas cher
coach outlet
michael kors outlet
coach factory outlet
air jordan uk
hermes belt
ralph lauren pas cher
coach outlet
louis vuitton
ghd straighteners
sac longchamp
adidas outlet store
ugg outlet
ralph lauren uk
ghd hair straighteners
cheap ugg boots

top