Versión ampliada del artículo publicado en este blog en el día de ayer

La Presidenta Cristina Fernández, recibiendo la camiseta de la Juventud Sindical Peronista, 15 Octubre 2010
Aliados indeseables
        El pasado Miércoles 20 de Octubre la Argentina se re-encontró una vez más con sus peores pesadillas: en las inmediaciones de la estación Constitución de la ciudad de Buenos Aires una “patota” (grupo de choque) del sindicalismo peronista asesinó a sangre fría a Mariano Ferreyra, un joven militante del Partido Obrero, quien había concurrido al lugar para ... (clic en Más Información para seguir )apoyar la protesta de los trabajadores ferroviarios “tercerizados” que reclamaban la regularización de su precaria situación laboral ¡en contra del propio sindicato, la Unión Ferroviaria que, coludida con la patronal, lanzó a sus matones a reprimir a los demandantes!
      Uno de los más lúcidos observadores de la escena política argentina, Mario Wainfeld, publicaba al día siguiente en Página/12 una extensa nota en la que sostenía con absoluta razón que el de Ferreyra no era un crimen común y corriente, con toda su carga de dolor, sino un asesinato político y que, como tal, no bastaba con la fría aplicación de la legislación penal que había prometido la Presidenta Cristina Fernández sino que había que ir mucho más allá. Decía además que “el homicidio del joven Ferreyra debe, necesariamente, reavivar el debate sobre el sistema sindical argentino, la dudosa legitimidad de algunos de sus emergentes, la imperiosidad de reconocer nuevas formas de representación o agremiación,  centrales alternativas.” Ojalá que así sea, pero para ello habría que introducir algunas consideraciones previas para que ese debate, si efectivamente se enciende, no termine siendo un ejercicio retórico castrado de toda capacidad transformadora. El gobierno ya ha prometido procesar no sólo al homicida sino también a los autores intelectuales del crimen. Sin embargo, pese a que son muchos los que en Argentina saben muy bien donde encontrar a estos últimos a cuarenta y ocho horas del asesinato la Casa Rosada todavía tiene las manos vacías y no hay un solo detenido.
       La clave de esta incapacidad seguramente emergería luminosamente en cualquier debate  a fondo sobre la tenebrosa realidad del sindicalismo peronista. Un tal debate requeriría, como primer paso, señalar la responsabilidad política de los sucesivos gobiernos de la “democracia” argentina, y muy especialmente de los de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, al haber convalidado -o al menos tolerado, o confesado su impotencia ante- las prácticas patoteriles del gremialismo nucleado en la CGT. La impunidad de que hacen gala sus jefes y su irresistible  afición por los “aprietes”, las extorsiones y las metodologías violentas no es ajena a la decisión del kirchnerismo de haber consagrado a tan desprestigiado grupo de la sociedad argentina como uno de sus “aliados estratégicos” para encarar sus batallas electorales e, inclusive, para “ganarle  la calle a la derecha”, objetivo loable si los hay. Pero uno de los inconvenientes es que esa dirigencia gremial –al igual que el otro aliado estratégico elegido por el kirchnerismo, el Partido Justicialista- sirve para bien poco: ni aquella ni éste evitaron que en Junio del 2009 Néstor Kirchner fuese derrotado por un advenedizo en la crucial provincia de Buenos Aires; y tampoco demostraron la CGT y el PJ ser capaces de convocar y movilizar más gente que la derecha en la crisis detonada por el debate en torno a las “retenciones” de las exportaciones agropecuarias, durante el 2008. Con aliados como esos no se puede ir muy lejos y, mucho menos, conquistar al estratégico electorado de izquierda y centro-izquierda que el oficialismo necesita imperiosamente atraer a su lado para tener alguna chance de triunfar en las próximas elecciones presidenciales. Claro está que difícilmente podrá lograr ese objetivo si sus siniestros aliados se dedican a asesinar militantes de izquierda, engrosando así una luctuosa lista de víctimas del terror derechista en la que sobresalen los nombres de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, fusilados en Avellaneda, y el maestro Carlos Fuentealba, vilmente asesinado en Neuquén.
      En su artículo Wainfeld establece una sugerente equiparación entre el asesinato en un cuartel del ejército argentino del soldado Omar Carrasco -crimen que produjo una ola de indignación colectiva de tal magnitud que puso abrupto fin al servicio militar obligatorio- y  el perpetrado en contra de Mariano Ferreyra. Pero es difícil que el desenlace de este último pueda conducir a la refundación del sindicalismo argentino: Menem pudo acabar con la conscripción porque, en los noventas, las fuerzas armadas se habían debilitado y desprestigiado a un grado extremo y eran un rival muy fácil de derrotar. Carecían de  prestigio y poder, y el dinero que antes obtenían de numerosas empresas públicas, privatizadas en los noventas, se había esfumado. El sindicalismo cegetista, en cambio, está más desprestigiado que nunca pero, paradojalmente, se ha fortalecido al ser ungido como la “columna vertebral” del kirchnerismo. Su reputación no podría ser peor, pero su poderío es tan inmenso como la fortuna mal habida de sus principales dirigentes –convertido en ostentosos millonarios- y sería una suprema ingenuidad de la Presidenta y del jefe del PJ, Néstor Kirchner, suponer que las presiones y chantajes de esta mafia habrán de detenerse respetuosamente ante el sacrosanto umbral de la Casa Rosada. 
     Es sin dudas necesario abrir un debate sobre el modelo sindical argentino, entre otras cosas para denunciar su necesaria complicidad con el fenomenal proceso de concentración de riquezas y rentas que caracterizó al capitalismo argentino en los últimos años. Otro sindicalismo jamás hubiera tolerado tal degradación, algo que más allá de ocasionales controversias saben muy bien, y aprovechan, los grandes empresarios y la burocracia sindical. De todos modos habría que decir que el debate sobre  la necesidad de reformar al decadente sindicalismo ya comenzó hace rato: la OIT envió varias admoniciones al gobierno argentino instándolo a conceder la personería gremial a la díscola Central de Trabajadores Argentinos (y, según algunas fuentes, a unos dos mil sindicatos de base que llevan años reclamando infructuosamente el reconocimiento de su personería) y la misma Corte Suprema emitió un fallo estableciendo que la pertinaz denegatoria de la personería gremial para la CTA es inconstitucional. Pese a ello el gobierno no se ha inmutado y  la respuesta oficial ha sido el silencio, a partir de la errónea convicción de que con el apoyo de la CGT y el PJ el gobierno podrá sortear exitosamente el desafío de la elección presidencial del 2011. Es por eso que hace poco más de una semana, cuando la CGT organizó un gran acto en el estadio de fútbol de Ríver Plate para conmemorar el 17 de Octubre (el “Día de la Lealtad” en el santoral peronista) la Presidenta selló simbólicamente la alianza con la burocracia sindical calzándose una camiseta de la Juventud Sindical Peronista, que en los turbulentos setentas representaba a los sectores más virulentamente macarthistas dentro del movimiento obrero y hoy es el portavoz de la corrupta burocracia sindical, esa que mandó a escarmentar a los revoltosos cegando la vida del joven Ferreira. La alianza del kirchnerismo con la CGT y el PJ es  una apuesta temeraria -suicida según algunos- y que desconoce que la única alternativa “ganadora” en la coyuntura electoral que se avecina es avanzar por el camino de profundas reformas económicas, sociales y políticas, algo que hasta ahora el gobierno se ha tercamente resistido a hacer. Un sendero que, ciertamente, no se puede transitar de la mano de tan impresentables aliados, “piantavotos”, como les diría  Juan D. Perón. 

44 comentarios:

Anónimo dijo...

Atilio como siempre es un placer leerlo.
Sin embargo, me queda una duda.. si el sindicalismo cgtista es la columna vertebral del kirchnerismo? porq pensar que son aliados del Kirchnerismo, y no son simplemente EL Kirchnerimo.....
TODOS LOS EPISODIOS MAFIOSOS Q INVOLUCRARON A LOS SINDICATOS FUERON TAPADOS POR EL GOBIERNO.....

Atilio A. Boron dijo...

Gracias Anónimo, es una muy buena pregunta la tuya. Creo, conjeturo, que el kirchnerismo es algo más que eso. Pero tu pregunta merece una respuesta mucho más elaborada.

Anónimo dijo...

Estimado Atilio: Considero excelente su análisis del sindicalismo. Esa "columna vertebral" que Ud.menciona,es la que detenta el verdadero poder en Argentina.La "burocracia sindical" siempre se escondió debajo de las alas de los gobiernos de turno y actuó salvajemente desde la oscuridad.¡ Otra que batalla de ideas! ¿Verdad?

Anónimo dijo...

Estimado Atilio: Considero excelente su análisis del sindicalismo. Esa "columna vertebral" que Ud.menciona,es la que detenta el verdadero poder en Argentina.La "burocracia sindical" siempre se escondió debajo de las alas de los gobiernos de turno y actuó salvajemente desde la oscuridad.¡ Otra que batalla de ideas! ¿Verdad?

pepaponca dijo...

Muy interesante tu opinión y la comparto. Pero, entiendo que las rupturas que ha tenido el gobierno con algunos bloques de poder, ha sido importante, pero no cuenta con una fuerza cuali y cuantitativamente gravitante para romper con toda la burocracia sindical, aunque ya lo hizo con los de la Azul y Blanca cegetista de Barrionuevo, de estrechas relaciones con Pedraza y Duhalde. Cómo va a romper con Moyano, al que le cuestionamos su modelo sindical, pero apoya, y apoyó fuertemente al gobierno en el momento de la disputa con la burguesía de los agronegocios, cuando cierta fuerzas del progresismo y de la izquierda se pusieron en la vereda de enfrente. Y acá hay que tener una categoría bien peronista para tener en cuenta en los análisis: la lealtad. ¿En qué fuerza de trabajadores organizada se puede apoyar hoy el gobierno para avanzar en la profundización o radicalización del modelo? En la CTA, no estamos en el mejor momento, tras las fracturas políticas que hay al interior, y coincido que la postura del gobierno de no dar la personería gremial a la Central, no ayuda en nada a la construcción de la centralidad de la clase trabajadora, para un proceso de cambios más profundos.
Están ocurriendo tragedias que han impactado en los medios, como el derrumbe de la mina en Chile, y este reciente asesinato de Mariano Ferreira, que reinstalan nuevamente en la agenda política y gremial, el qué hacer con respecto a las tercerizaciones, los contratos precarios, la inseguridad laboral, propio de las épocas de mayor apogeo del neoliberalismo, pero que aún no hemos podido como clase trabajadora organizada transformarlo en trabajo genuino, y con condiciones dignas. Confío en que estamos más cerca en Argentina que en Chile, de poder revertir esta situación.
Finalmente, el total repudio a la patota de Pedraza que le hizo perder la vida a un compañero y herir a otros; y la exigencia al gobierno del esclarecimiento de los hechos para que haya juicio y castigo.
Un abrazo.
Pedro Ponce

Anónimo dijo...

Estimado Atilio: A esta altura yodos sabemos que es la CGT. Falta saber ¿que es el PE?¿Una mujer triste por la muerte de otro "HIJO", denunciando otra vez a los grupos desestabilizadores? o el titular del PEj. que debe ejecutar, o sea ordenar, de acuerdo a lo mejor para el pueblo?.
Me pregunto: ¿La triple A era una organizacion creada para desestabilizar al Gobierno,o el brazo ilegal que ejecutaba lo que las fuerzas no podian?.Perdon por la incomodidad.

Anónimo dijo...

Estimado Atilio: estoy de acuerdo que el apoyo de los gordos de la CGT resta al gobierno, pero eso está claro sólo cuando se producen hechos como el asesinato de un militante opositor. ¿Pero qué sería del gobierno si tuviera a estos tipos en contra?. Todos sabemos que cuando se intentó ponerles límites a sus "negocios" estos tipos son capaces de hacer cualquier cosa, y en este caso la oposición de derecha sería todavía más jodida de lo que es, y seguramente elogiaría como santos a estos burócratas. Por otra parte, este gobierno es, a mi gusto, ligeramente progre, siempre se mostró partidario de defender el capitalismo. La palabra socialismo, antiimperialismo y otras que van en esa dirección nunca salió de los labios de la presidenta. Eso no quita, a mi entender, que es, dentro de las opciones de gobierno que tenemos, lo más rescatable para quienes queremos un país más igualitario.

Gerardo Daniel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gerardo Daniel dijo...

Disculpen, las intervenciones están siendo muy interesantes pero resulta muy molesto eso de que diga Anónimo.
No soy quien para imponer cosas pero seria mucho más interesante si ponen su nombre. Para empezar porque por el estilo parece que son Anónimos diferentes y así se presta a confusión.
Bueno como siempre muy bueno el articulo.

Saludos.

juan manuel dijo...

GERARDO DANIEL.... MI NOMBRE ES JUAN MANUEL Y SOY EL PRIMER ANONIMO. LO UNICO QUE AYER PUBLIQUE Y OLVIDE MOSTRAR MI NOMBRE. SALUDOS.

Anónimo dijo...

gracias por su respuesta atilio, y perdon por el exabrupto del final.... es q situaciones como las del miercoles sobrepasan los sentimiento y los exacerban.
Anonimo (juan Manuel)

Anónimo dijo...

Yo detesto los anónimos , siempre me hice cargo de lo que dije. Ocurre que no sé si por mi ineptitud o porqué, no pude entrar porque me rechazaba la contraseña y así es que salió dos veces el envío.Comienza "estimado Atilio", porque verdaderamente lo estimo y es un honor para mí que publique un comentario mío.Soy Elsa Farina de Radov; vivo en Córdoba y admiro y comparto el pensamiento de Borón.

mienten dijo...

Querido Profesor,
¿Usted sabía qué en el Consejo Directivo Actual de la CGT ,sucede esto:

"Consejo directivo de la CGT.Responsable de la
Secretaría de Cultura, Ciencia y Técnica: JOSE PEDRAZA.-CGTwww.cgtra.org.ar Consejo Directivo Consejo Directivo"

Nosotros estamos pensando que esa situación debe ser denunciada ante la OIT, sede Buenos Aires...
Decimos, un sindicalista/empresario,involucrado en el conflicto donde asesinaron a Mariano, ¿Cómo puede ser titular de semejante cargo?
Y además parece que esa Secretaría recibe fondos del estado, como si fuera un departamento del CONICET, por eso le pusieron el mismo nombre...
Lo saludamos atentamente,
Colectivo Interpelación Popular,
Ref. Mercedes Centena, Lic. Sociología.

Laura Huertas dijo...

Hola Atilio y todos...un gusto este blog. Coincido plenamente con la importancia de atender a las alianzas que establece este gobierno con miras al 2011, es más, creo que de ellas dependerá no sólo el triúnfo o la derrota del kirchnerismo sino la posibilidad misma de cualquier proyecto de transformación, por más tímido que sea. Y para preservar las condiciones mínimas de formación de un bloque de izquierda, de un espacio de influencia o presión sobre las políticas de gobierno hay que diferenciar. Creo que no es lo mismo Pedraza que Piumato, ni Moyano que las tres A. No diferenciar es no hacer política y eso lleva, como a los compañeros troskistas, a una oposición binaria de amigo-enemigo, a dividir al campo popular y a la izquierda y terminar marchando con la SRA. El asesinato político de Mariano marca una agudización del enfrentamiento; y como dijo JC Marín el que define el carácter del enfrentamiento es el que se siente atacado, lo asesinó la derecha sindical,se sienten atacados por el kirchnerismo. Por algo será...

Oscar Wilder dijo...

Todos saben que no comparto gran parte de la ideología de Don Atilio, pero este artículo es excelente y ventila verdades incómodas. Lo felicito, en serio, y me congratulo de que este espacio sea plural.

Me preocupa la Argentina del corto y mediano plazo con esta patota sindical.

Anónimo dijo...

http://www.gara.net/paperezkoa/20101024/228089/es/El-frente-numero-esta-medios-comunicacion-control-opinion-publica

Anónimo dijo...

Aquí está la verdad sobre la democaracia y el pluralismo que defienden tipos como Vargas Llosa sr. y jr. y Oskkkar Wilder:

http://www.gara.net/paperezkoa/20101024/228195/es/Wikileaks-revela-muerte-31-civiles-dia-Irak-durante-seis-anos

Martín Gianella dijo...

Atilio, la Juventud Sindical actual no tiene nada que ver con la de los 70. No vivieron esa época.

Si los propios compañeros que combatieron en los 70 desde la izquierda peronista reconocen esto no veo por qué usted no.

La JS no es macartista, es peronista. Seguro que hay peronista macartistas, pero si usted llama macartista a peronistas como Hernandez Arregui, Puigross o Arturo Jauretche creo que estamos en un problema gravísimo.

Y lo lamento pero no son burócratas, son obreros (¿no los vio trabajar acaso como tales? Yo los veo en la calle laburando con la remera esa que tiene Cristina muchas veces).

Hoy ellos dan una lucha, y en todos sus cánticos critican a la dictadura, los 90 y el neoliberalismo.

Si usted es marxista, debe entender que esos obreros no son el enemigo. Si quiere que sean revolucionarios, confundir y combatirlos con la palabra no es el camino.

Los obreros no les perdonaron nunca al PC lo que hicieron en 1946. No repitan errores.

Atilio A. Boron dijo...

Hola Martín, gracias por tus comentarios. Aclaro que el problema no son los obreros que usan la camiseta de la JS sino el objetivo para el cual fue creada por la CGT y por Néstor Kirchner: ser un instrumento político para la lucha electoral, y nada más. Seguro que dentro del peronismo hay gente de izquierda, pero coincidirás conmigo que son los que suelen ser víctimas de sus compañeros. Al fin y al cabo a la izquierda peronista la exterminó, literalmente, la derecha peronista (AAA) que siempre tiene la voz de mando.
Y en cuanto a los errores, y horrores, de la izquierda: tenés razón, y yo mismo escribí largo sobre el tema en un libro míollamado Tras el Búho de Minerva. Ojalá que haya aprendido de aquellos errores, aunque no estoy muy seguro de ello.

.

Hoy ellos dan una lucha, y en todos sus cánticos critican a la dictadura, los 90 y el neoliberalismo.

Si usted es marxista, debe entender que esos obreros no son el enemigo. Si quiere que sean revolucionarios, confundir y combatirlos con la palabra no es el camino.

Los obreros no les perdonaron nunca al PC lo que hicieron en 1946. No repitan errores.

Anónimo dijo...

Sobre tu nota, que espero se publique en Pàgina 12, me pregunto si, por un lado, el fin justifica los medios (con respecto al gobierno y su alianza con los gremialistas "duros"); y por otro lado me pregunto si Los Kirchner deberìan seguir a rajatabla (verticalismo que le dicen) las ideas de Peròn, o refundar un peronismo (o como se llame) nacional, popular e igualitario, donde no quepan punteros polìticos ni obreros prisioneros de gremialistas que dejaron de ser trabajadores (es decir, de representarlos) hace muuucho tiempo.Personalmente, yo sigo a los Kirchner porque los presiento alejados de Duhalde, de los "gordos" y del verticalismo de Peròn. Màs bien qusiera que desde el peronismo fundaran un partido o movimiento nuevo y clasista (en lo posible).
Enriqueta

olmo dijo...

si bien me parece muy bueno tu análisis sobre la situación política, creo que el problema del sindicalismo burocrático merece un trato mas profundo, que no le ha sido de dado hasta ahora. en primer lugar, se habla de burocracia sindical como si fuese algo homogéneo, cosa que no es cierta, y no se la define como lo que es, una forma de conducción, si no como una dirigencia maldita. Por otra parte, el sindicalismo de Moyano moviliza una cantidad muy importante de trabajadores, y no lo hace pistola en mano, entonces hablamos de una formación de poder que no se puede barrer solo con señalar su burocratización, por que aca radica el problema, la burocracia es nefasta como forma de conduccion, pero para debe ser reemplazada por un movimiento de bases que contenga un pensamiento estratégico común. OLMO

olmo dijo...

Por otro lado, ¿que medidas debe tomar un gobierno con respecto a la burocracia sindical?, cuando hablamos de sectores de izquierda que el gobierno debe atraer ¿de quien hablamos?¿del MAS?¿del PO?, etc

olmo dijo...

Por último: lo que usted plantea es un callejon. por un lado una CGT burocratizada que no ayuda al gobierno, por otro un izqierda que no lo apoya por su relación con dicha central, y una necesidad de profundizar medidas para ganar electorado. o sea, ¿de donde sacamos el apoyo para profundizar medidas?,¿como se gobierna sin la CGT? ¿como se consigue el apoyo de una izquierda que muchas veces a jugado para otros intereses?

Jonathan dijo...

Disculpeme Atilio pero tengo que pararme a aplaudir a su ultimo comentarista... Espero ansioso su respuesta.

JONI

Gerardo Daniel dijo...

Tal ves no confundiendo los partidos con la población. Digo yo soy marxista y de izquierda y no entre ni por casualidad puedo entrar dontro de la descripción que hace Olmo.
Pasa que si se hace como hace el Kirchnerismodonde de movida se acoto con quienes se podia dialogar.
Paso años desarmando toda organización de izquierda no partidaria y que no estuviese bajo la orbita de algun aparato burocratizado. Ahora decir que no hay otra alternativa es risible.
Por otro lado la de Olmo es una lectura defectuosa por donde se la mire en ningun momento se unilateralizan las categorias como pretende Olmo. De hecho se hace referencia a que este gobierno niega la personeria a la CTA, más allá de los defectos que tiene esta ese podria ser un muy buen comienzo para empesar a resolver el dilema que plantea Olmo.
Pero claro desde la mentalidad lineal de un justicialismo que ve las cosas blanco y negro y fuera de foco eso no es de esperar.

Saludos.

olmo dijo...

gerardo daniel: me parece que no tiene sentido plantear que el problema radica en: "...la mentalidad lineal de un justicialismo que ve las cosas blanco y negro y fuera de foco...", ni tampoco en la personería no otorgada a la CTA. yo tambien opino que el justicialismo tiene ese problema y que la CTA merece la personeria, pero el problema es mucho mas profundo.

olmo dijo...

como ciudadanos de izquierda no podemos esquivar nuestra responsabilidad política en no haber generado un espacio de organización distinto y decir que esto todo culpa del tenebroso justicialismo, y mucho menos podemos renunciar a la necesidad de hacer un propuesta concreta sobre como solucionar los problemas que señalamos. yo tambien creo que el movimiento sindical esta burocratizado, pero entiendo que señalarlo no basta, señalar a la dirigencia como la madre del problema, escuche bien , es un comportamiento propio de burocratas.

olmo dijo...

Por último, no podemos dejar de tener en cuanta las cuestiones coyunturales a la hora de hacer una critica, de lo contrario estamos dibujando en el aire.

Gerardo Daniel dijo...

Pasa que las propuestas concretas no se hacen en un blog. Aquí se postean analisis, y plantear estas en cuestiones dicotomicas no es valido.
Este gobierno no tiene donde apoyarse fuera de su base burocratizada porque lo busco exprofeso.
Yo no creo que este gobierno sea capaz de atraer ningun elemento de izquierda simplemente porque no creo que le interese. Tiene demasiados socios en mineras y petroleras para que sea de otro modo.
Como dije al principio esto es solo un blog donde debatir ideas. Las propuestas concretas son para organizaciones y movimientos que, por lo menos es lo que trato de hacer en mi militancia de todos los dias, primero que nada deben buscar una reorganización y reagrupación desde las bases y no pensar en un gobierno en el que no tienen ningun tipo de cabida desde el vamos.

Saludos.

Atilio A. Boron dijo...

Hola todas y todos. Agradezco los comentarios y el debate. No puedo entrar en mayores detalles. Si quisiera decir, en relación a lo que planteaba Olmo (... profundizar medidas para ganar electorado. o sea, ¿de donde sacamos el apoyo para profundizar medidas?,¿como se gobierna sin la CGT? ¿como se consigue el apoyo de una izquierda que muchas veces a jugado para otros intereses?), a lo que digo: con la CGT no se puede hacer gran cosa, porque es parte integral de los componentes más retrógradas del modelo. Si la propia Unión Ferroviaria gestiona empresas "truchas" donde la precarización laboral y la tercerización es la norma, y lo mismo ocurre con los principales gremios de la CGT, ¿cómo creer que con su apoyo iremos a revertir esa situación? O, como decía en mi nota en el blog, ¿no tiene nada que ver el "sindicalismo organizado" con la regresión en la distribución de ingresos y el estancamiento y retroceso del salario real experimentado en los últimos veinte años? Si el gobierno optase por buscar un apoyo social diferente, para lo cual tendría que hacer YA MISMO, una reforma tributaria, redistribuir YA MISMO ingresos y rentas, reconstruir YA MISMO el Estado para garantizar la salud y la educación públicas, si hiciera todo eso podría olvidarse de la CGT y, además, tendría grandes chances de ganar las próximas elecciones. ¿O alguien cree que la movilización del 15 de Octubre en Ríver refleja algo más que la capacidad del sindicalismo de pagar a razón de "cien pesos por nuca"? Reitero lo que dije en mi blog: si se puede ganar con el PJ y la CGT, por qué Néstor perdió a manos de un desconocido en la crucial provincia de Buenos Aires? Respuesta: porque esos aparatos no conducen a nadie.
Gracias por los comentarios.

olmo dijo...

sobre lo dicho gerardo: las propuestas concretas deben tambien hacerse en blogs, los intelectuales deben hablar de estas cosas y no quedar relegados a una crítica que no se involucre en el "como" hacer.
sobre lo dicho por Bonron: usted niega la posibilidad de que la juventud sindical sirva para algo mas que para lo que fue creada, fines electorales. tambien niega la posibilidad de que le CGT participe en la construccion de un modelo distinto de país. ya lo dijo Foucault:"el origen es el disprate", aunque como occidentales nos cueste debemos aceptar que las cosas pueden nacer desde de sus opuestos, sobre ejemplos historicos.

olmo dijo...

Por último: yo sí dudo que el acto en river solo representa clienteliso.

Gerardo Daniel dijo...

tambien niega la posibilidad de que le CGT participe en la construccion de un modelo distinto de país.

Con la actual cupula?, si! la CGT NO puede participar en ningun modelo distinto de pais.


Y esto no tiene nada de ridiculo.
Lo digo en tanto que base de sindicato docente.
Es simplemente la aceptación valerosa de los hechos.

Por supuesto a Foucault nunca le interesaron los hechos estaba comodamente ubicado en su universidad Francesa.

Saludos.

olmo dijo...

ya se lo dije antes gerardo, señalar a la cúpula como punto escencial del problema es propio de burocrátas y más los es negar a toda la CGT por su dirigencia.

Gerardo Daniel dijo...

Bueno es claro que nuestras posiciones están demasiado alejadas como para llegar a un punto de acuerdo.
Sin embargo debo marcar que decir y repetir "eso es de burocratas" es simplemente descalificar sin argumentos, ni ideas lo cual habla por demás de su nivel de militancia (o sea nulo).
Simplemente lanzar chorradas, como dicen los españoles, y punto. Seguramente con sujetos de su nivel la Izquierda realmente va llegar a algo. Pero seguramente no sera nada bueno para las clases populares. Y por supuesto los individuos de su calaña simplemente se dedicaran a llorar y echarles la culpa a otros.

Aclaro de antemano que es mi ultima intervención en este punto porque con elementos del nivel de Olmo no se puede llegar a nada productivo.

olmo dijo...

burócrata no es un insulto, es una categoría de análisis. me base en william cooke, apuntes para la militancia. según este libro un movimiento se burocratíza cuando no hay un política de fines y un pensamiento estrategico compartido en todo el movimiento. la ausencia de un pensamiento estratégico da como resultado un diagnostico errado de la situación cuando lo imposibilita totalmente. la discusión debe centrarse en correlación de fuerzas, en formación de poder y posibilidades coyunturales, no en la mayor o menor intención de los dirigentes de responder a la bases. la CGT es la central mas grande de trabajadores, no podemos negar el poder que ha construido por más que lo critiquemos, hay que transformarlo.
aunque nuestras opiniones sean muy distintas la posibilidad de debatir es buenisima, te agradezco el tiempo, tengo 20 años y necesito pasar por estas discusiones . por último, criticar a Foucault por academisista en el blog de Boron parece un chiste sutil.

olmo dijo...

De antemano le acepto las disculpas por esto: "...se dedicaran a llorar y echarles la culpa a otros"."descalificar sin argumentos, ni ideas lo cual habla por demás de su nivel de militancia (o sea nulo".

Fuauser Wax dijo...

me parece que categorias de analisis son varias, pero la realidad es una sola. La cupula de la CGT, es un organo del cual no se desligar responsabilidades, hoy en dia forma parte de las 3 fuerzas mas grandes de la nacion, pero hago hincapié en lo que dice Olmo, "la CGT es la central mas grande de trabajadores, no podemos negar el poder que ha construido por más que lo critiquemos, hay que transformarlo"; esta relacion es la que tenemos que hacer, si es un organo de poder, demonos cuenta de que es época de transformaciones, pero no hagamos ojos ciegos, me parece que las disputas entre militancia o no militancia, es la fragmentacion la que divide.

Fuauser Wax dijo...

otra cosa, este es un blog de discusion, hagamos que esto sea mas comun entre la gente, no denigremos opiniones ni discriminemos, eso es lo mas bajo que podemos hacer, si todos sabemos que la union hace la fuerza

Anónimo dijo...

e kirchnerismo tiene4 patas,
la sindical,
los barones del conurbano,
la liga de gobernadores
y el poder macroeconómico:
Pool de siembras
bancos
mineras
petroleras y telefónicas

LINDO COCKTEL

Atilio A. Boron dijo...

Hola todas y todos: gracias por sus aportes. Hemos sumado 40 comentarios al artículo, y creo que habrá muchos más. Son temas que estarán en el centro del debate político argentino en los próximos meses. Seguiremos dialogando.

Federico Weinhold dijo...

Buen analisis a mi entender. El sindicalismo tiene que mantenerse para enfrentar tanto las patronales como a los gobiernos. Democraticamente y sin presiones interna o externas...o eso seria lo ideal.
En lo que disiento es la centralidad o importancia que le da a como caiga en el electorado con quien y que hace el gobierno nacional. Dando demasiada importancia al tema de imagen u obtención de votos. ¿No seria mejor criticar y mejorar el sindicalismo por que es justo y necesario y no por el factor de ser piantavotos o no?.

nos61 dijo...

Esperaba el resultado de las primarias para hacer un comentario. Sabía que se ganaba, ahora le pregunto Sr. Borón, con todo respeto ¿cuáles eran los piantavotos?
Fuí, soy y seré Peronista, por eso apoyé a Néstor desde el principio y a Cristina, para nosotros los trabajadores siguen siendo la columna vertebral de nuestro movimiento, creo que si hay algo que modificar en el sindicalismo debe hacerse con algo superador y desde el sindicalismo. Si no se cree en el Peronismo, no se sume a él. Néstor y Cristina son Peronistas, aunque los llamen Kirchneristas.

Anónimo dijo...

Qeu dificultad para ver las diferencias hacia adentro del sindicalismo. Moyano nunca fue aliado de Pedraza y si estaban en una única CGT era porque Nestor los contenía como a los gordos. La verdad que me sorprende Atilio. Tomada fue un eterno socio de Pedraza. Moyano, incluso a diferencia de muchos, siempre estuvo en la calle. Recuerdo una nota suya en Página que frente a los muertos del puente de Corrientes de Storani-Garré por la movilización de la CGT disidente bien diferenciaba este tipo de situaciones. Sus supuestos vínculos con la triple A no están comprobados, como si los favores que le hacía el PC a Videla cajonenado Habeas Corpus en la Liga de los Derechos del Hombre...

top